Book Queen
¡Está activa!
Últimos temas
» ¿Qué libro empezamos?
Hoy a las 6:36 por carolbarr

» Aviso Importante y cambio de normas.
Hoy a las 1:33 por Xiora

» Juego de Rangos
Hoy a las 1:31 por Xiora

» El Juego de los Versus
Hoy a las 1:30 por Xiora

» ABC De Frutas
Hoy a las 1:27 por Xiora

» CUENTA HACIA ATRAS DESDE EL 500
Hoy a las 1:25 por Xiora

» ABC de palabras
Hoy a las 1:25 por Xiora

» Palabras encadenadas
Hoy a las 1:24 por Xiora

» De 5 en 5 hasta 500
Hoy a las 1:24 por Xiora

[/hidecode]Bloquear botón derecho[hidecode]
SELECCION DE TEXTO

Lectura Febrero 2018

Página 11 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... , 10, 11, 12  Siguiente

Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por carolbarr el Sáb 24 Feb - 14:59

No recibo las notififcaciones y tarde en ponerme al día
Andie ha cambiado, estos días fuera de su zona de confort la han ayudado a encontrarse, a replantearse su vida y a no ser tan calculadora, aunque sigue siendo una cabezota porque no puede ver que Mack es el hombre que todas deseamos
Mack es demasiado bello, no sea un hombre vengativo y eso me gusta y que busque formas de seguir con el matrimonio
Es algo loco lo que paso en Las Vegas pero para Ian fue lo mejor, realmente no conocia a la mujer con la se casaba
La abuela me cayó bien, veremos que dira despues que botaron su comida por la pelea de gatas
YA llegó Bradley, el proximo capitulo sera muy interesante




avatar
carolbarr

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 28/08/2015
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por yiany el Sáb 24 Feb - 15:45

No se si aguante hasta mañana para saber que va a pasar....


avatar
yiany

Mensajes : 607
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por IsCris el Sáb 24 Feb - 22:43

"Quiero que mantengas tus garras fuera de la espalda de mi hombre, eso es lo que quiero. " mi parte favorita


Y mis queridas damas Andie quedó KO



avatar
IsCris

Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 25/10/2017
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Dom 25 Feb - 8:37

Capítulo 41 
 
 
Me desperté tendida en el suelo junto a la mesa del banquete, varias caras cerniéndose sobre la mía. Al primero que noté fue a Mack porque la suya fue la primera que quería ver allí. Y su sombrero estaba tomando una gran cantidad de espacio y bloqueando mi vista de nadie. 
―Hola ―le dije, confusa y avergonzada―. Dime que sólo soñé con una pelea de chicas como parte de una lesión en la cabeza.  
―Creo que lo conseguiste a la inversa. La pelea de chicas primero y luego la lesión en la cabeza. ―Puso su mano en la parte superior de mi cabeza―. ¿Estás lo suficientemente bien para sentarte?  
―Andie, ¿qué diablos está pasando? ―preguntó Bradley. 
Por primera vez me di cuenta de él de pie a mi derecha, arrodillado a mi otro lado. Su rostro era una mueca gigante. 
―¿Estás realmente aquí también? ―fue todo lo que pude decir. 
―Sí, te dije que iba a venir. Jesús, ¿puedes levantarte? Tienes un aspecto terrible allí tendida en el suelo de esa manera. 
Mack le lanzó una mirada de enojo, pero no dijo nada, poniendo sus manos detrás de mi cuello y sentándome. 
El mundo se inclinó un poco y luego era normal de nuevo. 
De pie frente a mí estaban Maeve, la abuela Lettie, y varias otras mujeres. Estaban haciendo lo que podían para volver a colocar la mesa. Maeve me miró y luego volvió a su trabajo. 
Las lágrimas asomaron a mis ojos.  

