Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ABC de nombres
Ayer a las 17:45 por Guadalupe Zapata

» Juego de Rangos
Ayer a las 17:44 por Guadalupe Zapata

» A B C de Flores
Ayer a las 17:22 por Guadalupe Zapata

» A B C De Colores
Ayer a las 9:39 por alexana

» Propuestas Agosto 2018
Ayer a las 6:51 por martenu1011

» ABC de Cantantes y Bandas
Ayer a las 6:50 por Guadalupe Zapata

» De 2 en 2 hasta 10.000
Jue 16 Ago - 16:48 por alexana

» Números del 1 al infinito !
Jue 16 Ago - 16:45 por alexana

» Ranguitos para todos
Jue 16 Ago - 13:04 por katrinakurt

[/hidecode]Bloquear botón derecho[hidecode]
SELECCION DE TEXTO

Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por mariateresa el Jue 2 Mar - 12:07

@YANI Y @EILYNO GRACIAS POR SUS RECOMENDACIONES TERMINANDO EN LO QUE ESTOY VOY A BUSCAR MAS DE LA AUTORA. Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow

ME PRODUCE MUCHA TERNURA MANNY SU FORMA DE SER Y COMO VE LA VIDA Y BUENO BLUE LA ESTAMOS RECIÉN CONOCIENDO POR LO QUE SE VE ES UNA CHICA SENSIBLE QUE QUIERE SER RUDA SU VIDA NO HA SIDO FÁCIL SE ENTIENDE POR QUE TRATA DE SER A SI..

GRACIAS POR LOS CAPI CHICAS


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1836
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por carolbarr el Jue 2 Mar - 13:56

"Él era el único en la escuela secundaria que no tenía miedo de ser él mismo. Tal vez era el resto de nosotros quienes necesitábamos descifrarnos a nosotros mismos"


Asi sucede, especialmente en el colegio, tratamos muy fuerte de parecernos a los demas para que no nos traten diferente, me cae muy bien Manny


Una vida dura la de Blue, ahora no entiendo porque si la mama encontró la habitación dejo a la niña en el carro, sera que sabia que se iba a encontrar con su asesino? Que sabia que no le iba a ir bien en esa reunión? porque por los primeros capitulos no parecia una mala persona...
Me gusta un profesor que se salga del molde y quien no se enamora de un profesor como este???



Gracias por el capítulo
avatar
carolbarr

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 28/08/2015
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por citlalic_mm el Jue 2 Mar - 17:45

Mucho que procesar, primero no le agrada Wilson, después esta atraída por “la clase”, supongo que con ese maestro que sabe de todo y que ha impactado a muchos en la escuela y como dice es "una novedad muy atractiva”, yo también esperaría que llegara la última clase con impaciencia…


Esta tomando forma la lectura, interesante y educativa con lo que explica de la mitología griega y de las arpías, abra que ver cuantas de estas nos rodean y sin duda me dio algo en que pensar…
¿Y si lo que crees acerca de ti o de tu vida no es más que un mito que te detiene? 


Y no olvidemos Manny es solo Manny…  
 
“Aquí las arpías repelentes hacen sus nidos,
Quienes condujeron a los troyanos de Estrofades
Con anuncios terribles que vienen con dolor.
 
Tienen alas anchas, un cuello y el rostro humano,
Garras y vientres hinchados de plumas; ellas graznan
Sus lamentos en los misteriosos árboles.”
avatar
citlalic_mm

Mensajes : 898
Fecha de inscripción : 04/10/2016
Edad : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Jue 2 Mar - 18:15

Many es genial






avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por wordsofthisgirl el Jue 2 Mar - 19:13

La madre de Blue era una drogadicta.

Blue es problemática y lo usa como una coraza.
 Me recuerda totalmente a esta canción.


Manny es Geniaal <3

No habia oido de esta historia, mil gracias a la que postulo este libro!

Es muy atrapante!!


   
avatar
wordsofthisgirl

Mensajes : 1155
Fecha de inscripción : 16/07/2016
Edad : 22
Localización : venezuela

https://entrelibrosyunbuencafe.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Jue 2 Mar - 23:08

