Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ABC de nombres
Ayer a las 17:45 por Guadalupe Zapata

» Juego de Rangos
Ayer a las 17:44 por Guadalupe Zapata

» A B C de Flores
Ayer a las 17:22 por Guadalupe Zapata

» A B C De Colores
Ayer a las 9:39 por alexana

» Propuestas Agosto 2018
Ayer a las 6:51 por martenu1011

» ABC de Cantantes y Bandas
Ayer a las 6:50 por Guadalupe Zapata

» De 2 en 2 hasta 10.000
Jue 16 Ago - 16:48 por alexana

» Números del 1 al infinito !
Jue 16 Ago - 16:45 por alexana

» Ranguitos para todos
Jue 16 Ago - 13:04 por katrinakurt

[/hidecode]Bloquear botón derecho[hidecode]
SELECCION DE TEXTO

Lectura #2 Julio 2017

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por mariateresa el Sáb 29 Jul - 20:45

Opino igual que Ross fueron unos desagradecidos los dos.
El pobre Sully tuvo que soportar todo ese infierno y ahora mas encima le hacen justicia marcial.
Mas encima Ronan se caso e inscribio a sus hijos con el nombre de Sully. Que desfachatez!!!
Estoy molesta con ese par menos mal que ya estan muertos los dos.
Gracias por el capi


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1836
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Dom 30 Jul - 22:48

Hola chicas !!
Perdón por no poder pasar ayer, pero tuve problemillas personales y no me pude conectar en too el día u___u
Pero aquí está mi comentario:

Agg !! No lo sé, esto fueron demasiadas revelaciones fuertes en un solo día.
La verdad estoy un poco enojada con Ronan, y compañía, por lo que le hicieron a Sully, creo que estuvo muy mal y que de ninguna manera fue lo correcto.
Y ahora, el pobre Sully pagandolas todas. Me enoja y entristece a la vez.
Y, no lo sé, de alguna manera me tranquiliza que los hijos "sean" de Sully, no lo sé, me da algo de paz. Osea, no se confundan, pienso que lo que hizo Ronan estuvo muy mal, pero ahora por lo menos puede Sully tener a los niños.
Estoy ansiosa por leer el capítulo final.

Gracias por el capi !!


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2060
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Lizzy el Lun 31 Jul - 1:44

