Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lectura de Trilogía: Champion-Marie Lu #3
Hoy a las 19:16 por yiniva

» Lectura Junio 2018
Hoy a las 18:58 por yiniva

» ¿Quién es tu amor literario ?
Hoy a las 18:17 por aurelie

» Lo primero que se te viene a la mente con...
Hoy a las 18:14 por aurelie

» canciones romanticas
Hoy a las 18:13 por aurelie

» cual es tu personaje favorito
Hoy a las 18:11 por aurelie

» tu escritor favorito
Hoy a las 18:08 por aurelie

» ABC Completo
Hoy a las 18:06 por aurelie

» que personajes prefieres ?
Hoy a las 18:03 por aurelie

Staff del Mes
Traductora del Mes
astrea75
Correctora del Mes
Daliam
Bibliotecaria del Mes
Mave
Diseñadora del Mes
Roxx

Lectura #2 Junio 2017

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por yiniva el Miér 28 Jun - 22:25

Bueno, púes la suerte no les duro toda la vida, que feo castigo recibió Deuce y digo él, porque Eva ya estaba acostumbrada


avatar
yiniva

Mensajes : 2091
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Tatine el Miér 28 Jun - 22:43

Gracias
avatar
Tatine

Mensajes : 799
Fecha de inscripción : 03/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Miér 28 Jun - 23:01


15-Junio --> Sinópsis y capítulo 1
16-Junio -->Capítulo 2 y 3
17-Junio --> Capítulo 4 y 5
18-Junio --> Capítulo 6
19-Junio --> Capítulo 7 y 8
20-Junio --> Capítulo 9
21-Junio --> Capítulo 10 y 11
22-Junio --> Capítulo 12
23-Junio --> Capítulo 13 y 14
24-Junio --> Capítulo 15
25-Junio --> Capítulo 16
26-Junio --> Capítulo 17
27-Junio -->Capítulo 18 y 19
28-Junio --> Capítulo 20
29-Junio --> Capítulo 21
30-Junio --> Capítulo 22 y Escenas Extras


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2042
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por mariateresa el Jue 29 Jun - 13:42

Que horror para eva aunque no haya querido su cuerpo respondio y esa va hacer siempre su tortura.
Y para Deuce tambien no quiero ser mala pero eso es Karma.
Gracias chicas


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1786
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Jue 29 Jun - 23:36


6:38 p.m.
Deuce parpadeó hacia Cox.
—¿Prez? —susurró Cox con voz ronca, mirando a su mano esposada.
—¿Mis chicas? —preguntó aturdido—. ¿Ivy, Danny?
—Con Kami —susurró Cox—. ¿Dónde está Foxy?
—Muerta —dijo entrecortadamente—. Frankie.
Cox cayó de rodillas y probó las esposas. Como si ya no lo hubiera hecho. Como si no le faltara la mayoría de piel en la mano y no se hubiera roto todos los dedos tratando de liberarse. Pero sus manos eran jodidamente grandes. Ahora estaba esposado a un radiador con la mano rota y sin piel.
—Tengo que ir a buscar a Freebird —dijo Cox—. Es el único que puede abrir las esposas rápidamente.
Deuce asintió.
Cox se detuvo en la puerta. —Deuce —dijo en voz baja—. Vamos a recuperarla.
Él no lo miró.
—Es hombre muerto, Prez.
No. Frankie no era hombre muerto. Frankie era hombre muerto.

11:11 p.m.
Todo el cuerpo de Frankie tembló violentamente, algo que siempre ocurría antes de entrar en una violenta rabia. Me quedé donde estaba, sentada en la cama del motel, mirándolo de cerca.
—No puedo hacer mucho más, Eva. Que follaras a Chase me rompió, y luego empezaste a follar al bastardo jinete OTRA VEZ. Tienes a su jodido bebé, y te juro que casi te maté un millón de veces. Salías de su club, jugabas con sus jodidos niños en el patio, montando en la parte trasera de su maldita motocicleta. Estuve de pie detrás de ti en el banco sujetando un cuchillo en la base de tu puta columna listo para matarte a ti y a tu bastardo. Pero ¡no pude jodidamente hacerlo! ¡No pude lastimarte! ¡Y ESO JODIDAMENTE ME ROMPIÓ, EVA!
—Cariño —susurré, tratando fuertemente de no pensar en Frankie matando a mi hija—. Los policías saben que mataste a Chase. Te están buscando.
Me dio una mirada que sugería que yo era la loca en está habitación. —Nena. ¿A quién putas le interesan los policías? —De repente, sus ojos se desorbitaron—. Te gustaba follarlo, ¿No es así, perra? ¡Te gustaba la polla del chico rico!
—No —susurré, tragando fuerte—. Es lo que quería a cambio de sacarte.
Frankie se rió. —Me alegro de haberle hecho comer su propia polla. Se lo merecía.
Incapaz de sacar la imagen de lo que le había hecho a Chase de mi cabeza, mi estómago dio un vuelco y empecé a vomitar. Frankie se sentó a mi lado y frotó círculos sobre mi espalda.
—Eso fue lo que él hizo, nena —susurró Frankie, y pude oír la sonrisa en su rostro—. Vomitar y gritar.
Mi estómago quedó vacío.

9:03 a.m.
Deuce miró su mano. El doctor en la sala de emergencias no le pudo enyesar debido a la falta de piel. Tuvieron que establecer cada hueso individualmente y entablillaron sus dedos, luego trataron y envolvieron su mano sin piel, y colocaron todo el jodido lio en un cabestrillo.
Ahora, estaba de regreso en el club, bebiendo una botella de whisky, viendo a Danny jugar con Ivy. Él y sus chicos habían buscado durante horas alguna señal de Frankie o Eva y habían regresado sin nada. No tenían más opción que involucrar a la policía… quienes no habían presentado una mierda.
El FBI aparecería en cualquier momento ahora.
Deuce sabía que Frankie no iba a regresar a prisión. Hombres como él preferirían morir antes que estar tras las rejas. Y este hombre en particular tenía la cabeza tan jodida, que iba a llevarse a Eva con él. Así podría estar con él para siempre.
Jodido infierno.
Iba a perderla por Frankie. De nuevo. Esta vez para siempre.
—Deuce —dijo Kami, sentada a su lado—, ¿Necesitas algo para el dolor?
Necesitaba a Eva. Ella era todo lo que necesitaba. Era todo lo que había necesitado alguna vez.
—No —dijo con voz ronca.
Ella envolvió sus delgados brazos alrededor de él, y la dejó abrazarlo porque sabía que estaba igual de herida que él. Y la verdad, necesitaba el consuelo.
ZZ miró desde atrás de la barra y supervisó los monitores. —Prez. Los federales están aquí.
Destripador salió del pasillo. —Prez, sigue adelante y déjalos entrar. Mientras más ayuda mejor.
Él levantó la barbilla en dirección de ZZ. —Saca a los niños de aquí y deja a los pendejos entrar.