3

Ceruleo


     Cuando Julio César cruzó el Rubicón, él sabía lo que significaría. —El señor Wilson estaba mirándonos sombríamente, como si Julio César fuera su casero y acabara de cruzar el Cubo Rubic ayer. Suspiré y tiré hacia atrás mi cabello, encorvándome aún más en mi asiento.
—Fue considerado traición el traer un ejército permanente a Italia propiamente. Los senadores en Roma estaban intimidados por el poder de César y su popularidad. Querían controlarlo, ven, y estaba bien si él estaba ganando batallas por Roma, conquistando a las tribus celtas y germánicas, pero no querían que se volviera demasiado rico ni demasiado popular, y eso era exactamente lo que estaba pasando. Añadan a eso las propias ambiciones políticas de Julio César, y tienen una receta para el desastre... o por lo menos, la guerra civil.
     El Sr. Wilson caminó por el pasillo, y me di cuenta con sorpresa que parecía tener la atención de mis compañeros de clase. Estaban observándolo de cerca, esperando lo siguiente que diría. Él no usaba notas o leía un libro de texto o manual. Sólo hablaba, como si estuviera relatando los aspectos más destacados de una película sobre un asesino.
     »César tenía algunos amigos en las altas esferas. Ellos fisgoneaban alrededor, susurraban en unos pocos oídos, y descaradamente trataron de influir en el Senado. Pero el Senado no quería ser parte de esto. Le dijeron a César que disolviera el ejército y renunciara a su cargo, o correría el riesgo de convertirse en un “enemigo del Estado”. Utilizamos el mismo término hoy en el gobierno de los Estados Unidos. Básicamente, significa que el gobierno te encuentra culpable de crímenes contra tu país. Las personas que venden secretos nacionales, espían para otro país, ese tipo de cosas, se consideran “enemigos del Estado”. Muy 007 sin el glamour o las acrobacias increíbles o las adecuadas chicas Bond.
     Me encontré a mí misma sonriendo mientras el resto de la clase se rio, y me maravillé de que me hubiera olvidado por un momento que no me gustaba el señor Wilson.
     »Además, ¿pueden imaginarse lo que esa etiqueta le haría a alguien? Algunos podrían argumentar que esa etiqueta es utilizada como una herramienta política, una herramienta para reprimir o intimidar. Acusen a alguien de ser un traidor a su país, un “enemigo del Estado” y su vida se termina. Es como acusar a alguien de ser un abusador de menores. No era diferente en la antigua Roma. Así que tenemos a Julio César, ambicioso, enojado de que se le esté diciendo que ya no puede liderar a su ejército, y básicamente siendo amenazado con feas etiquetas y traición.
     »Para acortar la larga historia, él trae a su ejército a la orillas del Rubicón, el cual no existe en la actualidad, así que nadie sabe realmente si era sólo un pequeño arroyo o un río importante, y él se queda ahí, pensando. Les dice a sus hombres. “Todavía podemos retirarnos. No es demasiado tarde, pero una vez que pasemos este puente, tendremos que luchar.
—Usted dijo que él era rico, ¿verdad? ¿Por qué no sólo toma su dinero y se va? Mandar al infierno al Senado, dejarlos manejar al ejército, conquistar personas, o lo que sea. Ellos no lo aprecian, bien. ¿Cuál era el punto? ¿Qué tenía que demostrar? —Me encontré a mí misma haciendo la pregunta, incluso antes de que me diera cuenta de que estaba diciendo las palabras en voz alta. Sentí el calor de la vergüenza viajar hasta mis mejillas. Nunca hacia preguntas en clase.
     El Señor Wilson no actuó sorprendido de que yo estuviera participando, y respondió de inmediato. —Él era rico y poderoso. Podría haberse retirado a la Galia, vivido en el regazo del lujo, y haber sido alimentado de uvas por el resto de su vida. —Todo el mundo se echó a reír. Yo fruncí el ceño. El Señor Wilson se detuvo frente a mi escritorio y me miró con curiosidad.
—¿Por qué crees que llevó a su ejército a Roma, Blue?
—Debido a que era un pavo real sangriento, y quería ser rey —le respondí de inmediato, tratando de imitar su acento. La clase se echó a reír una vez más—. Y porque no le gustaba ser utilizado o controlado. —Terminé más tranquilamente, sin el acento.
—Creo que tienes razón en ambas consideraciones. —El Señor Wilson se alejó, arrastrando al resto de la clase a la conversación—. Esto termina con que Julio César tomó una trompeta y corrió hacia el puente. Marcó el avance con el sonido de la trompeta y gritó... y estoy citando, “¡Vayamos a donde los presagios de los dioses y los crímenes de nuestros enemigos nos convocan! El tinte está lanzado ahora”. ¿Qué creen que significa eso? El tinte está lanzado ahora.
     El aula estaba en silencio. Por supuesto que había chicos que sabían la respuesta, pero, por costumbre, nadie levantaba la mano.
—La hazaña está terminada, su ganso está cocido, la leche está derramada, su cama está hecha —dije en una voz muy aburrida.
—Sí —Wilson ignoró mi tono—. Esto estaba en las manos del destino. Él había cruzado el Rubicón y no había vuelta atrás. Todos sabemos lo que finalmente le sucedió a Julio César, ¿no? —No, no lo sabíamos. Yo sí, pero estaba más allá de ser la estudiante estrella.
—Julio fue asesinado, un asesinato trazado con la ayuda de su amigo. Shakespeare escribió una obra perversa llamada Julio César, que todos ustedes han sido asignados a leer y la cual será examinada este viernes. —Los lamentos comenzaron, pero Wilson sólo sonrió—. Les dije, la literatura narra la historia mucho mejor que los libros de texto, y es infinitamente más divertida aprenderla de esa manera. Silencien sus quejas. Me lo agradecerán algún día. —¿Quejarnos? Esa era una que no había oído antes.
     »Así que Julio César cruza el Rubicón, corriendo hacia su destino. Y fue un destino tanto glorioso como trágico. Llegó al pináculo del poder, y al final descubrió que el poder es una ilusión.
     »Así que eso nos lleva a la tercera ronda, gente. Siéntense libres de agregar páginas como necesiten. Esta es la tarea que iniciamos el primer día de clases. Y sólo va a seguir creciendo. Ustedes han escrito un poco de su historia, al menos en términos generales. Ahora quiero que tomen un momento de su vida. Un momento dónde la suerte fue echada, dónde ustedes cruzaron su Rubicón metafórico y no pudieron volver atrás. Quiero que me digan cómo los formó o cambió. Tal vez fue algo que estaba más allá de su control, algo que les pasó, o tal vez fue una decisión real que tomaron. Para bien o para mal, ¿Cómo eso afectó a la dirección de su historia?
     Uno por uno, Wilson comenzó pasando los papeles a mis compañeros de clase, haciendo un comentario aquí o allá. Suspiré, recordando que había tirado el mío en la basura. Una vez más. El aula se tranquilizó cuando la gente se puso a trabajar. Arranqué una hoja de papel en blanco de un cuaderno y me preparé para empezar de nuevo. Wilson súbitamente estaba de pie delante de mi escritorio, el cual por desgracia se había mantenido justo en la primera fila desde que él nos había asignado a los asientos que habíamos “elegido” el primer día de clases.
     Puso una hoja de papel en mi escritorio. Bajé la vista hacia esta con sorpresa. Mis ojos se dispararon a los suyos y luego de vuelta a mi papel. Era el papel que había tirado. Dos veces. Él debía haberlo recuperado después de que salí de la habitación ese día. Había sido alisado y puesto plano de nuevo, como si lo hubiera colocado entre un par de libros pesados. Mis palabras me devolvieron la mirada, casi burlándose.
—No tiene sentido huir del pasado. No podemos tirarlo a la basura o fingir que no sucedió, señorita Echohawk. Pero tal vez podamos aprender algo de este. Usted tiene una historia interesante, y me gustaría que me dijera más. —Se volteó para alejarse.
—Parece un poco injusto para mí —le espeté, y de inmediato desee haber mantenido mi boca cerrada cuando treinta pares de ojos se centraron en mí.
Wilson levantó las cejas, ladeó la cabeza con curiosidad y cruzó sus brazos.
—¿Qué quiere decir? —preguntó en voz baja. Esperaba que se le pusiera la cara roja o me botara. Eso es por lo general lo que sucedía en mis otras clases cuando no podía mantener mis comentarios descarados para mí misma.