26


Gatillo

El funeral fue gris y lúgubre. El sol nunca parecía dejar de brillar en
California, pero de alguna manera, el mundo era un lugar oscuro y negro y
el alegre clima no podía hacer nada para cambiar eso.
Mamá no había dejado de llorar. Yo tampoco. Era demasiado. Papá se había ido.
Sully había sido llevado por la policía militar y, no importaba cuántas veces había
llamado para descubrir qué estaba pasando con él, nadie me iba a decir nada. Con el
tiempo, descubrí que estaba siendo retenido en la base de Camp Haan Army en
Riverside y que estaba a la espera de vista. Aún no podía creerlo.
Suplantación de un oficial del ejército. Eso es lo que había dicho el soldado cuando
arrestaron a Sully en el aeropuerto. No había manera de que hubiera suplantado a un
oficial del ejército. De ninguna jodida manera.
El velorio de papá se llevó a cabo en el restaurante. La mitad del vecindario
apareció para despedir a mi padre. Bebimos, comimos y contamos historias. La tarde fue
agridulce… un verdadero homenaje a un hombre maravilloso, amable y generoso que
había llegado a las vidas de mucha gente. Mi tía Simone lo organizó absolutamente todo.
Fue un regalo del cielo. Saludó a todos en la iglesia. Coordinó a todos, asegurándose de
que sabían dónde y cuándo aparecer para el velorio. Se encargó de las flores. Se aseguró
de que todos estuvieran cómodos y tuvieran suficiente comida y bebida. Alejó a la gente
de mamá y de mí cuando parecía que estábamos al borde de un colapso nervioso (lo cual
fue a menudo). Sin ella, habríamos estado perdidas.
Cuando el día tocaba a su fin, me ocupé en reunir platos y vasos del restaurante,
intentando mantenerme aparte; era encantador que tanta gente hubiera aparecido para
mostrar su amor y apoyo, pero realmente no podía soportar a otra persona diciéndome
lo mucho que lo sentía por mi pérdida.
Estaba cargando una pila de platos por la parte de atrás en la cocina, cuando vi una
figura alta, parecida a un pájaro, vestida de negro, de pie a un lado.
Robert Linneman.
Me dio un pequeño y triste saludo cuando me vio. ¿Qué en la tierra hacía aquí?
Dejé la carga que llevaba y me dirigí hacia él.
E
—¿Señor Linneman? ¿Vino aquí por el funeral de mi padre? —Incluso mientras lo
decía, sabía que no tenía sentido.
Lineman negó despacio.
—No, señorita Lang, aunque sentí muchísimo oír de su pérdida. También tengo
que disculparme por aparecer aquí así, pero vine por solicitud del señor Fletcher.
—¿Sully? ¿Lo ha visto?
—Sí. He representado a Sully y a Ronan por un muy largo tiempo. Antes también
representé a su padre. Bueno, fui llamado e informado de la situación de Sully. He
estado por aquí intentando resolver el asunto durante un par de días. Sully me pidió que
le entregara esta carta. Contra mi consejo, podría añadir. —Tendió un pequeño sobre, el
cual lucía como si hubiera sido sellado y luego abierto de nuevo.
Lineman suspiró cuando me vio pasar mis dedos contra el rasgado borde del sobre.
—Sí, desafortunadamente la policía militar lo leyó antes de que pudiera sacarlo de
la base. Me temo que los contenidos de la carta de Sully probablemente no han hecho
ningún bien a su caso.
Tomé la carta y empecé a leer. Lo explicaba todo. Mientras leía, mis ojos revisando
rápidamente las páginas que Sully me había escrito, las cosas empezaron a tener mucho
más sentido. Al mismo tiempo, eran mucho más confusas también.
—Entonces… ¿Sully fue el que sacó a esos hombres de los restos, no Ronan?
Linneman asintió.
—No lo entiendo. ¿Cómo explicaron Magda y Ronan que se habían casado, y no
Magda y Sully? ¿Cuándo volvieron a cambiar sus identidades? —Mi cabeza dolía, hasta
el punto de que hasta la más mínima pizca de nueva información que se me estaba
dando, simplemente no tenía sentido.
—Ronan lo resolvió cuando Sully finalmente volvió a casa del despliegue. Volvió a
la isla y lo encontró. Acordaron entonces ser ellos mismos de nuevo. Era el momento
para ser quien se suponía que fueran. Supervisé el encuentro entre ellos. Ronan estaba
preocupado de que Sully pudiera no estar exactamente complacido de verlo.
—Entonces, ¿usted sabía esto? ¿Todos estos años?
—Sí, lo sabía.
—¿Y no pensó mencionar nada de esto cuando Ronan murió? ¿No pensó en
explicar por qué sería tan malditamente difícil conseguir que Sully tomara a Connor y
Amie?
Linneman alisó su traje, educadamente declinando una bandeja de canapés de tía
Simone.
—No era mi lugar. Apenas puedo discutir con usted este asunto legalmente ahora 
porque Sully me lo ha pedido.
Dios, qué desastre. Todo era tal desastre. En tiempos como estos, normalmente
habría acudido a mi padre por consejo, pero ya no era posible.
—¿En cuántos problemas está? —cuestioné.
—Una cantidad considerable —respondió Linneman—. Parece que disparó algún
tipo de bandera roja cuando su identificación entró en los sistemas de la línea aérea en
Maine. El ejército ha estado intentando cazarlo por algún tiempo. Parece que cierta
cantidad de documentos delicados se perdieron durante el tiempo en que Sully estuvo
desplegado bajo el mando del coronel Whitlock. Un soldado llamado Crowe fue
arrestado por vender secretos militares a partes externas. De alguna manera había
descubierto que Sully estaba fingiendo ser Ronan y le dijo a la policía que Sully fue
quien vendió la información. Que había tomado varios documentos cuando dejó el
ejército, y ya que Crowe no tenía nada cuando fue arrestado, parecía que Sully era al
menos cómplice de esconder la evidencia, si no estaba directamente implicado en los
crímenes cometidos.
—¿Espionaje? Nunca he oído nada tan estúpido en toda mi vida.
—Lo sé. Sully insiste en que no tiene ningunos documentos secretos, pero los
militares probablemente no lo creen, ya que mintió sobre quién era durante mucho
tiempo. Básicamente, no se ve bien, señorita Lang. No se ve bien en absoluto.
—¿No han buscado en su casa de la isla?
—La han puesto patas arriba. No encontraron ni una cosa, pero ahora dicen que
podría haber ocultado los documentos en otro lugar. Enterrarlos. Asegurarlos en un
lugar seguro. Dárselos a alguien más, quizá.
Esto era indignante. No había manera de que Sully estuviera involucrado con
vender información militar secreta a nadie. De ninguna manera. Y tampoco había modo
de que estuviera involucrado con este Crowe. El nombre era familiar para mí, Sully lo
había mencionado una o dos veces, pero si estuvieran juntos en actividades ilegales,
seguramente no lo habría mencionado para nada.
Entonces…
Mi sangre corrió fría cuando recordé algo. Sully, enfermo con fiebre después de
que el Sea King se hundiera, dando vueltas en su sofá, gritando un nombre. Gritándole a
un hombre para que lo ayudara. Había estado gritándole a Crowe. Cuando le había
preguntado sobre Crowe más tarde, recordé la mirada amarga en el rostro de Sully
cuando dijo que no había sido un amigo.
También hubo otro momento. Otra vez en la que Sully había mencionado a
Crowe. Me devané los sesos, intentando traer el recuerdo a la superficie de mi mente,
buscando en cada momento que Sully y yo habíamos pasado juntos, intentando repasar 
conversaciones e interacciones hasta encontrarlo.
—¿Señorita Lang? Ophelia, ¿está todo bien? —Linneman tocó mi hombro, un
profundo ceño de preocupación en su rostro, pero alcé una mano, enterrándome más
profundamente en mis pensamientos.
¿Cuándo? ¿Cuándo había sido? Dios, tenía que recordar. Tenía que hacerlo. Y