9:07 a.m.
Tiré de mis ataduras, haciendo una mueca cuando la cuerda rozó dolorosamente contra mi piel. Estaba sobre mi estómago, mis cuatro extremidades atadas juntas detrás de mi espalda. Frankie había llegado incluso al extremo de conectar las muñecas a los tobillos y rellenar mi boca con una funda de almohada.
Todo esto sólo para que pudiera sentirse seguro al dejarme aquí mientras salía por comida.
No confiaba en mí, y cuando Frankie no confiaba en alguien, nunca terminaba bien.
Con una cantidad de maniobras y una increíble cantidad de dolor, fui capaz de rodar sobre mi costado para aliviar la presión en los pulmones y estómago.
Debería haber escuchado a Deuce hace tanto tiempo. Frankie estaba más allá de la salvación. Esto era lo que él era, quien siempre había sido. Quien siempre sería.
Tenía que acabar con esto de una vez por todas.

9:14 a.m.
—Así que lo que está intentando decirnos, Sr. West, es que a pesar de su moderno sistema de sistema de seguridad, ¿Frankie Deluva fue capaz de ingresar a su club completamente desapercibido?
Deuce frunció el ceño al agente Ricardo Quintanilla. Era un pequeño, gordo y calvo mexicano que usaba ropas de una talla muy pequeña para él. Había tratado con él antes… muchas, muchas veces… dando certificaciones y haciendo búsquedas improvisadas en el club. Tenía un nuevo compañero… una rubia sexy con un culo apretado, grandes tetas y mala actitud. La mitad de sus chicos estaban observándola como si fuera un pedazo de pastel. Quería apuñalarla en los ojos con un destornillador.
—Él debió haber estudiado el lugar por un tiempo —dijo Destripador, bajando la mirada a Quintanilla—. Sabía que cámaras evitar.
Quintanilla inspeccionó la cara de él e hizo una mueca. —Trabajo manual de Deluva, supongo —dijo, señalando con su celular la cara de Destripador—. Lo he visto antes. Sólo que esos salados hijos de puta estaban muertos.
—Jodidamente genial —gruñó Deuce—. Sigamos sentados aquí, conversando sobre a cuantos cabrones enterró Frankie mientras empieza a rebanar a mi jodida mujer.
—Umm —Tarareó la perra rubia, dando golpecitos con su dedo contra sus labios—. ¿No quiere decir la mujer de Frankie Deluva o quizás la mujer de Chase Henderson? —Ella dio la vuelta en círculo, haciendo una inspección a la habitación y a todas las personas en ella—: ¿Todos ustedes han tenido a la Sra. Fox-Deluva? ¿Es la mujer de todos?
Él se levantó disparado del sofá, y entonces Destripador y Jase estuvieron sujetándolo, haciendo que se sentara.
—¡Di algo más, perra! —rugió, luchando contra sus muchachos—. ¡Y no vivirás para ver otro día!
—¿Está amenazando a un agente federal, Sr. West? —dijo ella—. ¡Simplemente sugiero que su mujer quizás haya ido voluntariamente con su marido!
—¿Voluntariamente? —gruñó—. ¡Me hizo ver como la violaba! ¿Entiende eso? ¡Estaba encadenado a un maldito radiador viendo a mi mujer ser violada por un maldito psicópata y no pude hacer una mierda al respecto!
Oyó un grito que pudo haber sido o de Danny o Kami o ambas. El resto del club se quedó en silencio.
Cox contuvo el aliento. —Prez —susurró.
Él lo ignoró. —Escúcheme, agente Cunt —dijo entre dientes—. Estoy más allá de amenazarla. Estoy completamente listo para enterrarla, así que mejor espere a que mis muchachos no me suelten.
—No lo sueltes —dijo Quintanilla secamente. Se volteó a su compañera—. Sal de aquí.