     Me encogí de hombros e hice explotar el chicle que se suponía que no estaba masticando. —Usted nos pide que desnudemos todo, escribir nuestros pequeños secretos, nuestros momentos más bajos, pero no lo veo compartiendo nada personal con nosotros. Tal vez no quiero que sepa mi historia.
     La clase estaba en silencio. Sorprendentemente. Parecía que todos estaban conteniendo la respiración, esperando a ver si Blue Echohawk finalmente había ido demasiado lejos. Cuando Wilson no explotó, sino que simplemente me miró como un búho por varios largos segundos, la tensión se alivió un poco.
—Está bien. Suficientemente justo. —Accedió Wilson tranquilamente—. Pero yo soy el maestro, lo que por definición significa que yo instruyo y tú aprendes, así que las cosas no van a ser necesariamente justas porque tenemos diferentes roles. Y en aras del tiempo, no voy a pasar el período de clase hablando de mí mismo.
—¿Qué tal unas veinte preguntas? —habló alguien desde el fondo de la clase.
—O girar la botella —gritó alguien más, y algunas personas se rieron.
—Les diré qué. Yo les daré una breve línea de tiempo, al igual que ustedes lo han hecho para mí, y luego les diré mi momento crucial. ¿Trato hecho? De esa manera la señorita Echohawk puede estar segura de que todo es justo. —Me guiñó un ojo, y resistí el impulso de sacarle la lengua. Los maestros no se suponía que fueran jóvenes y lindos. De alguna manera eso realmente me molestó. Sólo arqueé una ceja con desdén y miré hacia otro lado.
—Nací en Manchester, Inglaterra. Tengo dos hermanas mayores. Una hermana aún vive en Inglaterra, al igual que mi madre. Mi hermana mayor, Tiffa, vive en Las Vegas, que dicho sea de paso es lo que me trajo aquí. Tengo veintidós años. Terminé lo que llamamos universidad cuando tenía quince años, que supongo es el equivalente de graduarse de la secundaria muy temprano.
—¡Vaya! Así que usted es muy inteligente, ¿eh? —Esta brillante deducción fue ofrecida por una chica con una voz de Marilyn Monroe que utilizaba plumas brillantes y escribía cada letra de su nombre en un color diferente, rodeado de corazones y estrellas. Yo la había llamado Destellos.
     Resoplé con fuerza. Wilson me lanzó una mirada, y decidí que probablemente era el momento para que me callara.
—Nos trasladamos a los Estados Unidos cuando tenía dieciséis años para que pudiera ir antes a la universidad, lo que simplemente no se hace en Inglaterra. Mi madre es inglesa, pero mi papá era un americano. Él era médico y tomó una posición en el instituto de Cáncer Huntsman en Utah. Me gradué de la universidad cuando tenía diecinueve años, y fue ahí cuando tuve mi momento crucial. Mi papá murió. Había querido que yo fuera médico como él, en realidad cuatro generaciones de hombres de mi familia han sido médicos. Pero yo era más bien un desastre después de que murió y decidí ir en otra dirección. Pasé dos años en África, en el Cuerpo de Paz enseñando inglés. Descubrí que en verdad me gustaba la enseñanza.
—Debió haber sido médico —ofreció Destellos con voz entrecortada—. Ellos hacen más dinero. Y usted se habría visto súper lindo en uniforme. —Se rió en su mano.
—Gracias, Chrissy —Wilson suspiró y sacudió la cabeza con exasperación. Así que ese era su nombre. No era mucho mejor que Destellos.
—Este es mi primer año enseñando aquí en América. Y eso es todo. —Wilson miró su reloj—. Mi vida en dos minutos. Ahora es su turno. Tienen el resto de la clase.
     Miré a mi papel. La vida de Wilson era una prolija fila ordenada de acontecimientos y logros. Era inteligente. Eso era bastante obvio. Y era agradable. Y de aspecto agradable. Y venía de una buena familia. Todo eso... agradable. Tan diferente de mi propia historia. ¿Tuve un momento decisivo? ¿Un momento en que todo cambió? Efectivamente había tenido unos pocos. Pero hubo un momento en que el mundo giró, y cuando se detuvo, era una chica diferente.
     Viví con Cheryl por cerca de tres años, y en ese momento no hubo ninguna palabra de Jimmy. La búsqueda y rescate de Nevada finalmente había suspendido las tareas de búsqueda después de haber sido incapaces de encontrar algún rastro de él. No hubo protestas, ni conocimiento público de su desaparición, ni demandas de que la búsqueda continuara. Era un desconocido. Sólo un hombre que significaba el mundo para una niña.
Durante esos tres años, intenté con todas mis fuerzas no renunciar a él. No en las primeras semanas cuando mi asistente social me dijo que tenía que poner a mi perro, Icas, a dormir. No cuando, semana tras semana, no hubo ninguna señal de Jimmy. No cuando Cheryl fumaba incesantemente en el apartamento, y tenía que ir a la escuela oliendo mal, mi pelo y ropa olían a cigarrillos, sin amigos y despistada, torpe y extraña, en mis propios ojos y los ojos de mis compañeros de clase. No estaba dispuesta a admitir que Jimmy se había ido, y la pura voluntad obstinada mantuvo mis ojos hacia delante y me volvió fuerte.
     Si no fuera por las bromas ocasionales, realmente me gustaría la escuela. Me gustaba estar con otros chicos, y el almuerzo escolar parecía una fiesta diaria después de años de comer de una estufa de campamento. Me gustaba tener más libros a mi disposición. Mis profesores decían que era inteligente, y trabajaba duro, tratando de ponerme al día, a sabiendas de lo orgulloso que Jimmy estaría cuando le mostrara los libros que pude leer y las historias que había escrito. Anoté todas las historias que me había dicho, todas las cosas que eran importantes para él, y, por lo tanto, importantes para mí. Y esperé.
     Un día llegué a casa para encontrar a mi trabajadora social esperándome. Me dijo que habían encontrado a mi padre. Ella y Cheryl se volvieron hacia mí cuando me acerqué al apartamento. Cheryl soplaba anillos de humo enormes, y recordé maravillada su “talento” antes de ver la expresión de su rostro, la mirada dura alrededor en sus ojos y la boca caída de la trabajadora social. Y lo supe. Un excursionista había estado subiendo una grieta, y había visto algo más abajo, introducido profundamente en la parte inferior de la grieta, y en cierto modo protegido de los elementos y los animales que seguramente habrían esparcidos sus restos. El escalador pensó que parecían restos humanos. Había llamado a las autoridades que enviaron un equipo. Los restos de Jimmy fueron llevados unos días más tarde. Había caído desde una altura considerable. ¿La caída lo mató, o fue incapaz de trepar fuera de la grieta? Su cartera estaba en el bolsillo de su pantalón, que fue cómo supieron que era él. Misterio resuelto. Esperanza frustrada.
      Después de que la trabajadora social se fue, me fui a mi cuarto y caí en mi cama. Miré alrededor de la habitación que siempre mantuve ordenada e impersonal. Nunca la había considerado mi habitación. Era el lugar de Cheryl, y yo estaba en casa de Cheryl. Todavía tenía la serpiente en la que había estado trabajando el día que Jimmy desapareció. Guardé las piezas que aún no había vendido o completado y se encontraban en la esquina, acumulando polvo. Las herramientas se hallaban debajo de mi cama. Y eso era todo lo que quedaba de la vida de Jimmy Echohawk, y todo lo que quedaba de mi vida... antes. La oscuridad descendió sobre el apartamento y todavía yacía allí, mirando al techo y la marca de agua marrón que vagamente se asemejaba a un pesado elefante. Había llamado a la marca de agua Dolores e incluso hablaba periódicamente con ella. Mientras miraba, Dolores comenzó a desdibujarse y crecer, como una de esas cosas esponjosas que se expanden cuando las dejas en agua. Me tomó un momento darme cuenta de que estaba llorando, que no era Dolores quien flotaba, era yo. Flotando, flotando, a la distancia.
     Algo se deslizó por mi mejilla y salpicó en mi brazo, y me sacudí, mirando hacia abajo con sorpresa donde mis brazos enmarcaban la página que Wilson había colocado delante de mí. Agaché la cabeza y cogí mi bolso, disimuladamente secando la humedad de mi cara. Agarré mi polvo compacto, revisando mi maquillaje de ojos en busca de rayas reveladoras. ¡¿Qué diablos me pasaba?! ¿Llorando en clase de historia? Tiré mi bolso y agarré mi lápiz, decidida a terminar la asignación.