entonces, justo cuando estaba a punto de rendirme, vino a mí en una rápida ráfaga, una
revelación que hizo girar mi cabeza.
—Mierda —siseé.
—¿Qué pasa, Ophelia?
—Sé dónde están los documentos —expliqué, negando—. Sé exactamente dónde
están y sé dónde encontrarlos también.
Linneman parecía alarmado.
—Si pueden ayudar a limpiar el nombre de Sully, entonces necesitamos llevárselos
a la policía de inmediato —dijo.
—Lo sé. Debería llamarlos y decirles que tienen que volver a la isla. Los
documentos están en un grupo de USB. Están en mi cajón de ropa interior. Y… bueno.
—Carraspeé—. Están llenos de porno.
***
Los USB que Sully me dio para Navidad en realidad estaban llenos de operaciones
tácticas de inteligencia y perfiles talibanes. Todos los documentos estaban
aparentemente corruptos y los USB habían sido sobrescritos con porno, pero la
información seguía allí, acechando bajo la superficie, esperando a que alguien viniera y
la encontrara. La identificación digital militar de Crowe estaba estampada en los
documentos, mostrando las horas y fechas en las que los había descargado de los
servidores protegidos del ejército. La identificación militar digital de Sully no estaba por
ninguna parte. Una semana después de que los USB fueron entregados a la policía
militar, Sully fue liberado inesperadamente de Camp Haan. Linneman me llamó para
contarme las buenas noticias.
—Creo que deberías ser la que fuera por él —me dijo—. Se ha estado volviendo
bastante loco por el hecho de que no le hubieran permitido llamarte. Estoy seguro de
que apreciaría que lo recogiera su chica antes que un viejo polvoriento como yo.
Conduje hacia Camp Haan en el 4Runner de mamá, todo el camino temiendo
tener que enfrentar a otro arrogante hombre vestido de uniforme, pero cuando llegué
allí, un tipo alto y guapo vestido de civil me saludó en su lugar. Me llevó hacia la puerta
y me acompañó dentro del edificio, presentándose como Sam. Era bastante joven, aún a
mitad de sus veinte, pero caminaba con un aire de importancia y cuando pasamos a
otros soldados en los pasillos del edificio de administración por el que Sam me llevó, 
todos se pararon y lo saludaron sin excepción.
Me guió a una pequeña habitación sin ventanas y me hizo un gesto para que me
sentara en una mesa baja, el único objeto de mobiliario en la habitación.
—Sully estará con usted en un segundo, señorita Lang. Si gusta esperar aquí, yo
también volveré en un momento con los papeles de liberación de Sully. —Se fue y me
senté en la mesa que me había indicado, intentando no morderme las uñas.
Cinco minutos después, Sully fue escoltado a la habitación por dos guardias
armados. Estaba vestido en uniforme militar y parecía no haber dormido en días. Había
círculos oscuros bajo sus ojos, pero su espalda estaba recta, su barbilla alta y orgullosa.
Cuando me vio, se apresuró a entrar y me rodeó con sus brazos, levantándome del suelo.
—Maldita sea, Lang —dijo con los dientes apretados—. Pensé que no vendrías. —
Me besó por todo el rostro. Bajándome, sujetó mi rostro con sus manos, revisándome de
la cabeza a los pies, como si memorizara hasta el último detalle de mí en caso de nunca
verme de nuevo.
—Por supuesto que vine —susurré—. No hiciste nada malo.
—El ejército de los Estados Unidos no lo ve así —dijo—. Aún estoy bastante
jodido. Nunca debería haber hecho lo que hice.
Apoyé mi frente contra su pecho, cerrando los ojos, exhalando un suspiro de
alivio.
—Querías a tu hermano. Eso es todo. Y sea lo que sea que pudiste haber hecho,
parece que estás fuera de peligro. Le dijeron a Linneman que iban a liberarte.
Sully frunció el ceño.
—¿Lo hicieron?
—Sí. El oficial que me acompañó dijo que iba a traer los papeles de tu puesta en
libertad.
En ese momento, la puerta se abrió de nuevo y Sam apareció, apresurándose a
entrar. Nos dio una breve sonrisa y luego extendió su mano hacia Sully.
—Alférez Coleridge. No creo que nos hayamos conocido.
Sully estrechó la mano de Sam, con la cabeza ligeramente ladeada. Parecía
perplejo.
—¿Coleridge? —repitió.
—Así es, señor. Sam Coleridge. Su hermano me sacó de ese camión ardiendo a las
afueras de Kabul. Solo tenía diecinueve años en ese momento.
Sully se balanceó en sus talones, el reconocimiento dibujándose en su rostro.
—Eso es correcto. Kabul.
—Casi hemos acabado aquí, señor. Si firma aquí, donde hemos indicado con cruces
rojas, podremos dejarlo irse. —Sam le entregó a Sully el papeleo en su otra mano,
sonriendo más amplio.
—No lo entiendo, Ronan no fue…
—No se preocupe, señor. Todo ha sido solucionado. Personalmente testifiqué que
usted no fue el que me sacó de ese camión. Definitivamente fue Ronan Fletcher, como
confirmaron los registros de esa noche.
—Pero ¿qué hay de la carta que escribí? Confesé que…
Sam negó.
—Lo siento, señor. No sé de ninguna carta que contenga evidencia relacionada con
este asunto. Por lo que nos concierne, Ronan Fletcher sirvió un total de cinco períodos
de servicio en Afganistán, salvando las vidas de treinta y ocho hombres durante el
período de su servicio. Los USB que fueron encontrados en su casa, fueron llevados por
él, bajo la estipulación de que eran otra cosa completamente. Creemos que no tenía
ningún conocimiento de sus contenidos ocultos.
Sully cerró su mano alrededor del bolígrafo que Sam le ofrecía.
—Ah. Ya veo.
—Sí, señor. Por suerte para usted, este asunto fue resuelto. De lo contrario, con
seguridad habría sido enviado a Gitmo. Probablemente no habría puesto un pie en
Estados Unidos de nuevo. —El tono en la voz de Sam dejó las cosas muy claras; sabía
que Sully era el hombre que lo salvó. Sabía perfectamente bien que Sully había
quebrantado la ley, pero estaba fingiendo ignorancia para salvarlo ahora.
—Entonces debería estarle agradecido —dijo Sully lentamente. Firmó el papeleo y
se lo entregó a Sam mientras yo observaba con asombro. Sam tomó el papeleo y lo metió
en su bolsillo.
—Siempre deseé haber visto a Ronan de nuevo —dijo. Hubo un extraño y obvio
giro en su voz que me hizo querer llorar—. He querido agradecerle por un muy largo
tiempo lo que hizo por mí. Ese acontecimiento fue catastrófico. Estaba muy mal herido.
Más allá de mal herido. Me tomó dieciocho meses recuperar el uso completo de mi
cuerpo. Fue un largo, duro y doloroso camino, pero estaba agradecido de seguir vivo
para tomar otro agonizante paso. Ronan arriesgó su propia vida para salvarme y a los
otros dos chicos que sacó de ese camión esa noche. Nunca lo olvidaré. Ni tampoco mi
esposa o mis dos niños. —Abrió su billetera y la tendió para que Sully la viera; dentro,
había una fotografía de una hermosa rubia sosteniendo dos pequeños niños que eran
inconfundiblemente de Sam—. Quieren expresar su agradecimiento al hombre que
salvó mi vida tanto como yo lo hago, capitán Fletcher. Es una deuda que nunca puede
ser pagada. 
Sully se quedó inmóvil, mirando la foto. Asintió muy despacio, sus manos ahora
curvadas en puños a sus costados.
—Estoy seguro de que mi hermano estaría honrado de que hayas construido tan
hermosa vida para ti, sargento Coleridge. Y querría decirte que salvar tu vida también
fue una de las cosas por las que estaba orgulloso en su vida.
Los ojos de Sam brillaron, llenos de lágrimas.
—Bueno. Hurra por las segundas oportunidades, ¿eh, capitán? —dijo, su voz
ahogada con emoción—. Para mí y para usted, creo.