11:55 a.m.
Devoré mi hamburguesa con queso y papas fritas. Era la primera vez que podía comer, y estaba muerta de hambre. Frankie me observaba desde la esquina de la habitación cerca a la puerta, con una botella de vodka entre sus piernas y una mirada vacía en su cara.
—¿Puedo tener un poco? —susurré, señalando a la botella medio vacía.
Echó un vistazo a la botella, y luego de regreso a mí, asintiendo.
Me deslicé fuera de la cama y lentamente caminé hacia él. Deteniéndome a unos cuantos centímetros de sus pies, me senté y alcancé la botella. Acababa de envolver los dedos alrededor del cuello de la botella cuando la mano de Frankie afianzó la mía.
Levanté la mirada.
Una lágrima se deslizó por la mejilla de Frankie. —Eva —susurró—. No puedo dormir, nena, no puedo dormir. Han sido semanas y semanas y semanas…
Mi corazón dio un salto.
—Bebé —dije, alcanzándolo—, ven aquí.
Sentado en sus rodillas, me envolvió en sus brazos y enterró su cara en mi cuello. Temblando, con mi corazón roto, acaricié su cabello y espalda.
—¿Recuerdas mi baile de graduación? —susurré—. ¿Recuerdas bailar en el techo después de eso? Bailamos y nos reímos hasta que salió el sol. Fue una de las mejores noches de mi vida, bebé.
Su gran cuerpo se hundió contra el mío y empezó a sollozar.
—Oh, Dios, bebé, no —Levanté su cabeza, así podía ver su cara—. Frankie —suspiré, limpiando las lágrimas en sus mejillas—, no tienes que llorar más. Ahora estoy aquí. Nunca te voy a dejarte, nunca más, cariño.
—No puedes —dijo con voz áspera—. No puedo dormir sin ti y no puedo respirar, nena. No puedo respirar. Me siento enfermo del estómago todo el tiempo.
—Shh. —Tranquilicé, acariciando sus mejillas, luchando contra mis propias lágrimas—, hazme el amor, bebé. Déjame mostrarte lo mucho que te amo.
El familiar sabor de sus lágrimas mezcladas con vodka inundó mi boca, y me dejé llevar por un momento, saboreando a Frankie por última vez. Sus manos viajaron por mi cuerpo, empujando los tirantes de mi vestido por mis hombros y el vestido hasta la cintura.
—Eva —suspiró, ahuecando mis pechos—. Mi Eva.
—Sí —susurré—. Soy tuya. Para siempre.
Lo empujé contra la pared y fui por la hebilla del cinturón. Se sentó y levantó las caderas, así pude deslizar los vaqueros por sus piernas. Sujetándome cerca, él me mecía adelante y atrás y me cubrió con su cuerpo.
—Te amo —exclamé suavemente, agarrando su trasero y tomándolo en mi interior—. Te he amado tanto tiempo como puedo recordar.
—Joder, nena —gimió—. Te amo, te amo, te amo demasiado.
Con cada golpe, proclamaba su amor por mí, moviéndose más rápido y más fuerte cada vez.
Me incliné al costado por los vaqueros de Frankie y la cuchilla de sierra que seguía enfundada en su cinturón.
—Más fuerte, bebé —susurré, necesitando distraerlo—. Dame todo ese amor.
Frankie enterró su cara en mi cuello, sus lágrimas empapando mi cabello y su cuerpo comenzando a chocar contra el mío.
Agarrando el mango del puñal, lo deslicé fuera de su cubierta.
Cuando lo sentí ponerse rígido, sentí su orgasmo, pasé mi mano por su cabello y tiré con suavidad. —Mírame, bebé.
Parpadeó hacia mí.
—Nunca te dejaré de nuevo, bebé. Siempre vas a estar conmigo —susurré, lágrimas corriendo por mi cara—. No más pesadillas.
Me sonrió, su sonrisa de pequeño niño perdido. —Tú siempre las has hecho desaparecer.
Rocé mis labios con los suyos.
Entonces, hundí la cuchilla en el costado de su cuello, y con toda mi fuerza lo torcí de soslayo y lo retorcí.

1:32 p.m.
—Tenemos una primicia —dijo Quintanilla, sujetando su celular en su oído—. Policías locales vieron a Deluva fuera de un motel a unas cuantas ciudades.
Deuce no hizo ninguna pregunta. Sólo siguió rezando.
—Diles que esperen —dijo Quintanilla—. Deluva está, sin duda, armado, es extremadamente peligroso, inestable y tiene un rehén. Voy a llamar a un equipo inmediatamente.
Los ojos de Quintanilla se agrandaron y fijaron en él. Sintió que su estómago se revolvía.
No estaba muerta. No podía estar muerta. No. Dios, por favor Dios, no dejes que ella esté muerta.
—¿Cuándo? —demandó Quintanilla.
A la mierda. A la mierda él. A la mierda Cristo. Él no podía hacerle frente. Sus niños no podían hacerle frente. Kami y Devin no podían hacerle frente. Sus muchachos no podían hacerle frente. Esto no podía estar pasando.
Quintanilla colgó. —Deluva está muerto.
Se puso de pie. —¿Eva?
—Histérica, pero ilesa.
Un violento estremecimiento de alivio lo atravesó.
—¿Cómo lo mataron? —preguntó Tap.
Quintanilla apretó los labios he hizo un chasquido. Miró alrededor del club mientras se debatía entre compartir o no lo que sabía.
Suspiró ruidosamente. —No lo hicieron. La mujer lo hizo. Casi le cortó la cabeza con una daga. Vino caminando a la sala de espera, medio desnuda, y cubierta con sangre.
Kami cayó sobre sus rodillas gritando a todo pulmón. Cox se dejó caer junto a ella y la llevó a sus brazos.
—Mierda… —Cox lo miró, su expresión horrorizada reflejando como se sentía él—. Prez… —susurró—. Foxy…
Se sentó y hundió la cabeza en su mano buena. El brazo de Mike rodeó sus hombros y lo apretó. —Ella está bien, Prez. Está viva.
—Está viva —dijo él con voz ronca—, pero puedo asegurarte que ella no está para nada bien.


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2042
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Tatine el Vie 30 Jun - 11:01

Gracias. Me dio pena Frankie al final
avatar
Tatine

Mensajes : 799
Fecha de inscripción : 03/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por yiniva el Vie 30 Jun - 11:40

Que, pena ni que nada, el solito se buscó ese final, aunque si estaba algo loquito, necesitaba ayuda psicológica desde el principio, Eva y su papá hicieron mal en darle cuerda, al tirarlo a león y no ponerle más atención, creó que si fue difícil para Eva acabar con él.


avatar
yiniva

Mensajes : 2091
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por mariateresa el Vie 30 Jun - 12:49

Gracias mica
Tiene razon @jymm fue mas culpa de predicador y de eva como termino frankie nunca lo ayudaron al contrario fomentaron su psicopatia pobres ahora viene el proceso de curacion


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1786
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Veritoj.vacio el Vie 30 Jun - 22:57

Coincido, en lugar de ayudarlo como ellos suponían que lo hacían, lo unico que hicieron fue que su obsesión creciera y por lo tanto su locura.
Lo malo es que Eva realmente creía que lo estaba ayudando


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1866
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Sáb 1 Jul - 4:14