     "Érase una vez una pequeña mirlo, empujada desde el nido, no deseado. Desechado. Luego, un halcón lo encontró, se abalanzó sobre él y se lo llevó, dándole un hogar en su nido, enseñándole a volar. Pero un día el Halcón no regresó a casa, y el pajarito estaba solo de nuevo, no deseado. Quería volar lejos".

     Dejé de escribir, recordando. Esperé hasta que Cheryl se fue a trabajar y luego me fui al baño y llené la bañera. Me quité la ropa y me sumergí bajo la superficie negándome a pensar en Cheryl encontrándome, viéndome desnuda. Mi cuerpo había comenzado a cambiar y mostrar signos de madurez, y la idea de que alguien viera mis partes privadas era casi motivo suficiente para hacerme cambiar de opinión acerca de lo que estaba decidida a hacer. Me armé de valor y entré al baño regordete con la pintura descascarada y el linóleo sucio. Me obligué a volar como el halcón que había visto el día que Jimmy desapareció. Había llegado al campamento y colocado en una rama de pino cubierta de maleza justo por encima de mi cabeza. Había sostenido mi aliento, mirándolo mientras me miraba. No me atreví a moverme. Jimmy me dijo que los halcones eran mensajeros especiales. Me pregunté qué mensaje me traía. Ahora sabía. Me decía que Jimmy se había ido. Mis pulmones gritaban, exigiendo que levantara mi rostro del agua del baño, pero ignoré el dolor. Iba a flotar como la doncella de estrellas en mi historia favorita. Iba a la deriva hacia el mundo del cielo y bailar con las otras doncellas de estrellas. Tal vez vería a Jimmy de nuevo.
     De repente, estaba siendo sacada del agua por el pelo y caí en el suelo del baño. Mi espalda fue golpeada en repetidas ocasiones. Tosí y escupí, cayendo de nuevo a la tierra.
—¡¿Qué demonios, chica!? ¡¡Me diste un susto de muerte!! ¿Qué estás tratando de hacer? ¿Te quedaste dormida allí? ¡Santo infierno! ¡Pensé que estabas muerta! —El novio de Cheryl, Donnie estaba en cuclillas a mi lado. De repente, sus ojos estaban por todas partes, y dejó de balbucear. Recogí mis piernas, cubriéndome mientras me deslizaba en el estrecho espacio entre el inodoro y el tocador barato. Me observó irme.
—¿Estás bien? —Se acercó más.
—¡Fuera, Donnie! —Pedí, pero la tos me sacudía, debilitó mi demanda.
—Sólo estoy tratando de ayudarte, chica. —Donnie miraba la longitud de mis piernas mojadas, que era lo único que podía ver en ese momento. Pero él lo había visto todo cuando me sacó del agua del baño. Me hice lo más pequeña posible, mi largo cabello negro pegado a mí en mechones fibrosos, proporcionando poca cobertura.
—Vamos, niña —Donnie engatusó—. ¿Crees que estoy interesado en tus piernas flacas? ¡Diablos! Pareces un pajarito ahogado. —Se puso de pie y tomó una toalla y me la entregó, saliendo del baño con un profundo suspiro, una indicación de lo ridícula que pensaba que era. Me envolví en la toalla, pero me quedé presionada contra la esquina. De repente estaba demasiado cansada para moverme. Estaba demasiado cansada para siquiera tener miedo de Donnie.
     Pensé que le oí hablar con alguien. Tal vez había llamado a Cheryl. Ella no estaría contenta. Habrían tenido que llamarla en el casino. Tenía prohibido llamarla en el trabajo. Apoyé la cabeza contra el armario y cerré los ojos. Sólo quería dormir aquí. Esperaría a que Donnie se fuera, y luego volvería a entrar en la bañera donde estaba caliente y podría flotar una vez más.
     Sonó el timbre. Tiré mi lápiz con gratitud y agarré mi bolso, abandonando la tarea como si me estuviera quemando.
—Dejen sus trabajos en sus escritorios. ¡Voy a recogerlos! —dijo Wilson, evitando tener treinta páginas extendidas hacia él al mismo tiempo.
     Cogió los papeles restantes en silencio y se detuvo cuando llegó a la mesa donde estaba sentada. Lo vi leer la línea que añadí. Él me miró, una pregunta en su cara.
—No has escrito mucho.
—No hay mucho que contar.
—De alguna manera lo dudo. —Wilson volvió a mirar el papel y estudió lo que había escrito—. Lo que has escrito suena casi como una leyenda... o algo así. Me hace pensar en tu nombre cuando lo leí. ¿Lo hiciste intencionalmente?
—Echohawk era el nombre del hombre que me crió. No estoy segura de cuál es mi nombre.
Pensé que la audaz declaración le haría retroceder. Que lo haría sentir incómodo. Lo miré y esperé a que respondiera o me dijera que me fuera.
—Mi nombre es Darcy.
     Una risa salió de mi pecho ante la aleatoriedad de su respuesta, y él sonrió conmigo, rompiendo el hielo entre nosotros.
—Lo odio. Así que todo el mundo sólo me llama Wilson... a excepción de mi madre y mis hermanas. A veces creo que no saber cuál es mi nombre sería una bendición.
     Me relajé un poco, reclinándome en mi escritorio. —Entonces, ¿Por qué te llamó Darcy? Suena bastante a Barbie Malibu para mí. —Fue el turno de Wilson para inhalar.
—Mi madre ama la literatura clásica. Es muy anticuada. El señor Darcy de Jane Austen es su favorito.
     Sabía muy poco acerca de la literatura clásica, así que sólo esperé.
—Mira, señorita Echohawk…
—¡Uf! Deja de hacer eso! —gemí—. Mi nombre es Blue. ¡Suenas como un hombre viejo con una pequeña pajarita cuando hablas así! Tengo diecinueve años, tal vez veinte. No eres mucho mayor que yo entonces... sólo... ¡Detente!
—¿Qué quieres decir, tal vez veinte? —Wilson levantó una ceja interrogante.
—Bueno... No sé exactamente cuándo nací, así que supongo que podría tener veinte ya —Jimmy y yo celebramos mi cumpleaños todos los años en el aniversario del día en que mi madre me abandonó. Estaba bastante seguro de que tenía alrededor de dos años de edad en el momento. Pero no tenía forma de saber la edad que realmente tenía. Cuando por fin me inscribió en la escuela me habían puesto en mi grado por debajo de mi edad estimada por lo mucho que tenía que aprender.
—¿Tu... no sabes cuál es tu nombre... y no sabes cuándo naciste? —Los ojos de Wilson estaban muy abiertos, casi incrédulos.
—Hace que escribir la historia personal sea un poco difícil, ¿no? —Me burlé, enojada de nuevo.
     Wilson parecía completamente aturdido, y sentí una oleada de poder al haberlo bajado de su pedestal.
—Sí... supongo que sí —susurró.
     Pasé a su lado y me dirigí a la puerta. Cuando estaba a mitad de camino por el pasillo, lancé una mirada por encima de mi hombro. Wilson estaba en la puerta de su salón de clases, con las manos metidas en sus bolsillos, viéndome alejar.








avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Isa el Jue 2 Mar - 23:25

Que detalle del sr. Wilson conservar la hoja de Blue para que ella continue con su triste historia del Mirlo que seria ella, que se siente sola y abandonada segun mi punto de vista. No me estan gustando mucho Brandon ni su hermano Mason y eso que aun no se mucho de ellos. Pobre Gracie que quiere que Brandon la note ella aun es demasiado joven para el. Que joven es Wilson solo 22 años y ya es profesor me gsto que contara su historia para que sus alumns se abran con el al inspirarles confianza. Pobre Blue que se tuvo que quedar con Cheryl y la noticia tan tristede que Jimmy estaba muerto aunque lo sospechara ya que el no regreso. Que triste que Blue no sepa cuando nacio ni su verdadero nombre pale
Se llama Darcy esta bien ahora si estoy enamorada lol!





avatar
Isa

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 36

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Jue 2 Mar - 23:36

Es fuerte la historia de Blue, su madre le abandona, es criada por un indio exentrico, pero dentro de sus posibilidades cargo con esa niña, para colmar cae en donde una "tia" horrible, ha llevado una vida de Mierda, y creo que toda su bravura o rudesa es una mera coraza, me parece que si esta interesada en el profe bello pero se escuda bajo que le gusta la clase.






avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Rowina el Vie 3 Mar - 0:02

es un inicio de vida muy triste, el prologo me deje con muchas dudas y ganas de mas, que fue lo que realmente le paso a la mama de blue como llego a parar con Jimmy.
es una chica mala por que la vida no le enseño a sobrevivir de otra manera, ojala el prof Wilson la haga cambiar de parecer, no pude evitar divertirme con Manny!



avatar
Rowina

Mensajes : 321
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 21

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por RRZOE el Vie 3 Mar - 0:40

Vaya... he de decir que adoro a Manny, no hay nada como ser uno mismo siempre   

Es realmente triste la historia de Blue y como bien dice, es dificil contar tu historia cuando no sabes las partes mas importantes, como el dia que naciste y por ende tu edad Sad 

Aun no dan pistas de como termino Blue sola en el auto, no creo que su madre la haya abandonado. Creo que la dejo alli pensando que era un lugar mas seguro que el hotel al que iria.