U
 
avatar
Lizzy

Mensajes : 719
Fecha de inscripción : 03/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Rowina el Lun 31 Jul - 1:48

Cronograma

Sábado 15: Prólogo y Capítulo 1 
Domingo 16: Capítulo 2 y 3
Lunes 17: Capítulos 4 y 5
Martes 18: Capítulos 6 y 7 
Miércoles 19 : Capítulos 8 y 9
Jueves 20: Capítulos 10 y 12
Viernes 21: Capítulos 13 y 14
Sábado 22: Capítulos 15 pagina 124
Domingo 23 Descansamos y ponemos al dia.
Lunes 24: Capítulos 16 y 17
Martes 25: Capítulos 18 y 19
Miércoles 26: Capítulos 20 y 21
Jueves 27: Capítulos 22 y 23
Viernes 28: Capítulo 24
Sábado 29: Capítulo 25
Domingo 30: Capítulo 26

Lunes 31: Epílogo comentario final y puntuación



avatar
Rowina

Mensajes : 321
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 21

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Lun 31 Jul - 1:50

Este capitulo fue doloroso y bello a la vez!!

Claro que merecía la ayuda de el soldado que salvo. Muy emotivo demasiado emotivo. que bien que no paso a mas


Invitado,Te interesan más lecturas como esta buscanos en ACUALAND

avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1043
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por yiniva el Lun 31 Jul - 16:15

que bonito funeral tuvo el papá de Ofelia, y supo toda la verdad hasta pudo ayudar a Sully, y eso de que al final apareciera una de las personas que salvo fue una sorpresa.


avatar
yiniva

Mensajes : 2236
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Isa el Lun 31 Jul - 16:16

Ahhh que bonito llorón que bueno que quedo libre al fin recompensaron sus buenas acciones ya quiero leer el epilogo al rato me paso de nuevo





avatar
Isa

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 36

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por mariateresa el Lun 31 Jul - 17:20

Por fin salio libre!!!!
No se merecia estar encerrado y lo bueno es que tuvo gente leal que lo apoyo en su defensa.
Todo muy bello
Gracias chicas


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1836
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Lun 31 Jul - 18:49

Listas para el epílogo?

Gracias por acompañarnos a Lizzy Rowina y Jessmddx en tan bella lectura. 
De tarea junto con su comentario dejen plasmada con una imagen que parte de la historia les gusto más.
Tendrá puntaje para poder sacar los 3 primeros lugares.

Cuando pase a mi PC les dejo el capítulo.


Última edición por Ross L de Mellark el Lun 31 Jul - 23:24, editado 1 vez


Invitado,Te interesan más lecturas como esta buscanos en ACUALAND

avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1043
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Veritoj.vacio el Lun 31 Jul - 22:39

Sus acciones ejemplares ya vieron sus frutos, que bueno que salió de esta.


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1902
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Lun 31 Jul - 23:09