 
296 
―Lo siento mucho ―le dije, mi voz quebrándose. La vergüenza era insoportable. 
―No te preocupes por eso ―dijo Maeve, obviamente infeliz―. Esto no es tu culpa.  
―Por supuesto que no es su culpa ―dijo Bradley―. Fue atacada por esa mujer de allí. Espero que sepa que se está buscando una demanda civil. 
Levanté mi mano.  
―Detente, Bradley. No voy a demandar a nadie.  
―Por supuesto que sí. No vamos a dejar que un ataque criminal endogámico te ataque de esa manera.  
―Hombre, no sé quién es usted, pero tendría que cuidar mejor de su boca. ―Esta amenaza provenía de Ian. Miré y lo vi de pie a un lado con Boog que cuidaba una angustiada Hannah Banana. No sé por qué pensé que se parecía a Chuckie antes. Ahora sólo parecía lamentable, con el maquillaje corrido bajo sus ojos, uno de sus tacones roto, y su cabello en mechones rizados por todos lados. 
Mack me puso de pie y me aferró hasta que logre mi equilibrio de nuevo. Asentí hacia él para dejarle saber que podía dejarme ir, y lo hizo, parándose a un lado. 
Bradley se acercó para poner su brazo alrededor de mí.  
―Vamos, estamos yéndonos.  
Me desprendí de él, enojándome cuando lo hizo difícil.  
―No, detente. No voy a ir contigo. 
Bradley se quedó con sus brazos en un abrazo congelado.  
―¿Qué quiere decir que no vas conmigo? Acabas de conseguir un golpe en la cabeza. No puedes viajar por tu cuenta. 
―Si ella necesita regresar, yo la llevaré ―dijo Mack. Me miró―. O podrías simplemente no volver. Podrías quedarte. 
Bradley se echó a reír, un sonido muy engreído y despreciable saliendo de su garganta.  
―Oh, hombre… ¿de verdad crees que una chica como Andie podría estar interesada en permanecer aquí, en un pueblo de Oregón en medio de la nada contigo… sólo porque has conseguido un sombrero de vaquero y una polla balanceándose entre tus piernas? Por favor. Ella tiene más clase que eso. ―Se extendió hacia mí de nuevo, pero di un paso fuera de su alcance y más cerca de Mack. 

 
297 
―No le hables de esa manera ―insistí, avergonzada por el hecho de que en realidad había considerado casarme con este idiota. Todas las veces que Ruby y yo nos habíamos burlado de él en la empresa volvieron a mí, junto con todos los sentimientos de odio que esos habían engendrado. Entonces me di cuenta de que tenía algunos poderes de distracción monstruosamente sobrehumanos, de alguna manera me las arreglé para engañarme olvidando todo eso y en realidad dormir con él por casi dos años. 
―¿Lo estás defendiendo? ―Bradley dio un paso atrás―. No lo entiendo, Andie. ¿Qué demonios está pasando aquí?  
Las mujeres que habían estado colocando el buffet se acercaron a escuchar, Maeve y la abuela Lettie a la cabeza del grupo. Angus, Ian y Boog se acercaron también, todos formando un gran círculo alrededor de nosotros tres, Mack, Bradley y yo. Era como el enfrentamiento en el OK Corral, sólo que sin las armas y mucha más vergüenza. 
Me aclaré la garganta, mi mirada lanzándose a las caras que me rodeaban. Vi miradas cuestionando, unas acusadoras y unas tristes. La única que me importaba era la de Mack, y por supuesto, su cara era una máscara que no podía leer. 
―Dile, Andie ―animó Mack―. Dile lo que hicimos. 
Mi voz se quebró en mi garganta mientras las lágrimas se derramaban sobre mis mejillas. Negué lentamente, la humillación de decirle a todos lo que había hecho tanto a Mack y Bradley con mi descuido era demasiado para soportar. 
―¿Quieres que lo haga yo? ―preguntó con suavidad. 
No podría decir que sí. Estaba mal hacerle asumir esta carga.  
―No ―dije finalmente a través de las lágrimas que seguían cayendo―. Lo haré.  
―Dime ―dijo Bradley, enojado ahora. 
―No te enojes con Mack ―le rogué―. Él no ha hecho nada malo.  
―¿Qué está pasando, Andie? ―dijo Angus, su voz calmada y suave―. Sea lo que sea, estoy seguro de que podemos solucionarlo.  
Puse mi mano en mis labios para evitar que temblaran. Buscando en lo más profundo dentro de mí, saqué la última parte de las reservas que tenía para calmarme lo suficiente para hablar. Me aclaré la garganta y miré a la abuela Lettie. Ella asintió una vez y me guiñó un ojo, su rostro completamente serio. Usé su confianza como mi guía y luego miré a Bradley para que pudiera entregar el golpe demoledor a ambos de nuestros corazones.