"Una gran novela no implica juntar palabras
que no se interconectan.
En una gran novela, cada oración importa...
cada palabra tiene un significado"


avatar
RRZOE

Mensajes : 2195
Fecha de inscripción : 12/07/2016
Edad : 26
Localización : Valencia, Carabobo, Venezuela.

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por wordsofthisgirl el Vie 3 Mar - 12:56

Solo quiero saber como comienza la historia que une a Wilson yBlue.

Es muy triste no saber donde y cuando naciste :c


   
avatar
wordsofthisgirl

Mensajes : 1155
Fecha de inscripción : 16/07/2016
Edad : 22
Localización : venezuela

https://entrelibrosyunbuencafe.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por carolbarr el Vie 3 Mar - 13:17

Es triste no tener conocimiento y si es de ti misma, peor... Esos datos que son importantes para una persona, de donde vienes? cuando y donde naciste? que signo eres!? porque recuerdos a esa edad son casi nulos

Tiene una gran historia gracias a Jimmy.

Cada vez me gusta mas el profesor Darcy, jajaja la mama lo mato con ese nombre, pobre

Gracias por el capítulo
avatar
carolbarr

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 28/08/2015
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Yani el Vie 3 Mar - 13:29

Gracias Eilyn,rangos! Así que Jimmy murió, el momento más triste en la vida Blue, lo que definitivamente cambió todo para ella...A pesar de todo lo malo, Blue supo sobreponerse y convertirse en una persona fuerte, de carácter, al menos no se permitió ser débil.

Y hoy aprendimos sobre Julio César, me gustan las clases de este profesor




avatar
Yani

Mensajes : 3823
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por chio.2099 el Vie 3 Mar - 15:23

Casi me destroza la historia de Blue, si no espor que ella es fuete y determinda.  Mira que no saber el por que estas precisamente con este hombre, el cual le da lo que sus posibilidades.  Ok estaba en un error, jimmy era el de la camioneta pero no asesino a la madre y robo a Blue, la madre la dejo con el !!!!! PERO POR QUE ???  Seria el verdadero padre ??  No cualquiera se queda con una niña asi por que si.  Que feo que muriera, pero que hacia en las montañas solo ????? 
La historia de Wilson ... blue piensa que es casi toda perfecta pero supongo que fue mas dificil de lo que dejo ver, tener en tus hombros las espevtativas de tu familia y despues la muerte de su padre, en que condiciones, por que se fue de voluntario ????    Hay creo hago demaciadas preguntas.

Su yo hubiera tenido un profesor como wilson juro que me  encantaria la historia jejeje
avatar
chio.2099

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 14/07/2014
Edad : 36

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Yani el Vie 3 Mar - 15:40

@chio.2099 por qué dices que el de la camioneta era Jimmy? scratch me da la sensación que Jimmy la encontró y no conoció a la madre de Blue, de lo contrario si la madre se la hubiese dejado adrede, éll sabría el origen, cumpleaños, nombre de la niña




avatar
Yani

Mensajes : 3823
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Vie 3 Mar - 15:41

si Jimmi es el de la camioneta creo






avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por chio.2099 el Vie 3 Mar - 16:35

@Yani escribió:@chio.2099 por qué dices que el de la camioneta era Jimmy? scratch me da la sensación que Jimmy la encontró y no conoció a la madre de Blue, de lo contrario si la madre se la hubiese dejado adrede, éll sabría el origen, cumpleaños, nombre de la niña
 Soy mala citando  a la perfeccion las fraces o lo escrito, pero algo recuerdo que la madre de una niña estaba hacechando a un hombre, y lo esperaria hasta mas de 2 horas con tal de seguirlo.  Y ahorita entendi que blue al recordar su estancia menciono eso que jimmy la encontro en su camioneta, que era lo unico que poseia, supongo qje vio algo de la madre y por ello se quedo con la nena, ya que su tribu se encontraba en ... ???  No recuerdo jajaja y la mama supongo era la tipica niñita que vio al nativo alto guapo bien parevido y lo hizo suyo jajaja  bueno es la historia que me hago en la cabeza con solo 3 capis jejeje 
Lo que no entiendo es que hace con una tipa tan .... iuuu como es posible que dejaran a su cuidado a la pequeña blue siendo que vive en un remolque o pequeño departamento ???
avatar
chio.2099

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 14/07/2014
Edad : 36

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por micafp_2530 el Vie 3 Mar - 17:53

Buenos días !!
Estoy un poco atrasada, pero espero ponerme al día pronto, no sé porque, pero creí que la lectura comenzaba hasta el lunes... ¬¬ Creo que mi mente está fallando al recordar las cosas últimamente. Lo lamento por eso, así que hoy comentaré de la sinopsis hasta el capítulo tres. Después de eso, intentaré, y resalto la palabra INTENTAR ir al día.
Muy bien, ahora...La sinopsis!
Es como que, interesante! Muy bien, un crimen que resolver, eso como que hace la historia comience con el pie derecho. Ahora, lo siento por Blue.
La actitud de la principal, eso llamó mi atención!   
Del profesor... Sin palabras...   
Y tenemos a Many   
Este libro está atrayendo mucho mi atención. Es algo diferente a los temas que leo comunmente, pero se ve que es muy bueno.
Estoy ansiosa por continuar con la lectura, descrubir que sucede con la protagonista y sus problemas.


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2060
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Vie 3 Mar - 17:55

Bienvenida @micafp






avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Maga el Vie 3 Mar - 19:14

Hola chicas gracias por seguir la lectura, La vida de Blue es muy triste, bonita e interesante, les va gustar. 


La quiero invitar a que dejen en este tema cumple su fecha de cumpleaños para celebrar cada vez que una de nosotras cumpla. 
avatar
Maga

Mensajes : 2895
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 30
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por citlalic_mm el Vie 3 Mar - 21:37

“¡Vayamos a donde los presagios de los dioses y los crímenes de nuestros enemigos nos convocan!




Me he quedado sin palabras, se imaginan tener que atravesar  lo mismo que ella,  primero ser abandonada por la mamá y después la persona que se hizo cargo de ti por tanto tiempo desaparece y tienes la esperanza de que regrese y al final te das cuenta de que eso no es posible, que trauma!! Y para colmo tener que revivir tu historia para una clase… en definitiva no se que seria de mi …[size=16] No [/size]
avatar
citlalic_mm

Mensajes : 898
Fecha de inscripción : 04/10/2016
Edad : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Vie 3 Mar - 21:47

@citlalic_mm escribió:“¡Vayamos a donde los presagios de los dioses y los crímenes de nuestros enemigos nos convocan!




Me he quedado sin palabras, se imaginan tener que atravesar  lo mismo que ella,  primero ser abandonada por la mamá y después la persona que se hizo cargo de ti por tanto tiempo desaparece y tienes la esperanza de que regrese y al final te das cuenta de que eso no es posible, que trauma!! Y para colmo tener que revivir tu historia para una clase… en definitiva no se que seria de mi …[size=16] No [/size]
es dificil pasar lo que ella y seguir adelante y no quebrarte






avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por eilyno el Vie 3 Mar - 22:50