Epilogo

El doctor Fielding era más alto en persona de lo que había asumido. Su
oficina olía a cuero desgastado, pero no de una manera masculina. Del tipo
de manera en que podría oler cuero desgastado si hubiera ido a una tienda
de diseño de interiores y comprado una vela llamada “Cuero Desgastado” que ardía en
un estante, mientras mentalmente ayudaba a niños problemáticos y sus igualmente
problemáticos padres.
Connor se sentaba en el borde de su asiento, juntando dos legos y separándolos de
nuevo una y otra vez. Amie estaba felizmente entreteniéndose en el suelo al otro lado
de la habitación con otra niña pequeña que parecía perpleja por el desinterés de Amie
en su colección de Barbie.
Fielding, de al menos uno noventa de altura, se negó a sentarse y estaba de pie
junto a una estantería, pasando sus dedos ausentemente sobre el lomo de los libros
expuestos allí: Dr. Seuss mezclado con De la Infancia a la Adolescencia y La Antología
De Cambridge de la Psiquiatría Infantil.
—Así que, Connor. Cuéntame. ¿Eres feliz de estar de nuevo en la ciudad? —
preguntó.
Connor dejó de juntar los legos y separarlos.
—Sí. Me gusta mucho estar aquí.
—¿Y te gusta tu nuevo hogar? ¿Estabas triste cuando no volviste a tu viejo
apartamento? ¿En el que vivías con tu madre y padre?
Connor dejó los legos y levantó la cabeza, mirando a Fielding a los ojos.
—No, no estoy triste. Me gusta el nuevo apartamento. Puedes ver el parque desde
la ventana de mi dormitorio. Y el río también.
Un montón sucedió después de que Sully y yo nos fuéramos de Camp Haan. El
restaurante estaba a salvo y mamá estaba determinada a ser independiente. Había estado
preocupada de decirle que iba a mudarme permanentemente a Nueva York, pero
cuando había reunido el valor y lo había soltado, ella había estado absolutamente
emocionada por mí. La tía Simone se iba a mudar a una casa a un par de puertas en la
calle e iba a dirigir el restaurante con mamá. Con el dinero extra que quedaba del pago
que Linneman puso en mi cuenta bancaria, había suficiente efectivo para renovar el
lugar y realmente darle un nuevo comienzo. Umberto’s era ahora “George’s Place”, y no
E
podría haber estado más feliz.
Cuando me había bajado del avión en el JFK, Sully estaba a mi lado, sonriendo
suavemente. Para mí, no había lucido para nada como su hermano en ese momento. Era
puramente Sully, un hombre nuevo. Alto, oscuro, devastadoramente guapo y todo mío.
Me había levantado y tomado en sus brazos, aferrándose a mí como si le asustara que
fuera algún tipo de espejismo y que fuera a desaparecer en cualquier segundo, y me
había besado duro. El mundo se había detenido. No había aeropuerto. No había
anuncios por megafonía. No había una multitud de gente esperando a sus seres queridos
o apresurándose a sus vuelos. Solo estábamos él y yo, y nuestro futuro extendiéndose
ante nosotros, y fue el momento más perfecto.
—¿Estás preparada para ir a casa? —había preguntado.
—Dios, sí. Muy preparada.
Y habíamos subido a un taxi, y habíamos conducido por el tráfico y la confusión
de Nueva York hasta que habíamos llegado a nuestro nuevo edificio de apartamentos en
Lower Manhattan. Después de que me hubiera empujado en el ascensor, procedió a
pellizcar y rodar mis pezones bajo mi suéter y besar mi cuello hasta que tuve que
golpearlo y hacerlo parar.
Nuestro apartamento era pura perfección: altos techos y hermosos arquitrabes.
Suelos de parquet y orientación hacia el sur con sol toda la tarde. Solo teníamos dos
dormitorios, pero era suficiente para nosotros. Más que suficiente. Inesperadamente,
Rose se había mudado con nosotros. Se había apuntado a un curso nocturno en la
universidad de Columbia y estaba terminando su licenciatura en literatura inglesa, lo
cual significaba que durante el día levantaba a los niños y los llevaba a la escuela. Más
tarde, yo los recogía y los traía a nuestro edificio, pero en lugar de llevarlos al
apartamento que compartía con Sully, los subía a un piso extra a un lugar mucho más
grande y más espacioso que la Corporación Fletcher había comprado para Connor y
Amie: cuatro dormitorios y una vista para morirse.
Todo el mundo era feliz. Todo el mundo amaba el arreglo. Todavía nos sentíamos
como una familia, todos viviendo juntos, compartiendo las responsabilidades y los
placeres del día a día de crecer juntos, pero Sully y yo teníamos nuestra privacidad
cuando la necesitábamos, y Rose también.
—¿Extrañas estar en la isla? —preguntó Fielding, tomando un libro de la
estantería.
—Lo hago a veces —dijo Connor, lo cual me sorprendió. Había sido perfectamente
feliz con regresar a Nueva York; era todo lo que había conocido antes de que Ronan lo
hubiera desarraigado y trasladado a la pequeña isla de la costa de Maine—. A veces,
extraño el sonido del océano —continuó—. Y el silencio también. Puede ser muy
ruidoso aquí.
Fielding sonrió.
—Puede, ¿no es así? Creo que te acostumbrarás de nuevo, sin embargo. Entonces
se sentirá como si nunca te hubieras ido en primer lugar.
—Mmm. Supongo.
—¿Y qué hay de pasar tiempo con Ophelia? ¿Y Sully y Rose? ¿Te gusta pasar
tiempo con todos en casa?
—Sí. Me gusta mucho. Me gustan mucho todos. Amie también. —Habló
rápidamente, como si entrara un poco en pánico. Servicios de Protección Infantil habían
llevado a cabo una muy rigurosa y aterradora entrevista con todos nosotros cuando
explicamos lo que planeábamos y, desde entonces, Connor se había preocupado de que
Amie y él tuvieran que irse. Mientras los días pasaban, era más y más confiado,
mostrando más personalidad y más actitud que antes. Aun así, sabía que Fielding tenía
el poder de traer a Servicios de Protección Infantil a nuestras vidas y realmente no
quería eso.