22
Los Demonios sepultaron a Frankie un martes nublado, con su traje; mi anillo de compromiso y de bodas en su dedo meñique. Deuce se quedó a mi lado, sosteniéndome cuando colapsé. Estaba abrumada con la pena y el pesar, inundada por la culpa y, al mismo tiempo, un alivio tan grande que me sentí mareada por ello. Esperaba que en la muerte Frankie encontrara la paz que nunca pudo encontrar en vida. Me quedé un largo tiempo después de que el servicio terminó. Hablé con Frankie por un tiempo, lloré por un rato. Antes de irme, tracé su nombre en su lápida. —Dulces sueños, bebé —susurre—. Siempre. Antes de dirigirnos a casa, Kami y yo visitamos la tumba de Chase. Tomadas de la mano, nos sentamos en la hierba y nos recostamos contra su lápida. Compartiendo una botella de whisky de setenta y cinco mil dólares, nos abrazamos y lloramos. Lloramos por razones muy diferentes, pero por Chase al fin y al cabo. A pesar de cuan jodidas fueron nuestras relaciones con él, había sido amado. Sólo que él estuvo demasiado jodido como para entenderlo. Luego Kami, Cox, Deuce y yo fuimos a casa por nuestros hijos y a nuestro club y comenzó la curación. Deuce estaba muy mal. Peor que cualquier otra situación. Desde hacía mucho tiempo que no me tocaba, no podía tocarme. Se culpaba de todo. Fue su culpa que Frankie no hubiera sido encontrado, fue su culpa que Frankie irrumpiera en el club, su culpa de que Frankie me violara y su culpa de que yo fuera quien lo mató. Pero no lo era. Nada de eso. Fue culpa de Frankie, todo. Eso también me costó mucho aceptarlo. Al principio, me culpé a mi misma, por dejar que mi relación con Frankie llegara a tal punto. L

Pero llegué allí... junto con mi familia, mis amigos y mi club... llegué. Conseguir que Deuce regresara a mí fue otro asunto. Pero lo superamos. Juntos. No pasó de un día a otro y no fue fácil. Nada que valga la pena lo es. Y el amor es todo lo que vale la pena.



avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Sáb 1 Jul - 4:16

Epilogo

Deuce le frunció el ceño a su suegro. —Tú eres más viejo que yo —refunfuñó. Predicador resopló. —Ambos en nuestros cincuentas. La única diferencia es que te conseguiste a una mujer más joven y hermosa para mantenerte joven y todo lo que yo tengo es un club lleno de imbéciles que piensan que bañarse es opcional y tirarse pedos es una forma de arte. Ambos miraron hacia donde estaba Eva hablando con Kami, una muy embarazada Dorothy, Mick y su esposa Adriana, Danny y... ZZ, cuyo maldito brazo colgaba sobre los hombros de su hija. Sus puños se apretaron, pero los mantuvo quietos. Le había prometido a Eva que no le golpearía de nuevo. Danny tenía veintiún años, había dicho Eva, y ZZ estaba loco por ella. Ella seguía recordándole que ZZ nunca cayó en los mismos patrones que el resto de los chicos. No bebía en exceso, no tenía un temperamento fuerte, nunca le había faltado al respeto a una mujer y no lo hacía con putas. Sin embargo... lo odiaba. En serio. Malditamente en serio. Apretó los dientes y volvió a mirar a su esposa. Tenía treinta y cinco años y era jodidamente hermosa. Su cuerpo liso y tonificado, gracias al yoga cuatro veces a la semana, pero aún tenía sus curvas que lo mantenían feliz y no le importaba una mierda si ella sentía la necesidad de torcer su cuerpo en un pretzel y lucir malditamente ridícula haciéndolo. Su cabello oscuro estaba recientemente cortado y suspendido a mitad de su espalda en suaves ondas; ahora tenía flequillo, largo y extendido a un lado, Danny se lo cortó. Llevaba un par de vaqueros que estaba seguro eran más viejos que él, y su vieja camiseta de Led Zeppelin que mostraba su vientre. Sin sostén. Dios, la amaba. Su medallón alrededor de su cuello brillaba en la luz del sol. Su iPod estaba metido en el bolsillo trasero, los audífonos colgando a la mitad de sus vaqueros. En sus pies, converse rosas. Y a pesar de que no podía verlo desde esta distancia, en su dedo anular izquierdo, estaba el anillo que había puesto en su dedo el día en que se casó con ella; una delgada banda de platino con sus nombres inscritos. Deuce & Foxy. La observo girarse para agacharse y levantar al hijo de un año de Cox y Kami, Diesel, y vio su nombre, Deuce, tatuado justo encima de su trasero en un gran rollo en letra cursiva. Había sido su regalo de cumpleaños el año pasado, y la había estado follando sobre sus rodillas desde entonces. —Mierda —murmuró. Predicador lo miró. —Sólo le doy gracias a Dios —dijo, sacudiendo su cabeza—, por esa maldita mujer. Predicador sonrió. —Nunca olvidaré el día en que vino saltando a mi jodida vida, sacudiendo sus coletas, cantando a Janis, usando converse y compartiendo cacahuates y directamente robó la poca decencia que me quedaba, que no era mucha, pero ella malditamente la tomó y he sido suyo desde entonces. Los ojos de Predicador le restaron importancia. —Menos mal que estaba encerrado en el mismo lugar que tu viejo —dijo, su voz quebrándose—. Si tu no... Si Frankie hubiera... Le dio una palmada en la espalda a Predicador. —Joder, si —dijo ásperamente—. No lo sé. —¡Hola, papi! —gritó Ivy, corriendo más allá de ellos—. ¡Hola, abuelo! —Hola a ti, niña hermosa —dijo Predicador, sonriendo. —¡Vuelve aquí, tu pequeña loca! —bramó Cage, cruzando el jardín tras ella— ¡Devuélveme mis llaves! Sus coletas rubias rebotando, sus converse rosas levantando la suciedad, Ivy rió con su pequeña risita malvada y siguió corriendo. Cage pasó junto a ella, dando vueltas a su alrededor. Ivy patinó hasta detenerse, Cage fingió ir derecho, Ivy improvisó a su izquierda y Cage la atrapó. La balanceó justo a un lado de sus pies y hacia arriba por los aires. —¡Te tengo! —dijo, lanzándola hacia arriba en el aire y atrapándola. Ella chilló, rió y gritó hasta que él la puso en el suelo. —¡Ivy Olivia West! —gritó Eva—, ¡dale a tu hermano sus llaves! Agachándose frente a ella, Cage se balanceó sobre sus talones y le tendió la mano. 
—Aquí —murmuró ella, golpeando las llaves en su mano extendida. La mano de Cage se cerró alrededor de las de ella y la atrajo a un abrazo de oso. —Te quiero, tu pequeña loca —gruñó él—. No pude haber pedido una mejor hermana. Porque, ya sabes, Danny es algo perra. Danny le mostró el dedo medio a Cage. Ivy sonrió. Cage sonrió. Él cerró sus ojos. Le tendió la mano. —Mi nombre es Deuce, cariño. Mi viejo aquí es La Parca. Fue agradable hablar contigo. Ella puso su pequeña mano en la suya y él la apretó. —Eva —susurró—. Ese es mi nombre y fue muy, muy bueno conocerte a ti, también. Él sonrió. Ella sonrió. El resto es jodidamente historia.



avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Sáb 1 Jul - 4:18

Una boda muy de Jinete

Deuce no iba a mentir. Con su cabello recogido firmemente hacia atrás, vestido con sus pantalones de cuero, una limpia camiseta blanca y su chaqueta de los Jinetes, de pie en el centro de un jodido mirador decorado con estúpidas flores, se sentía malditamente incómodo. No ayudó que Mick, Cox y Destripador se estuvieran riendo de él y, de pie frente a ellos, estaban Kami, Danny y Dorothy, todas usando vestidos negros a juego, también se reían de él. Si, jodidamente gracioso. Apostaba que no creerían que fuera divertido si él sacaba su arma y los ponía de rodillas. A excepción de Danny. No le dispararía a su bebé. Sólo mirarla hasta que ella corriera lejos. Lo que no haría porque nunca lo había hecho, porque no estaba asustada de él. Su pequeña niña luchadora tenía la resistencia de su madre como personalidad clavada. Era curioso que Danny, siendo de la forma que era, no lo molestaba en lo más mínimo, pero su madre, su ex esposa Christine, lo había irritado sin fin. Sus fosas nasales dilatándose, moviéndose incómodo, miró al ministro, una mujer mayor con cabello largo y blanco, vestida con ropas blancas y moradas, sonriéndole serenamente. Se contuvo antes de gruñirle. ¿Por qué mierda se estaba casando? ¿De nuevo? Porque estaba seguro como la mierda que lo jodió la última vez. No sabía nada de cómo ser un... esposo. Todo lo que sabía, todo lo que alguna vez había conocido era cómo ser un proveedor. Asegurarse de que la gente que amaba estuviera a salvo, bien alimentados y con calor y en el caso de Danny y ahora de Eva y Ivy, malditamente muy mimadas. Aunque, él pensó que la enorme pila de zapatos converse en su vestíbulo era una compensación muy buena para la mujer que tenía en su cama. Pero un esposo... No hacía de marido. ¿Qué mierda hacen los esposos, de todos modos? Estaba seguro como el infierno que no lo había hecho bien con Christine. Ella había deseado mucho más de él en ese entonces de lo que había estado dispuesto a dar. Entonces, él había sabido cómo dar. Ella había querido doblarlo a su voluntad, incluso poseerlo. Oh, Jesús... No podía pretender ser alguien que no era. No podía poner un anillo en el dedo de Eva. No podía joderla como lo había hecho con Christine. Así como hizo todo. —Prez —susurró Mick, inclinándose. Su cabeza se movió rápidamente a la izquierda. —¿Qué? —gruñó. Los labios de Mick se retorcieron. —Nada, Prez, sólo pensé que tal vez quieres ver a tu perra caminando por el pasillo. —Mick sacudió su barbilla a la izquierda y siguió su mirada. Y de repente, no le importó una mierda cómo le iría como esposo o cuántos errores iba a cometer, los que iban a ser muchos porque, bueno... en eso era el mejor. No, no le importaba nada más en el mundo a excepción de su mujer, la chica más dulce que había conocido, también la más inteligente, una chica que se había convertido en la mujer más sexy que jamás había visto, una mujer que no sólo amaba con todo su corazón, sino con su cuerpo y con su alma, una mujer que, una y otra vez, lo puso sobre sus jodidas rodillas, teniéndolo rezándole a un dios que no creía sólo para poder mantenerla a su lado. A una mujer cuya jodida sonrisa hizo que el mundo y la vida pareciera llevadera. Que incluso valiera la pena algunas veces. En el brazo de Predicador, su viejo, estaba su Eva. Su suave cabello largo recogido en oscuras ondas marrones, su maquillaje era mínimo y su vestido era un sencillo vestido de verano sin tirantes de algodón blanco que le llegaba a las rodillas. Su mirada viajó por sus suaves y sedosas piernas a sus pies y su pecho se apretó. Converse negros. Y no cualquier par de converse negros, si no los más viejos. Raídos, borroneados, desmoronándose en las costuras, los mismos que había estado usando la primera vez que él la había besado de vuelta, cuando ella había sido demasiado joven para él y perdió el completo control de sí mismo y de su mejor juicio. Eva se detuvo en el último escalón del mirador y levantó la mirada hacia él, sus grandes ojos grises brillando, sus jugosos labios temblando con algo feroz, tratando de no sonreír mientras Predicador miró directamente hacia él. Le devolvió la mirada. Si su viejo quería una pelea, la obtendría. —Oye, Prez —Cox rió—, vas a querer ir por ella, ¿no? Ah. Cierto. Avanzó, tomando los tres escalones a la vez y tomando a Eva lejos de Predicador y comenzó a tirar de ella hacia las escaleras. Cuanto más rápido pudieran acabar con esta mierda, más rápido podría tenerla a solas. Y ponerse a trabajar en el niño número dos. 