4

Piedra

     No fui a la escuela hasta que tuve aproximadamente diez años. Jimmy Echohawk no se quedó en un lugar el tiempo suficiente para que la escuela fuera una opción. No tenía certificado de nacimiento, ni de inmunización, ni domicilio fijo. Y él tenía miedo, aunque no lo hubiera sabido en ese entonces.
      Había hecho todo lo posible por mí, en la única forma que conocía. Cuando todavía era pequeña, formó varios juguetes de los trozos de madera que quedaron de sus proyectos. Algunos de mis propios recuerdos más tempranos eran viéndolo trabajar. Me fascinaba la forma en que la madera podía arrugarse y rizarse mientras él la cincelaba. Siempre parecía saber cuál sería el resultado final, como si pudiera ver lo que había debajo de las capas de corteza, como si la madera lo guiara, orientando sus manos en movimientos suaves. Y él se detenía, se sentaba a mi lado, mirando fijamente a la escultura inacabada, mirándola por largos períodos de tiempo, como si el trabajo siguiera en su cabeza, en un lugar que ya no podía observar. Se ganaba la vida vendiendo sus tallados y esculturas en tiendas turísticas e incluso algunas galerías de primer nivel con artistas locales y arte del suroeste. Había cultivado una relación con varios propietarios de tiendas en todo el Oeste, y viajábamos entre tiendas, ganándonos una existencia precaria del dinero que obtenía. No era gran cosa. Pero nunca tenía hambre, nunca tenía frío, y no recuerdo nunca estar muy infeliz.
     No conocía nada diferente, así que no era especialmente solitaria, y fui criada en silencio, así que no sentía ninguna necesidad de llenarlo las pocas veces que me quedaba sola. Hubo momentos en que Jimmy se iba por varias horas, como si necesitara un respiro de las restricciones que la paternidad había colocado sobre él. Pero siempre volvía. Hasta el día en que no lo hizo.
     Vivíamos en su mayoría en los climas más cálidos, Arizona, Nevada, el sur de Utah y partes de California. Hacía la vida más fácil. Pero ese día hizo tanto calor. Jimmy se fue temprano en la mañana con unas pocas palabras diciendo que volvería pronto. Se fue a pie, dejando el camión para achicharrarse al lado del remolque. Teníamos un perro llamado Icas, que es la palabra Pawnee para tortuga. Icas era lento y ciego y dormía la mayor parte del tiempo, por lo que el nombre era apropiado. Icas tuvo que ir con Jimmy esa mañana, por lo que estaba herida y molesta. Por lo general, los dos éramos dejados atrás, aunque Icas parecía reacio a ir, y Jimmy tuvo que silbarle dos veces. Traté de mantenerme ocupada, tan ocupada como una niña de diez u once años puede estar sin videojuegos o cable o un alma con la que hablar o jugar. Tenía mis propios proyectos, y Jimmy era generoso con sus herramientas.
     Pasé la mañana lijando una pequeña rama que había formado en curva, sinuosa como una serpiente. Jimmy me había dicho que era lo suficientemente bueno que pensaba que podía venderlo. Esa fue la primera vez, y trabajé con diligencia a la sombra del dosel irregular que se extendía a tres metros de la puerta del camper, proporcionando bendita sombra en el calor de 43 grados. Estábamos acampando en la base de Mount Charleston, justo al oeste de Las Vegas. Jimmy había querido más caoba de montaña, un árbol de hoja perenne cubierto de maleza que no se veía nada como la rica madera oscura que la mayoría de las personas asociaban con la caoba. La madera de la caoba de montaña era de color marrón rojizo y dura, como la mayoría de la madera en la que Jimmy trabajaba cuando esculpía.
     El día se prolongó. Estaba acostumbrada a estar sola, pero tenía miedo ese día. Llegó la noche y Jimmy no regresó. Abrí un poco de frijoles fritos, los calenté en la pequeña estufa en la caravana, y los extendí sobre unas tortillas que habíamos hecho el día anterior. Me obligué a comer porque era algo que hacer, pero me encontré llorando y tragando mi comida a grandes tragos porque mi nariz estaba atascada y no podía respirar y masticar al mismo tiempo.
     Hubo otro momento cuando Jimmy se quedó lejos toda la noche. Había llegado a casa actuando extraño y dando tumbos. Cayó en su cama y durmió todo el día. Pensé que estaba enfermo y puse un trapo frío en su cabeza, sólo para que me empujara, diciéndome que estaba bien, sólo borracho. No sabía lo que significaba borracho. Le pregunté cuando por fin despertó. Estaba avergonzado, y pidió disculpas, diciéndome que el alcohol hacía a los hombres malos y a las mujeres fáciles.
     Pensé en lo que había dicho durante mucho tiempo.
—¿Puede hacer que las mujeres sean malas también? —pregunté a Jimmy de la nada.
—¿Eh? —Había gruñido, sin comprender.
—El alcohol. Dijiste que hace a los hombres malos y a las mujeres fáciles. ¿Puede hacer a las mujeres malas también? —No sabía lo que significaba fáciles, pero sabía lo que significaba ser malo y me preguntaba si el alcohol fue parte del problema de mi mamá.
—Claro. Malas y fáciles también. —Jimmy asintió.
     Me sentí reconfortada por ese pensamiento. Había asumido que mi madre me dejó y a Jimmy porque yo había hecho algo malo. Tal vez había llorado demasiado o querido cosas que no me podía dar. Pero tal vez bebía alcohol y la hizo mala. Si el alcohol hizo su trabajo, entonces tal vez no fui yo, después de todo.
      Me dormí esa noche, pero me dormí a ratos escuchando incluso mientras me quedaba dormida, tratando de no llorar, diciendo que era el alcohol de nuevo, aunque no lo creía. Me desperté a la mañana siguiente, el calor se filtraba en el trailer sacándome de un sueños donde no estaba sola. Me levanté, empujando mis pies en mis chanclas y tropezando hacia el sol cegador. Corrí alrededor de nuestro camping, en busca de algún indicio de que Jimmy había regresado mientras que estuve dormida.
—¡Jimmy! —grité—. ¡Jimmy! —Sabía que no había vuelto, pero me consolé con llamarlo y buscar en lugares raros donde no podía estar. Un gemido ahogado me tuvo corriendo alrededor de la caravana en señal de júbilo, esperando ver a Jimmy e Icas acercarse desde la dirección en la que se habían dirigido el día anterior. En su lugar, vi a Icas, todavía varios metros de distancia, cojeando, con la cabeza gacha, su lengua prácticamente arrastrándose en la tierra. No había ninguna señal de Jimmy. Corrí hacia él y lo cogí en mis brazos, lloriqueando mi gratitud por que estuviera aquí. No era una niña grande, y me tambaleé un poco por su peso, pero no estaba dispuesta a dejarlo ir. Lo acosté con torpeza a la sombra del toldo y corrí hacia su plato, salpicándolo con agua tibia e instándolo a beber. Levantó la cabeza y trató de beber desde una posición boca abajo. Se las arregló para salpicar un poco de agua en su boca, pero no bebió con el gusto que uno esperaría de un perro tan claramente necesitado de agua. Intentó levantarse, pero ahora que estaba en el suelo no podía parecen encontrar la fuerza para ponerse en pie. Traté de apoyarlo cuando intentaba volver a beber.
—¿Dónde está Jimmy, Icas? —pregunté mientras su cuerpo temblaba y se dejó caer a la tierra. Me miró con tristeza y cerró los ojos lagañosos. Gimió patéticamente y luego se quedó en silencio. Varias veces durante el día, pensé que Icas estaba muerto. Estaba tan quieto que tenía que acercarme y comprobar si estaba respirando. No podía despertarlo para comer o beber.