Fielding asintió, sonriendo de una forma reconfortante que pareció calmar a
Connor.
—Esas son muy buenas noticias. Estoy muy complacido de oírlo. ¿Hay algo sobre
lo que te gustaría hablar hoy? ¿Estás preocupado por algo? ¿Hay algo de lo que tal vez te
gustaría hablarme a solas? —Fielding me disparó una seria mirada mientras decía esto,
apenas reconociéndome, y quise golpear al hombre. Lo entendía, sin embargo. Lo
comprendía. La seguridad de Connor era su principal prioridad. Si Connor necesitaba
hablar con Fielding a solas, entonces por supuesto que podía. La implicación de que
Sully, o Rose o yo pudiéramos haber hecho algo malo era bastante irritante, sin
embargo.
Connor declinó su oferta.
—No, gracias. Mañana vamos a ir al Museo de Historia Natural para mostrarle a
Amie esqueletos de dinosaurio. ¡Reales! Y luego vamos a ir a comer panqueques. Es el
cumpleaños de Amie.
—Parece que va a ser un día muy especial, Connor. Espero que lo disfrutes.
Más tarde, con Connor sosteniendo una mano y Amie la otra, me las arreglé para
llamar un taxi e ir a Tribeca, al almacén de Sully. Había establecido una tienda de
objetos de mobiliario únicos y artesanales para la élite de Nueva York. Podría fácilmente
haberse retirado con el dinero que Ronan le había dejado para cuidar de los niños, pero
se había negado a tocar un centavo. Era todo para ellos, dijo. Había hecho su camino en
el mundo muy bien a pesar de su hermano y no planeaba cambiarlo pronto.
Encontramos a Sully cubierto de serrín y oliendo a pino recién cortado en la parte
de atrás de su estudio. Connor y Amie gritaron de alegría, corriendo hacia él y 
rodeándolo con sus brazos. Alzó sus brazos, mirando a las dos pequeñas personas
aferradas a él, y rió.
—Vaya. Alguien pensaría que están felices de verme —dijo, sonriendo.
—¡Lo estamos, lo estamos! —le dijo Amie, riendo—. ¡Es la hora de ir a cenar a
casa!
—Ya veo. —Sully me miró y su sonrisa se transformó en algo más suave. Su rostro
estaba lleno de luz, donde una vez hubo tanta oscuridad e ira. Era como si fuera un
hombre diferente por completo. Aún era tan juguetonamente arrogante como siempre y
sus réplicas eran igual de afiladas y cáusticas que la primera vez que lo había conocido.
Pero ahora había una calma en él que me había hecho enamorarme imposiblemente más
de él.
Fuimos a casa, Sully en el asiento delantero con el taxista y yo en la parte de atrás
con los niños. Durante los nueve kilómetros hasta el apartamento, Sully tuvo su mano
extendida detrás de él en el hueco entre su asiento y la puerta, gentilmente acariciando
mi pierna, sus dedos curvados alrededor de mi tobillo, tocándome de una u otra manera.
Comimos la cena con Rose y los niños y luego nos quedamos para bañar a los
niños y acostarlos.
—¿Nos contarás una historia, tío Sully? —suplicó Amie—. ¿Una historia de
cuando papá y tú eran pequeños, como Connor y yo? —Sully pareció incómodo por un
segundo y luego se sentó al final de la cama de Amie, cruzándose de brazos.
—De acuerdo. Pero su padre y yo solíamos meternos en todo tipo de problemas,
así que tienen que prometerme que no seguirán nuestro ejemplo, ¿bien?
Tanto Amie como Connor asintieron solemnemente.
—Correcto. Bien. Hubo esta vez, cuando Ronan y yo tal vez éramos un poquito
mayores que ustedes, tal vez tendríamos diez años, e hicimos algo muy malo.
Quemamos la tienda de alimentación de McInnes…
Salí de la habitación, encogiéndome. Confía en Sully para contarles algo
completamente inapropiado como eso. Había aceptado a los niños tan bien, sin embargo.
Amaba ser su tío. ¿Alguna vez los habría conocido si Ronan y Magda siguieran vivos?
Era dudoso. Más que probablemente, habrían crecido y nunca lo habrían conocido.
Ahora, a pesar del hecho de que sus padres habían muerto, Connor y Amie tenían a un
amoroso tío y una amorosa tía que cuidaban de ellos, además de a mí. Puede que no
tuviera el título familiar por el que me llamaran, pero la manera en que decían mi
nombre —con amor y montones de afecto—, era suficiente.
Una hora más tarde, Sully vino a nuestro apartamento, con las mejillas enrojecidas
y viéndose muy avergonzado.
—Rose dice que necesita revisar mis historias para dormir de ahora en adelante —
me dijo, resoplando mientras se hundía en el sofá a mi lado.
—No me sorprende.
Sully me sacó la lengua, alzando la mano para pasar su índice por mi sien, mejilla y
bajo mi barbilla.
—Te ves muy hermosa ahora mismo, señorita Ophelia Lang de California. ¿Sabías
eso?
Reprimí una sonrisa. No sería bueno si supiera cuán feliz me hacían sus cumplidos;
se burlaría de mí sin piedad.
—Claro que lo hago —dije airadamente—. No te ves tan mal, supongo.
Sully rió, poniendo los ojos en blanco.
—Vamos. Ambos sabemos que soy el hombre más atractivo en el planeta. Inquieta
vive una cabeza en la que descansa una corona y todo eso. —Estaba bromeando, pero
también decía la verdad; realmente era el hombre más sexy en el planeta para mí. Me
incliné sobre él y planté un beso directamente entre sus cejas y Sully gimió suavemente
por lo bajo.
—Una carta llegó para ti —le susurré, mi rostro aún cerniéndose a un milímetro
del suyo—. Es de The Causeway.
—Probablemente de Gale, del centro médico, preguntándose cuándo voy a dejarte
y volver con ella —me dijo, guiñando un ojo. Se levantó y recogió su correo de la mesa,
luego lo abrió, revisando la carta que desdobló en sus manos. Había dos pedazos de papel
en el sobre. Sully leyó uno y luego el otro en silencio, entonces, simplemente se quedó
allí mirándolos con fijeza.
—¿Qué es, Sully?
No se movió.
—¿Sully?
Dobló los papeles y caminó lentamente hacia el sofá, donde me los entregó.
—Una voz desde la tumba —dijo quedo.
La primera carta era de Linneman. Era breve y directa al punto:
Querido Sully,
Antes de que tu hermano muriera, vino a verme e hizo significativos cambios en
su última voluntad y testamento. Como sabes, te dejó una importante suma de dinero,
junto con la casa de su infancia para hacer lo que te placiera. También se aseguró de que
los niños estuvieran financieramente seguros por el resto de sus vidas, gracias a sus
acciones mayoritarias en la Corporación Fletcher. Adicionalmente, Ronan también me
dejó en posesión de una carta dirigida a ti, para serte enviada a donde estuvieras 
viviendo a la fecha de hoy, diecinueve de octubre. Como tal, por favor, encuentra
cerrada su correspondencia según sus instrucciones.
Te deseo todo lo mejor en tu nueva vida con Ophelia y los niños en Nueva York,
Sully. No puedo decir que olvidaré alguna vez el drama y el caos que vino al conocer a la
familia Fletcher, pero, por otro lado, tampoco puedo decir que querría olvidarlo.
Puede que no hayamos sido capaces de salvar a mi querido cuñado esa noche que
subimos a ese bote juntos y fuimos a lo desconocido, mi querido amigo, pero me
considero afortunado por haber tenido la oportunidad de capear la tormenta junto a un
hombre como tú.
Mis mejores deseos,
Robert Clyde Linneman.
Desdoblé el otro pedazo de papel, conteniendo la respiración, insegura si debería
incluso mirar a Sully para asegurarme de que estaba bien.
Hermano,
Ha sido mi mayor honor llamarte así durante los pasados treinta y un años, a pesar
de que ha sido tu mayor vergüenza reconocerme por el mismo título.
No puedo decir más que lo siento. No puedo decirlo lo bastante y la palabra ha
perdido su significado para mí. En cambio, te escribo esta carta ahora, sabiendo las
circunstancias bajo las cuales vas a recibirla, con el mayor de los agradecimientos en mi
corazón.
Siempre fuiste y siempre serás el mejor hombre. Estoy muy agradecido de que
vayas a ser una figura paternal para mis hijos. Estoy muy agradecido de que hayas
encontrado felicidad también. Al momento en que puse mis ojos en Ophelia, vi una
gran y hermosa historia de amor extendida ante ti. Sé esto porque sé que me habría
enamorado de ella también, por supuesto. ¿No fue ese siempre el problema? ¿Estábamos
condenados a amar a la misma mujer a lo largo de nuestras vidas? No esta vez, sin
embargo. Esta vez, el final feliz te pertenece, querido hermano. Al menos, espero que lo
haga, de todos modos. Buena suerte para ti y para Ophelia.
Ha pasado el tiempo suficiente ahora, así que espero que el dolor y el sufrimiento
que te causé, haya disminuido un poco, y que mientras los años pasan, puedas incluso
aprender a perdonar mi debilidad y mi traición. Porque mi amor por ti es secundado
únicamente por la mujer que murió en mis brazos el año pasado, Sully. Por favor,
entiende que nunca habría arriesgado el preciado lazo que compartía contigo por nada
menos.
Gracias por hacer lo que yo no pude, Sully.
Gracias por hacer lo correcto.
Tu hermano para siempre, 
Ronan.
Doblé el papel de nuevo, tomándome un largo momento para considerar las
palabras de Ronan. ¿Orquestó esto desde el principio? ¿Sabía que Sully y yo nos
enamoraríamos? ¿Cómo posiblemente podría haber sabido tal cosa? Pero, por otro lado,
quizá pudo verlo. Ambos habían amado a Magda, después de todo. Quizás Ronan supo
cuando me conoció lo que ocurriría entre su hermano y yo.
—¿Quieres hablar sobre ello? —le pregunté en voz baja.
Sully extendió su mano y tomó la carta de Ronan. Ya hacía frío en la ciudad —un
fuego ardía y crepitaba felizmente en la chimenea— y pensé por un momento que iba a
arrojar la carta de Ronan al fuego. No lo hizo, sin embargo. La colocó en el brazo del
sofá y la miró por un momento muy largo, las sombras jugando y titilando por su rostro
mientras pensaba.
—No. No, no quiero hablar de ello —dijo de repente, sonriéndome—. Solo quiero
sentirte en mis brazos, Lang. ¿Eso está bien?
Me moví, apoyando mi cabeza en su pecho, escuchando su corazón latir despacio y
firme bajo mi oído por un largo tiempo. Sully pasó su mano arriba y abajo por mi brazo
ausentemente durante un rato, antes de inclinarse y besarme.
—¿Eres feliz? —me preguntó en voz baja.
—Sí.
—¿Me amas? —cuestionó.
—Más de lo que jamás hubiera creído posible.
Se quedó en silencio por un momento, entonces, curvó su índice bajo mi barbilla y
la levantó para que lo mirara.
—¿Quieres pasar el resto de tu vida conmigo, Lang? —Sus ojos buscaron los míos,
escudriñando por algo que podría o no estar allí. Mi corazón se ralentizó, apenas
latiendo en absoluto. ¿Me estaba pidiendo… me estaba pidiendo que me casara con él?
Cuidadosamente, metió la mano en su bolsillo, buscando algo. Cuando sacó la
mano, la había hecho un puño, apretando algo con fuerza en su palma.
—Iba a hacerlo mañana —dijo—. Cuando estuviéramos bajo un esqueleto gigante
de velociraptor con los niños mirando para que no pudieras decir que no. Pero veo
ahora que eso podría haber sido desagradable. No quiero que estés influenciada por
Amie o Connor. O un dinosaurio de hace ocho millones de años. Quiero que te decidas
por tu cuenta, ¿bien? Así que dime, Ophelia. Necesito saber. ¿Te gustaría ser mi esposa?
No podía apartar la mirada de él. Había sucedido tanto el año pasado. Era una
locura pensar que Sully estuviera tan seguro de nosotros tan rápido. Pero, por otro lado,
¿lo era en realidad? Yo estaba segura de él. Era todo lo que deseaba. Todo lo que alguna 
vez iba a desear. Puse mi mano encima de la de él, sonriendo.
—Me encantaría ser tu esposa, Sully Fletcher. Me gustaría muchísimo eso, de
hecho.
Una ardiente sonrisa iluminó el rostro de Sully.
—¿No mientes? —preguntó.
Sonreí, incapaz de no mostrar mi felicidad en mi rostro.
—No. No miento, Sully. No miento.