Predicador tiró de ella de nuevo y los dos pasaron un buen minuto más mirándose el uno al otro. —Siempre serás mi niña —susurró Predicador, dándole a Eva un beso en la mejilla mientras le tiraba dagas a él con la mirada. Si, jodidamente cierto, pensó mientras terminaba de arrastrar a Eva por las escaleras. Eva era suya. Toda suya. Y ningún hombre, ni siquiera su padre, debería estar pensando de otra manera. —Traigo un sujetador —susurró Eva, incapaz de luchar contra su sonrisa por más tiempo—. Ese es mi algo nuevo. No pudo evitarlo y se echó a reír. Ella era tan malditamente... perfecta. —Algo viejo —continuó ella, señalando sus pies—. Algo prestado. —Sujetó su medallón de oro de los Jinetes alrededor de su cuello. El que tenía “Deuce” inscrito al reverso. —Prestado para jodidamente siempre —dijo bruscamente. No había manera de que ella lo diera de vuelta jamás. Su sonrisa creció. —Mi vestido es blanco —continuó—, y estoy usando tus bóxers azules. Todo el banquete de boda estalló en carcajadas. —¡Ah, Evie! —Kami suspiró—. ¡Te dije que no hicieras eso! —Jodido infierno —murmuró, tomándola del brazo y girándola hacia el ministro—. Terminemos con este jodido circo —gruñó. Sin dejar de sonreír, a pesar de dirigirle miradas extrañas a Eva, el ministro los acomodó más cerca. —¿Listos? —preguntó el ministro. —Joder, si —dijo bruscamente—. Esta perra es mía. Esta vez, el jardín entero estalló en risas. A excepción de Eva. Ella lo miraba, su amplia sonrisa, sus ojos suaves. Esos malditos ojos, ahogándolo en nada más que Eva. —Yo, Eva Fox, te tomo a ti, Cole West, para ser mí amado esposo —repitió suavemente Eva—. Para tenerte y sostenerte, para honrarte, atesorarte, estar a tu lado en el dolor y en la alegría, en las buenas y en las malas, para amarte y cuidarte siempre. Te prometo esto, bebé, desde el fondo de mi corazón, para todos los días de mi vida. La miró fijamente, ardiendo con un total enredo de emocionas que no podía hacer nada para apagarlo. Ardiendo porque sabía que nunca tendría suficiente de ella, ardiendo porque quería tomarla, llevarla al interior de la casa del club, desnudarla y agotarla de nuevo sólo para asegurarse de que nunca se iría. Ardiendo porque después de toda la mierda por la que pasaron, el dolor, la pérdida, el dolor, la recta de malvada brutalidad que les hizo cuestionarse todo lo que habían pensado para ser verdad y casi los había alejado para bien, él sabía que haría lo que fuera por ella... robar cualquier cosa, matar a quien sea... ser cualquier persona. Incluso un jodido esposo. —Bebé —susurró Eva, sonriendo—, es tu turno. Miró al ministro que esperaba, luego de vuelta a Eva. —Lo que dijo ella —gruñó. Entonces, se giró a sus invitados—. Eso es todo — gritó—. Aquí estoy yo y mi maldita Eva y éste es nuestro jodido camino y al que no le guste, cualquiera que tenga alguna mierda que decir, ¡pueden irse a la mierda de nuestro camino! La multitud, sus hijos, su familia y amigos, incluso Predicador, estallaron en felices burlas y estridentes risas. —Puede besar a la novia. —El ministro suspiró, negando con la cabeza. No perdió el tiempo, sujetó a su mujer, su esposa, su Eva y la levantó en vilo y la aplastó contra él. Sus piernas alrededor de su cintura, sus brazos alrededor de su cuello y sus bocas chocaron juntas. —¡Ya era jodida hora! —bramó Blue desde su lugar en el bar. Born to Be Wild7 explotó a través de los altavoces externos y ahogó los gritos. Eva se alejó riendo, lágrimas de felicidad rodando por sus mejillas. Enroscó su mano en un puño y pasó sus nudillos por un lado de su cara. —Ahí está —susurró. —¿Qué? —susurró ella. —Tu, Eva. Sólo malditamente tú. Kami se arrojó a través del pasillo a Cox. Dorothy enterró su cara entre sus manos, su velo de cabello rojo ocultándola de la visa, y se echó a llorar. Mick rodó los ojos. —Idiotas —murmuró—, estoy rodeado de idiotas. Y Danny... hizo una pausa para estudiar a su hija mayor. —¡Mamá! —gritó Ivy, apuntando por Eva. Eva se apartó de él para agacharse y tomar a su hija mientras ella gateaba hacia sus brazos. Se giró hacia Danny, preocupado por la extraña expresión en su rostro. Siguió su línea de visión a... Destripador. Parecían estar teniendo algún tipo concurso de miradas, el resto del mundo olvidado, ningún ganador a la vista. 7 Canción interpretada por la banda de rock canadiense, Steppenwolf. —¡Oye, Danny! —dijo ZZ, apareciendo a lado de su hija, sobresaltándola. Se giró a ZZ—. ¿Quieres bailar? Danny le lanzó una última mirada a Destripador, se giró a ZZ y asintió. Los miró alejarse, ya planeando en cuantas maneras diferentes iba a golpear a ZZ hasta la muerte, luego se levantó en el rostro de su sargento de armas. —¿Qué fue eso? —gruñó. Destripador lo miró con valentía. —¿Qué fue qué? Sus fosas nasales se dilataron. —Tú. Danny. Qué. Fue. Eso. —Bebé —dijo Eva, metiéndose entre ellos—, quiero bailar. Por supuesto que quería. Ella siempre lo tenía haciendo estupideces como bailar. Y por alguna razón, siempre terminaba haciéndolo a pesar de que jodidamente lo odiaba. —Más tarde —prometió a Destripador y le permitió a su nueva esposa arrastrarlo. —¿Cuándo podemos jodidamente salir de aquí? —preguntó él. Riendo, ella envolvió sus brazos alrededor de su cuello y escondió su hermoso cuerpo contra el suyo. —Te amo, Deuce. —Ella rió—. Muchísimo. —Bebé —dijo suavemente, sujetándola con fuerza—, joder, sí. —Una cosa más —dijo. —¿Sí? —Eres mío. Él sonrió. Seguro como la mierda que lo era.



avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Sáb 1 Jul - 4:21

Cox y Cami

¿Qué edad tiene ese niño, Cox? —Demandó Anna—. ¿Cuánto tiempo has estado follando con esa mujer? Cox se quedó mirando a su esposa. Había estado con ella desde que tenía diecinueve. Le había dado su hermosa hija, Mary Katherine. Había hecho todo lo que él le había pedido. Había cocinado y limpiado, nunca hizo preguntas cuando no estaba en casa por semanas y siempre había abierto voluntariamente las piernas sin importar lo mucho que él quisiera follar. Y para mostrar su agradecimiento, él la dejó descubrir que tuvo un hijo con otra mujer en la peor forma posible. Kami Carlson-Henderson, la perra estaba loca, mimada, y tenía una actitud asesina la mitad del tiempo que estaban juntos. También era la mujer más hermosa que él había conocido, y ella lo sabía. Lo sabía y lo usaba a su favor. Pero… No solamente era el sexo, con Kami era diferente a lo que él tenía con cualquier otra perra, era mejor y estimulante, agotador y abrumador. Siempre estaba pensando en ella cuando no estaba a su lado, y cuando estaba con ella, no podía mantener sus manos quietas. Peor aún, le gustaba pasar tiempo con ella, sólo hablar, comer, o estar acostado en la cama, juntos. —Escucha —murmuró—. Creo que esta mierda entre nosotros, Anna, se ha salido de curso. Su boca cayó abierta, y su mandíbula se apretó. Estaba siendo un capullo, y odiaba ser un idiota con Anna. No se lo merecía. Sólo que… no podía evitar lo que sentía, y no podía detener lo que tenía Kami, ya no. La perra estaba arraigada en su alma. Barriga llena, corazón contento8. Una barriga llena y un corazón contento, su madre siempre había dicho que así era como una mujer debería hacerlo sentir. Así era como Kami lo hacía sentir, a pesar de que la perra no sabía cocinar nada que valiera la pena, no haría la colada para salvar 8 En español en el original.  su vida, y vaciaría su cartera en segundos, y compraba todo lo bonito y brillante que llamara su atención. —No podemos hacer esto aquí —continuó, negándose a mirar a su esposa a los ojos—, no con Eva enferma allá adentro, y el Pres listo para matar a quien lo cabreé. —Mírame —siseó. De mala gana, lo hizo. —No me mereces —dijo, mirándolo. Dio gracias a Dios que no estuviera llorando. Podía manejar el enojo, pero cuando las mujeres empezaban a llorar, prefería aguantarse su coraje y consolarlas. —Dios, Cox, todos estos años… toda tu mierda… las mujeres, la mentira… nunca estando en casa… —Lo sé —dijo en voz baja—. Nena, créeme, lo sé. Ella negó con la cabeza, sonriendo amargamente. —No sabes una mierda. Nunca lo hiciste. Nunca conociste a tu padre, tenías una puta por madre, aprendiste a vivir en las calles… debí haber sabido que esto terminaría así. Mantuvo su boca cerrada, a pesar de querer matar a la puta por hablar así sobre su madre. Sí, su madre trabajó en las calles para poner comida en la mesa. No había tenido muchas oportunidades realmente. No hablaba una palabra en inglés y tuvo que apretarse las bolas para poder sobrevivir. Él tuvo una sobredosis cuando tenía trece años. A solas, tuvo que robar para sobrevivir… hasta que Deuce lo pilló tratando de robarle su moto, lo golpeó hasta el cansancio y luego le ofreció un trabajo como mecánico. Un par de años más tarde, después de un montón de trabajo duro y mierda, había sido votado en el club. Ese mismo año, conoció a Anna en una carrera. Todo ese pelo negro brillante y sus grandes ojos cafés le recordaban a su madre, y la llevó a Montana con él y se casó con ella. —No trates de volver esta vez —espetó. No dijo nada, y después de unos momentos incómodos de silencio, ella se fue. Dejó escapar un suspiro. Ahora, tenía que ir a tratar con Kami. Preferiría comer vidrio. Kami lo iba a hacer pedazos. Caminó lentamente hacia el interior del hospital, preparándose para un regaño lleno de gritos, pero en su lugar encontró a Kami en los brazos de Destripador. El tipo estaba frotándole la espalda, sonriéndole por encima de su cabeza. —No, nena —le susurró Destripador, sonriéndole a él—. No va a suceder. Su puño se cerró. Odiaba que destripador la hubiera follado. No importaba que el único incidente ocurriera hace casi una década atrás. Todavía lo volvía loco, y verlo tocándola le hacía querer matar a su mejor amigo. —¡Sigue tocándola, idiota —gritó—, y te cortaré las manos! —Vete a la mierda —siseó Kami por encima de su hombro—. ¡Ya que todavía estás follando a tu esposa y probablemente a la mitad del estado de Montana, he decidido que follaré con Destripador! —Si de verdad quieres darle celos, Kami. Podrías darme una oportunidad —ofreció Jase. Kami se alejó de Destripador y sonrió con picardía a Jase. —Tal vez lo haré —ronroneó. —Kami —gruñó Cox. Estaba a cinco segundos de sacar su arma y hacer hoyos en las paredes del hospital—. Ven aquí. —¡Hiciste promesas, imbécil! —gritó—. ¡Y las rompiste todas! —Perra —dijo—. Ven. Aquí. Ahora. Ella se echó a reír, y su estómago se apretó. Aquí llegó… —Escucha, estúpido, estoy aquí para ver a Evie y su bebé, no a ti. Siéntete libre de hacer la unión padre-hijo con Devin —dijo, señalando a su hijo que estaba sentado al otro lado de la habitación, mirando la televisión de la sala de espera—. ¡Pero no se te ocurra que puedes darme órdenes como a una de tus putas! Todo el acto de macho es caliente en la cama, pero fuera de ella, es viejo y pasado de moda. Trató de respirar a través de la ira, pero cuando se trataba de Kami, estaba tan loco como ella lo estaba, y joder, era… sentía… ¡joder! —¡KAMI! —bramó, asustando a todo el mundo dentro de un radio de kilómetro y medio—. ¡Ven aquí! Kami ladeó la cadera y cruzó los brazos sobre su pecho. —No — dijo bruscamente. Lo perdió. Lo perdió porque no podía manejarlo cuando no se salía con la suya. Lo perdió porque nunca había conocido a una mujer que no callera de rodillas y besara el suelo por el que caminaba hasta que conoció a Kami, pero sobre todo, lo perdió porque estaba tan jodidamente enamorado de ella que no podía pesar claramente. Tap y Jase lo atraparon antes de que corriera hacia ella, y lo empujaron contra una pared. —Kami —dijo Destripador—, ven a calmarlo antes de que esto se salga de control.  Le frunció el ceño a Destripador y el tipo frunció el ceño de regreso. —Hazlo —ordenó—. Ahora. Con los brazos todavía cruzados en su pecho, Kami se dio la vuelta y cruzó la habitación, deteniéndose a pocos centímetros de donde él estaba siendo detenido contra la pared. —Se ha terminado —susurró en voz baja. Eso le sorprendió. Dejó de luchar contra Tap y Jase, y un momento después, lo liberaron. —No ha terminado —dijo con firmeza—. No hemos terminado. Porque si habían terminado, iba a agarrarla, atarla en su sótano y decirle a los policías que no tenía idea de lo que le había sucedido. Ella negó con la cabeza. —No, Cox. Te di una oportunidad, y no me gustan los resultados. —¡Kami! —gritó, agarrándola por los hombros cuando se movió para alejarse—. ¡Basta! —Quítame tus manos —dijo en voz baja, de pie firme. Le tomó hasta la última gota de fuerza de voluntad que tenía, pero se las arregló para liberarla. En el momento que lo hizo, ella se dio la vuelta. —Devin —Llamó a su hijo—, vamos a buscar algo de comida, y luego iremos a ver a tía Evie. Devin se bajó de la silla y corrió a su madre. Deslizando su pequeña mano dentro de la de Kami, avanzaron por el pasillo. Pánico, ira y confusión rasgaron a través de él. Entonces, la comprensión, más que ira, más que pánico, de oh-mierda-que-carajoacabo-de-hacer, y un montón de oh-oh, oh-no, esto-realmente-sucedió siguieron. —¡Kami! —bramó—. ¡Te amo! —¡Demuéstralo! —gritó de regreso, sin perder el ritmo mientras seguía caminando. Destripador tapó su boca para no reírse y, sintiéndose humillado, Cox cerró los ojos y se recostó contra la pared. —Kami —imitó Tap—. Te amo. Mick se echó a reír. —¿Te sientes mejor? —preguntó Jase, sonriendo. —No —murmuró—. Siento como si mi polla estuviera encogida y muerta. —Estoy bastante seguro que la mía se encogió y murió sólo de escuchar eso —dijo Tap. 
Lo que sea. Nunca pensó que alguna vez lo admitiría en voz alta, pero lo quería decir; la amaba y había esperado que ese culo flaco viniera caminado de regreso a él.



avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Gutti el Sáb 1 Jul - 10:52

Moteros? Me apunto
avatar
Gutti

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 20/01/2015
Edad : 34

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por yiniva el Sáb 1 Jul - 17:08

Mmmm, púes se término, cada quién con quien debe estar, gracias.


avatar
yiniva

Mensajes : 2091
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Tatine el Sáb 1 Jul - 17:57

Gracias por esta lectura.....la verdad estoy bien pero pudo haberle sacado mas provecho la autora...nose, como que le faltó algo
avatar
Tatine

Mensajes : 799
Fecha de inscripción : 03/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Sáb 1 Jul - 20:05


15-Junio --> Sinópsis y capítulo 1
16-Junio -->Capítulo 2 y 3
17-Junio --> Capítulo 4 y 5
18-Junio --> Capítulo 6
19-Junio --> Capítulo 7 y 8
20-Junio --> Capítulo 9
21-Junio --> Capítulo 10 y 11
22-Junio --> Capítulo 12
23-Junio --> Capítulo 13 y 14
24-Junio --> Capítulo 15
25-Junio --> Capítulo 16
26-Junio --> Capítulo 17
27-Junio -->Capítulo 18 y 19
28-Junio --> Capítulo 20
29-Junio --> Capítulo 21
30-Junio --> Capítulo 22 y Escenas Extras


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2042
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por mariateresa el Sáb 1 Jul - 21:39

Genial esta serie me encanta quiero leer la historia de predicador y zz .
Gracias chicas por traerla me encanto.


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1786
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Dom 2 Jul - 20:15

Hermosas !!
Ahora llega el momento de los agradecimientos...
Primero @magapali , por permitirnos moderar esta genial lectura !! Smile

Segundo, a mi compañera, @Ross L de Mellark por apoyarme en esta moderación y porque siempre puedo contar con ella. Te quiero chiquilla     

Y por último, a las más importante, a nuestras queridas lectoras !! Un gusto haber leído sus comentarios y contar con ustedes, de verdad, estoy muy feliz de que pudieran acompañarnos y de tener tan buena respuesta de su parte. Muchas gracias, de todo corazón, muchas gracias !!

Nos acompañaron durante esta lectura:
@jymm @jessmddx @Walezuca Segundo @Carilo @mariateresa @LuVelitta @Veritoj.vacio @Tatine @Dai Alvarado @wordsofthisgirl @PotterGirl @Lost Girl @Taninaminina @Ross L de Mellark @micafp_2530


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2042
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Veritoj.vacio el Lun 3 Jul - 0:47

Ah me gustó el final, a pesar de que nos hicieron dar tantas vueltas, con que se decidian y no se decidian, y todo lo que pasaron, por fin ya se asentaron,.
Y Dany y ZZ? bueno habra que ver que pasa


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1866
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por mariateresa el Lun 3 Jul - 16:59

@veritoj.vacio no se si has leido el resto de los libros pero te adelanto que no es dany y zz te recomiendo seguir leyendolos.


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1786
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Taninaminina el Miér 5 Jul - 11:36

Debo decir que fue bastante diferente a lo que e leido antes , pero fue muy interesante Gracias !


avatar
Taninaminina

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 29/11/2016
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Junio 2017

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.