     Esperé por dos días más. El agua en el tanque del camper casi había desaparecido. Todavía tenía comida. Jimmy y yo estábamos abastecidos, y había semanas de tiempo entre viajes a la tienda. Pero estábamos con frecuencia en movimiento, y estuvimos en ese lugar hace una semana antes de que Jimmy hubiera desaparecido. Lo que finalmente me obligó a ir en busca de ayuda fue Icas. Comió un poco y bebió un poco más, pero estaba aletargado y gemía suavemente cuando se hallaba consciente, como si supiera algo que era incapaz de comunicar. En la mañana del tercer día, cogí al perro y lo subí a la camioneta. Entonces me subí al volante, pasando rápidamente el asiento hacia adelante como pude. Le dejé a Jimmy una nota en la mesita de la cocina. Si regresaba, no quería que pensara que me escapé y me llevé todas sus herramientas. No me atreví a dejarlas atrás. Si alguien pasaba por nuestro campamento, sabía que la cerradura de la puerta no evitaría que entraran, y si se llevaban las herramientas, no habría más tallado. No más tallado significaba no más comida.
     Había un billete de veinte dólares en el cenicero. Parecía una gran cantidad de dinero para un niño. Sabía cómo conducir el camión, pero luché para ver por encima del volante. Agarré la almohada de la banca que doblaba en mi estrecha cama cada noche. Sentada en ella tuve la suficiente altura para ver el camino más allá del volante. Una vez que estuve fuera del tranquilo cañón en que habíamos acampado, estuve a punto chocar con varios coches. Mi experiencia de conducción no se extendía a conducir entre otros vehículos. No sabía a dónde iba, pero pensé que si me detenía en cualquier estación de servicio y les decía que mi perro estaba enfermo y mi padre había desaparecido, alguien me ayudaría.
     Me las arreglé para mantener el camión en línea recta, pero no pasó mucho tiempo después de que empezara a ver casas surgir en cada vez más áreas, destellantes luces azules y rojas aparecieron detrás de mí. No sabía qué hacer. Así que seguí conduciendo. Traté de empujar el pedal del acelerador con más fuerza, pensando que tal vez podría acelerar y alejarme. Eso no funcionó muy bien. Además, el camión empezó a temblar de la forma en que siempre lo hacía cuando Jimmy trataba de presionarlo a ir más rápido. Reduje la velocidad y pensé que tal vez si era muy lenta, el coche de policía sólo pasaría. Reduje la velocidad, y el coche de policía se acercó a mi lado. El hombre detrás del volante se veía enojado y me hizo un gesto con todo el brazo, como diciéndome que me arrimara más. Me moví y me detuve retumbado. Otro coche con luces intermitentes llegó a toda velocidad hacia mí desde la otra dirección.
     Grité, convencida de que había cometido un terrible error. Icas ni siquiera se movió. Lo consolé de todos modos. —Está bien, muchacho, está bien. Sólo soy una niña. No creo que vaya a ir a la cárcel. —No estaba del todo segura de eso, pero lo dije igual. No había razón para hacer a Icas preocuparse.
     Mi puerta fue abierta, y el policía que había estado agitando la mano violentamente para que me detuviera estaba allí de pie, con las piernas y los brazos abiertos, viéndose muy grande y muy escalofriante.
—Hola. —Sonreí nerviosamente. La dulzura generalmente funcionaba con Jimmy.
—Necesito que salga de la camioneta, señorita. —El oficial tenía músculos sobresaliendo de sus mangas y un hermoso rostro enmarcado por cabello color arena, perfectamente separado y apartado de su cara.
—Preferiría no dejar a mi perro, señor —contesté y no moví ni un músculo—. Muerde a los extraños. Y usted es un extraño. No me gustaría que sea mordido. —Icas parecía una bolsa de frijoles con una cabeza de perro, recostado en el asiento. Nadie iba a ser mordido, por desgracia. Empujé hacia él en señal de frustración—. ¿Icas?
     El policía miró a Icas y luego a mí. —Creo que voy a estar bien. Por favor, salga de la camioneta, señorita.
—¿Qué va a hacer conmigo? —pregunté, mirándolo—. ¿Ni siquiera pidió mi licencia de conducir. —Sabía que es lo que se suponía que los policías hicieran. Jimmy había sido detenido hace cerca de un año debido a que su camión tenía un faro roto, y ese agente de policía le había pedido su licencia primero.
—¿Cuántos años tienes, chica? —Suspiró el oficial.
—Suficiente para conducir... probablemente —le dije, tratando de sonar creíble.
     Otro policía se unió al primero un poco más allá de la puerta del lado del conductor abierta. Era alto y muy delgado, y su cabeza era calva en la parte superior. El sol brillaba de ésta como el cristal, y miré hacia otro lado haciendo una mueca. Me dije que era por eso que mis ojos estaban húmedos y ardían.
—Plates y Vin dicen que el vehículo pertenece a un James Echohawk.
     Al oír el nombre de Jimmy, mi corazón dio un vuelco y el escozor en mis, ojos se intensificó. La humedad se escapó y comenzó a deslizarse por mis mejillas. Limpié en el agua y traté de fingir que era el calor.
—¡Rayos! ¡Seguro que es un día caliente! Mírenme, sudando por todo el lugar.
—¿Cuál es tu nombre, chica? —El oficial flaco tenía una voz profunda totalmente en desacuerdo con su apariencia. Casi sonaba como una rana.
—Blue —contesté, mi bravuconería desapareciendo rápidamente.
—¿Blue?
—Sí. Blue... Echohawk —murmuré. Mis labios temblaban.
—De acuerdo, uh, Blue. ¿Sabe tu padre que tomaste su camioneta?
—No lo puedo encontrar.
     Los oficiales se miraron el uno al otro y luego a mí.
—¿Qué quieres decir?
—No lo puedo encontrar —repetí con enojo—. Estábamos acampando, y me dijo que volvería. Icas llegó a casa, pero él no lo hizo. Ha estado fuera durante muchos días y ahora Icas está enfermo y el agua casi ha desaparecido en el tanque, y estoy asustada de que no vaya a volver.
—Icas es el perro, ¿verdad? —El policía musculoso de pelo rubio rojizo señaló a Icas, que había abierto un ojo.
—Sí —susurré, tratando desesperadamente de no llorar. Decir las palabras en voz alta las hizo reales y terribles. Jimmy estaba perdido. Se había ido. ¿Qué sería de mí? Era una niña. No podía ayudar si preocuparme por mí misma era igual de aterrador como preocuparme por Jimmy.
     Ellos me convencieron para salir de la camioneta, aunque en el último momento me acordé de la bolsa de lona que había llenado de herramientas. Corrí de vuelta al camión y lo arrastré desde detrás del asiento delantero. Era muy pesada, y terminé arrastrándola tras de mí. El oficial de policía musculoso había levantado a Icas desde el lado del pasajero, y lo miraba con el ceño fruncido. Me miró como si quisiera hablar, se lo pensó mejor, y puso al perro suavemente en la parte trasera de su coche patrulla.
—Qué en el mundo... —El oficial flaco, cuyo nombre aprendí era Izzard, como lagarto sin la L3, trató de levantar la bolsa de lona y no puso suficiente esfuerzo en su peso—. ¿Qué tienes aquí?
—Herramientas —lo corté—. Y no las dejaré.
—Bieeeen —dijo, mirando al otro oficial.
—Vamos Iz. Sólo tienes que ponerlo allí con el perro asesino.