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Dom 25 Feb - 8:39

Capítulo 42 
 
Podrías haber oído caer un alfiler cuando empecé a hablar. 
―Hace dos años fui a Las Vegas con mis dos amigas. Mientras estuve allí, me encontré con Mack. ―Miré hacia él y mi respiración se detuvo cuando vi el deseo en sus ojos. Tenía que girarme para poder continuar. Me enfoque en la expresión enojada de Bradley en su lugar. Le debía eso―. Jugamos blackjack, pero luego bebimos mucho. Ya había tenido bastantes cócteles antes de haberlo conocido, pero luego tuvimos más, y finalmente terminamos… estando juntos. 
―Oh, Jesús, vamos, Andie, esto no tiene nada que ver con nosotros ―dijo Bradley―. No empezamos a salir hasta después de que lo conociste y regresaste. 
―Sí, sí que tiene algo que ver con nosotros. Tiene todo que ver con nosotros. Sólo… déjame decírtelo. ―Respiré hondo y miré a Maeve. Hora de asumir las consecuencias―. Cuando estábamos en Las Vegas, nos casamos. En una de esas capillas veinticuatro horas. 
Los ojos de Maeve se abrieron más y miró a su marido. Él parecía más sorprendido que ella. 
―Él desapareció durante toda la maldita noche, gracias a ti ―dijo Ian. Estaba enojado. 
―Cállate, Ian. Ahora no es el momento ―advirtió Mack. 
Continué, haciendo caso omiso de la interrupción de Ian.  
―Nosotros apenas y nos conocíamos, pero nos casamos.  
Mack se acercó y se detuvo cerca de mí, alejando mi atención de la expresión sorprendida de su madre. Podía sentir su brazo por todo el mío y su calidez me consolaba como creo que era su intención. 
―No es real, Andie. Eso no sucedió ―dijo Bradley, también parándose cerca. Estaba usando su tono adulador, tratando de hacerme cambiar de opinión. 
 

 
299 
―Oh, es real, está bien ―dijo Mack, a la defensiva―. Ella tiene la documentación para probarlo, y no voy a firmar cualquier documento de divorcio. No todavía, de todas maneras. ―Me miró―. No hasta que ella esté absolutamente segura que ha terminado conmigo.  
Me quedé mirando el suelo. 
―Ella no necesita que firmes cualquier documento, pueblerino idiota. ―Bradley rechinó entre dientes. 
―Ey ahora, no hay ninguna necesidad de ese tipo de lenguaje ―dijo Angus, el pecho jadeando un poco. Varios de los hombres cercanos se acercaron para pararse detrás de él. 
Empecé a sentir pánico por la situación. Tenía que arreglar las cosas antes de que se salieran de control.  
―Bradley está en lo correcto. Mack no tiene que firmar los papeles. Puedo hacerlo sin la firma si tengo que hacerlo. ―Me obligué a mirar hacia él, a pesar que sabía que iba a traer tanto dolor. 
Él estaba herido.  
―¿No vas a hacer eso ¿verdad?  
―Tengo que ―dije, mi voz temblorosa. Quería vomitar allí mismo a sus pies, estaba tan enferma sobre esto. 
―No, no tienes ―insistió, poniendo su mano en el lado de mi cara―. Te lo dije, te puedes quedar aquí. Quédate conmigo. Se mi esposa en algo más que sólo palabras. Déjame mostrarte lo mucho que te amo.  
―¿Soy la única persona aquí que no ha perdido la cabeza? ―gritó Bradley, claramente frustrado. 
―¡No! ―gritó Hannah―. ¡No es el único!  
―¡Gracias! ―gritó, mirándome―. Andie, ese golpe que recibiste en la cabeza obviamente causó algún daño cerebral. Conseguiremos revisarlo de vuelta a casa, pero tienes que venir conmigo ahora. No más jugar a la vaquera. Tenemos una cena de ensayo que planificar, una boda que terminar, y gente que recoger del aeropuerto. Nuestros amigos y familiares nos esperan de vuelta en casa. 
Miré de Bradley a Mack, mi cabeza dando vueltas con las opciones volando a mi alrededor. ¿Plan de Vida o fuera de las vías sin ningún Plan? ¿Abogado o ganadero? ¿Ciudad o campo? ¿El hombre al que antes odiaba y luego vino a resultar una oportunidad de colaboración o el hombre con el que nunca había tenido nada excepto diversión? ¿Lo conocido o lo desconocido? 