FIN


Invitado,Te interesan más lecturas como esta buscanos en ACUALAND

avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1043
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Lun 31 Jul - 23:22

no puedo creer que ya termino abuuuuu

Hermosa lectura muy bella 0 drama espero leer mas libros asi.

Puntuación 5 de 5


Invitado,Te interesan más lecturas como esta buscanos en ACUALAND

avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1043
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Veritoj.vacio el Lun 31 Jul - 23:30

Ay Dios hasta una lagrimita me saco. Muchas gracias por esta bella historia


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1902
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Lun 31 Jul - 23:31

Aww !!
Este capi dolió y fue muy emotivo a la vez. Tengo como que sentimientos encontrados.
El funeral del padre de Ophelia fue muy... especial. Me gustó, aunque me puso muy sentimental.
Y, me alegró mucho que quedara libre, creo que al final las buenas acciones son recompensadas, siempre.
llorón llorón llorón


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2060
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por mariateresa el Lun 31 Jul - 23:32

Muy buena la lectura pero quede con las ganas de saber que decia el diario de Magda.
Me parecio raro que vivieran en casas separadas con los niños si al final querian formar familia.
Ophelia nunca le comento que paso con su marido y que no podia tener hijos.
Detalles que me dejo con la lectura inconclusa a pesar de eso estuvo bella.
4 de 5
Mi mejor parte fue el faro

Gracias chicas nos leemos en la proxima lectura


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1836
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Lun 31 Jul - 23:36

No lo mencioné arriba (y no estoy muy segura de porque ¬¬') pero lo cierto es que me gustó muchisimo el libro, tiene un final ideal, aunque me sacó una que otra lagrimita, la verdad es que me enamoró.

Muchas gracias chicas por traernos tan hermosa historia, de verdad, me encantó !! :3
Muchas, muchas coronitas para todas ustedes !! Smile


Y ahora... mi imagen...
Verdaderamente me enamoré del libro, así que no me pude decidir por un momento...  pale pale
Pero, buscando en internet me encontré con esta imagen, y me enamoré al 100 %% !!!!
Así que, aquí está...



Última edición por micafp_2530 el Mar 1 Ago - 0:02, editado 1 vez


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2060
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Atómic_Mellark el Lun 31 Jul - 23:44

En esta semana todas tiene 5 puntos por mandar el código descifrado espero sus imágenes. 

por cierto mi hermoso hijo sera el jurado que dara los puntos Habra una bella sorpresa !!


Invitado,Te interesan más lecturas como esta buscanos en ACUALAND

avatar
Atómic_Mellark

Mensajes : 1043
Fecha de inscripción : 24/02/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Isa el Mar 1 Ago - 1:15

Coincido con Tere quedaron algunas cosas pendientes, pero me gusto que se casen y formen una familia aunque no vivan juntos, que Ronan antes de irse le encontro alguien a su hermano.
Muchas gracias por la historia chicas les doy 5 de 5
Ross no le enseñes esto a tu bebe me gusto cuando los descubrieron





avatar
Isa

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 36

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por yiniva el Mar 1 Ago - 10:01

me gusto mucho el libro, me pareció una buena historia y también eso de que vivieran separados de los niños me sorprendió un poquito, pero pues necesitaban su espacio, muchas gracias por la lectura.Mi puntuación 5/5
Mi parte favorita
Fue la vez que hicieron ángeles en la nieve, los niños estaban felices ya recuperándose un poco después de perder a su padre, y fue cuando Sully los vio y creó que fue un detonante para él para que se acercara a conocerlos, a los niños les encantaron sus regalos y fue una buena navidad a pesar de todo.
[url=https://servimg.com/view/19624630/57][/url]


avatar
yiniva

Mensajes : 2236
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por wordsofthisgirl el Miér 2 Ago - 18:33

Buenooo, me puse al dia.
Como dijeron nateirormente, quede con la espinita de saber que decia el diario de MAgda.
Lo que mas me gusto es que el prota masculino no fue el fuerte aqui, si no Ophelia, que fue la que tuvo que pasar y sobrellevar todoooo lo que paso desde la perdida de su trabajo, el suicidio de ronan y todo lo que vino despues con Sully y la muerte de un ser querido :´/


   
avatar
wordsofthisgirl

Mensajes : 1155
Fecha de inscripción : 16/07/2016
Edad : 22
Localización : venezuela

https://entrelibrosyunbuencafe.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Guadalupe Zapata el Jue 3 Ago - 15:37

On libro precioso. No dejéis de leer Callico, de la misma autora. Si tiene más libros estaría bien que los tradujeseis, esta autora está muy por encima de la media.
avatar
Guadalupe Zapata

Mensajes : 465
Fecha de inscripción : 31/07/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Maga el Sáb 12 Ago - 20:40

PUNTOS Y MEDALLAS ASIGNADOS 
avatar
Maga

Mensajes : 2895
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 30
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #2 Julio 2017

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.