3 Lagarto en ingles es Lizard y el nombre del policía es Izzard, cuya pronunciación es casi igual.

     Ambos rieron, como si fuera un gran juego divertido. Me detuve y los miré, mirando de un hombre a otro, levantando la barbilla hacia arriba y afuera, desafiándolos a que continuaran. Sorprendentemente, su risa se extinguió, e Izzard dejó las herramientas al lado Icas.
     Me monté en la parte delantera del coche con el señor músculos, también conocido como Oficial Bowles, y Oficial Izzard vino detrás de nosotros. El oficial Bowles dijo por radio un mensaje a alguien, diciéndoles sobre el vehículo y algunos números que no entendí. Obviamente era un código para—: ¿Qué hago con esta chica loca?
     Tuve la oportunidad de mostrarles donde estaba nuestra campamento. Estaba directo en las colinas. No había girado a la derecha o a la izquierda al bajar del cañón porque tenía miedo de no recordar cómo volver. Pero Jimmy no había regresado milagrosamente en mi ausencia. Mi nota estaba sobre la mesa donde la había dejado.
     Terminaron de llamar a algunos chicos llamados búsqueda y rescate. Eso sonaba bien para mí, búsqueda y rescate, y me sentí esperanzada por primera vez en varios días. Me pidieron una descripción de mi papá. Les dije que no era tan alto como Izzard pero probablemente era un poco más alto que el oficial Bowles, pero no tan, “grueso”. El Oficial Izzard pensó que era gracioso que llamara al Oficial Bowles grueso. El oficial Bowles y yo sólo lo ignoramos. Les dije que tenía el pelo negro y gris que llevaba siempre en dos trenzas.  Cuando les recordé que su nombre era Jimmy y les pregunté si lo encontrarían, tuve que dejar de hablar por miedo a ponerme a llorar. Jimmy nunca lloraba, así que no lo haría tampoco.
     Hicieron la búsqueda. Buscaron por alrededor de una semana. Me alojé en una casa donde había otros seis niños. Los padres eran muy agradables, llegué a comer pizza por primera vez. Fui a la iglesia tres domingos seguidos, y canté canciones sobre un hombre llamado Jesús, lo que disfruté. Le pregunté a la señora que nos llevó a cantar si conocía alguna canción de Willie Nelson. No sabía. Probablemente fue bueno que no lo supiera. Cantar canciones de Willie podría haber hecho que extrañara demasiado a Jimmy. La casa en la que me alojé era una casa de acogida, una casa para niños que no tenían ningún otro lugar a donde ir. Y esa era yo. No tenía ningún otro lugar a donde ir. Había sido interrogada por un trabajador social, tratando de averiguar quién era yo. No sabía que Jimmy no era mi padre hasta ese punto. Nunca me lo había explicado a mí. Al parecer, mi identidad era un misterio.
—¿Puedes decirme algo sobre tu madre? —La trabajadora social me había preguntado. La pregunta fue suave, pero no me dejé engañar pensando que no tenía que responder a ella.
—Está muerta. —Sabía eso.
—¿Recuerdas su nombre?
      Le había preguntado a Jimmy una vez cuál era el nombre de mi madre. Él había dicho que no sabía. Dijo que la había llamado mamá, como la mayoría de los niños de dos años hacen. Suena increíble. Pero era sólo una niña, insospechable. Jimmy tenía un pequeño televisor en blanco y negro con antena de conejo que observaba en el trailer. Aceptaba cual fuera la estación local PBS, y eso era todo. Ese era mi contacto con el mundo exterior. Plaza Sésamo, Arthur, y Antiques Roadshow. No entendía la naturaleza de las relaciones entre hombres y mujeres. No sabía nada de los bebés. Los bebés nacían, a cargo de las cigüeñas, comprados en los hospitales. No tenía ni idea del hecho de que mi padre no supiera el nombre de mi madre era más que extraño.
—La llamaba mamá.
     Los ojos de la señora se entrecerraron, y tenía una mirada ruda en su rostro. —Sabes que eso no es lo que quise decir. Seguramente tu padre sabía su nombre y te lo dijo.
—No. No lo hizo. No la conocía muy bien. Sólo me dejó con él un día y se fue. Luego murió.
—¿Así que nunca se casaron?
—Nop.
—¿Por qué le llamas Jimmy y no papá?
—No lo sé. Supongo que no era un papá. A veces lo llamaba papá. Pero casi siempre era sólo Jimmy.
—¿Conoces a tu tía?
—¿Tengo una tía?
—Cheryl Sheevers. Es la dirección que aparece en la información de tu padre. Ella es media hermana de él.
—¿Cheryl? —Los recuerdos se levantaron. Un apartamento. Habíamos estado allí un par de veces. Nunca mucho tiempo. Normalmente esperaba en la camioneta. La única vez que había visto a Cheryl, estuve enferma. Jimmy estuvo preocupado y me llevó a su apartamento. Ella me consiguió un poco de medicina... antibióticos, los había llamado.
—No la conozco muy bien —ofrecí.
     La señora suspiró y dejó su pluma. Se pasó los dedos por el pelo. Tenía que dejar de hacer eso. Su cabello era rizado y comenzaba a erizarse. Casi me ofrecí a trenzarlo. Era una buena trenzadora. Pero no creía que ella me lo permitiera, así que callé.
—Sin el certificado de nacimiento, sin registro de inmunización... sin registros de escuela... ¿Que se supone que debo hacer con esto? Es como un loco bebé Moisés, lo juro. —La señora murmuraba para sí misma, de la forma en que Jimmy lo hacía a veces cuando estaba haciendo una lista para la tienda.
      Le dije a la trabajadora social que Jimmy tenía algún familiar en una reserva en Oklahoma, pero que no me conocía. Resultó que tenía razón. Los servicios sociales los localizaron. No sabían nada de mí y no querían tener nada que ver conmigo. Eso estaba bien conmigo. Oklahoma estaba muy lejos, y necesitaba estar cerca cuando encontraran a Jimmy.  Los policías entrevistaron a Cheryl. Ella me dijo más tarde que la “sofocaron”. Cheryl vivía en Boulder City, no lejos de donde me quedaba en la casa de acogida. Y sorprendentemente, Cheryl dijo que me llevaría.
     Su nombre no era Echohawk. Era Sheevers, pero supongo que eso no importaba. En realidad no se parecía a Jimmy, tampoco. Su piel no era tan morena y su cabello estaba teñido en varios tonos de rubio. Llevaba tanto maquillaje que era difícil saber cómo se veía realmente debajo de las capas. La primera vez que la conocí, la miré de reojo, tratando de ver su “verdadero yo”, de la manera en que Jimmy me había enseñado que hiciera con la madera, imaginando algo bonito bajo el exterior crujiente. Era más fácil de hacer con la madera, lamentaba decirlo. Los oficiales me permitieron conservar las herramientas de Jimmy, pero llevaron a Icas a un refugio de animales. Dijeron que sería capaz de ver a un médico, pero estaba muy asustada de que Icas no pudiera ser curado. Se había roto para siempre. Me sentía rota también, pero nadie lo notaría.







avatar
eilyno

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Rowina el Sáb 4 Mar - 0:22

Ojala hubiera tenido un profesor de historia como Wilson,  Blue puede decir q no le importa pero le gustan muchos sus clases, no lo ha tenido fácil,  primero su madre luego jimmy y cheryl que no la trata muy bien



avatar
Rowina

Mensajes : 321
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 21

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por LuVelitta el Sáb 4 Mar - 3:07

Darcy Wilson pobrecito jajaj no pega para nada su nombre      


La historia de Blue es muy triste, no el que no sepan su verdadero nombre y edad, cosa fea, sino que se quedara tan sola desde tan pequeña, si bien Jimmy estuvo con ella y le enseñó lo que supo y pudo, fue corto el tiempo que pudo quedarse con ella, y eso es lo verdaderamente triste     


El cuarto capítulo en comparación, si bien nos dice cómo fue que Blue fue a parar con su "tía" lo siento básicamente de relleno... Y me da que pensar que la trabajadora social se rindió bastante fácil y no la ayudó todo lo que podría haberlo hecho...


Gracias por los capítulos!!



avatar
LuVelitta

Mensajes : 3130
Fecha de inscripción : 28/08/2016
Edad : 29
Localización : Perdida en el medio de la nada...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1Marzo/A Different Blue - Amy Harmon

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.