 
300 
La mano de Mack se apartó de mi cara y su expresión se hizo hermética. 
―No creo que quiera ir contigo, chico de ciudad ―dijo la abuela Lettie. 
Bradley le frunció el ceño con desdén antes de volverse hacia mí.  
―Sólo te estás sintiendo obligada ―dijo, su voz mucho más suave de lo que había sido―. Te sientes como si firmaste el documento y dijiste los votos, así que ahora tienes seguir adelante. Te conozco, Andie… te conozco un infierno mucho mejor de lo que este palurdo lo hace. Pero no tiene que hacer eso, ¿de acuerdo? ―Puso una sonrisa esperanzadora en su rostro―. Hice algunas llamadas. Son todas buenas noticias. ―Tendió su mano por la mía. 
―¿Qué es una buena noticia? ―le pregunté, preguntándome qué había cocinándose bajo su manga. Bradley siempre fue bueno para una sorpresa de último minuto en la sala de audiencias, y así es como esto se sentía. 
Él frunció el ceño hacia Mack durante unos segundos antes de continuar. Hizo que mi corazón se congelara, porque sabía lo que significaba. 
―Llamé al departamento de licencias del estado de Nevada.  
―Así lo hizo Andie. Ella tiene un documento de ellos ―dijo Mack. Él también estaba nervioso. Podía oírlo en su voz. 
―No estoy hablando de ese departamento. Estoy hablando del que autoriza las capillas de la boda. 
Se me heló la sangre y el sonido de los latidos hizo eco en mi cabeza. Podía escuchar mi propio pulso martillando y estaba ahogando todo, salvo la voz de Bradley. Era como el gran y terrible Oz, entregando las malas noticias. 
―¿Ese lugar que los casó? No tenían la autorización apropiada. Su matrimonio es una farsa. No es real. No estás realmente casada con este hombre. ¿Ves? Ni siquiera necesitas un divorcio. 
Hubo un par de jadeos de las mujeres y un balbuceo salió del grupo de amigos de Angus. 
―¿De qué estás hablando? ―pregunté cuando pude volver a hablar. 
―Para una chica conocida en la ciudad como la reina del descubrimiento de pruebas, seguro que no has hecho un muy buen trabajo de la comprobación de tus hechos ―dijo en tono burlón mientras se acercaba para tomarme por el codo―. Vamos. Es hora de ir a casa. ―Miró por encima de mi cabeza a Mack―. Sin daño, sin falta, hombre. Eres soltero. Bien podrías vivir la vida mientras puedas. 

 
301 
Miré de nuevo a Mack y sentí algo como un cuchillo entrando en mi pecho al ver la expresión de su rostro. Él me miraba como si yo lo hubiera hecho, como si lo hubiera engañado para que pensara que estaba casado. 
―Lo siento mucho ―le susurré mientras dejaba que Bradley me guiara a la parte delantera de la casa. 
La multitud en frente de nosotros se abrió y se apartó. Un camino casi despejado nos conducía desde la mesa del banquete hasta el reluciente coche plateado de alquiler de Bradley. La única interponiéndose  en nuestro camino era la abuela Lettie. 




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por yiany el Dom 25 Feb - 10:32

Ohhh mierda, eso es lo que llamo una sorpresa, y Andie porqué carajos se va con el, es frustrante, 


avatar
yiany

Mensajes : 607
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Maggiih el Dom 25 Feb - 18:37

Se ha destapado todo!!!! Y como es eso de que no están legalmente casados? Ese bradley la supo hacer muy bien, que irá a hacer andie con esta nueva pieza de información Surprised
avatar
Maggiih

Mensajes : 131
Fecha de inscripción : 22/01/2018
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por IsCris el Dom 25 Feb - 19:11

Quisiera que Hanna le diera otro golpe a Andie ahora mismo  
Ojala que la abuela, la ha entrar en razón y le de una buena reprimenda.


avatar
IsCris

Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 25/10/2017
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por svenkok el Dom 25 Feb - 20:07

¿No le importa como Bradley la denigra frete a la gente? (“Oh, hombre… ¿de verdad crees que una chica como Andie podría estar interesada en permanecer aquí, en un pueblo de Oregón en medio de la nada contigo… sólo porque has conseguido un sombrero de vaquero y una polla balanceándose entre tus piernas? Por favor. Ella tiene más clase que eso.”)
 
… y le rompió el corazón   a Mack.  
avatar
svenkok

Mensajes : 229
Fecha de inscripción : 21/08/2017
Edad : 28
Localización : Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por carolbarr el Dom 25 Feb - 21:12

Andie hace las cosas peor que su madre, deja que los novios la humilen 
Es incapaz de defender a Mack, la odio por eso
Espero la abuela la haga entrar en razón
Gracias
avatar
carolbarr

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 28/08/2015
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por mariateresa el Lun 26 Feb - 6:45

Como se le ocurre dejar a Mack con el corazon roto??
Es tonta o se hace??
Espero que la abuela le diga unas cuantas verdades.
Gracias por los capi


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1845
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Lun 26 Feb - 7:26

Capítulo 43 
 
Ella me frunció el ceño con lo que lo que parecían un centenar de años de práctica en poner en vergüenza al otro, todo sobre mi cabeza. 
―Vamos, Andie. ―Bradley me empujó para que pudiéramos rodearla. Tropecé aturdida hacia un lado. 
―¿Vas a dejar que tan sólo te ordene todo de ese modo? ―preguntó. 
Estaba en una niebla. Podía oír las palabras, pero no tenían sentido.  
―¿Qué? 
―He dicho, ¿vas a dejar que tan sólo te ordene todo de esa manera? Porque si es así, no eres la chica que creí que eras. 
Miré a Bradley y me di cuenta de que estaba al tope de su paciencia con esta situación. 
―Déjame hablar con ella ―dije, tratando de evitar que explotara. 
Su agarre en mi codo se apretó.  
―No. Ya has hablado lo suficiente. Es hora de ir a casa. ―Me empujó otra vez, pero clavé los talones, negándome a moverme. 
―Déjame hablar con ella por un segundo. Entonces me iré. ―Le debía demasiado a la anciana. Ella iba a sería herida por todo esto también. 
Él soltó mi brazo y se quedó allí, alzándose sobre mí como una oscura sombra enojada.  
―Entonces habla. 
Miré a la vieja mujer.  
―Lo siento, abuela Lettie. ―Me tomó todo lo que tenía el no gritar. 
―No me digas que lo sientes a mí. Pídele perdón al hombre cuyo corazón está rompiéndose detrás de ti. 


 
303 
No podía mirar hacia atrás. Simplemente no podía. 
―Él va a estar bien ―dije, tratando de convencerme tanto como a ella―. Mack es un hombre increíble con todo por delante. ―Traté de sonreír, pero mis labios temblaban demasiado―. Ahora ya no tiene que preocuparse por una boda loca en Las Vegas que no tenía sentido ya, puede seguir adelante con su vida. 
―Exactamente —intervino Bradley―. Vamos. 
Cuando esta vez trató de empujarme, le golpeé ligeramente en el brazo.  
―Deja de presionarme, ¿de acuerdo? No he terminado de hablar aún. 
Puso su mano en la parte posterior de mi cuello. Sin apretar, pero su amenaza era lo suficientemente clara. Se inclinó y habló en voz baja, aunque amenazadoramente, en mi oído.  
―La hora de hablar ha terminado. Ahora entra en el coche. 
La abuela Lettie sacudió su cabeza.  
―Pobre chica. Estás caminando hacia el mayor error de tu vida. ¿Por qué no te das cuenta? 
―Abuela ―dijo Mack detrás de mí―. Creo que mejor das un paso al costado. 
En el momento en que las palabras penetraron en la niebla de mi cabeza, mi corazón se derrumbó sobre sí mismo. Dolor como nunca había conocido antes llegó corriendo para llenar los espacios vacíos. Mack ya no me quería, y tampoco quería que su familia tratara de convencerme de quedarme. 
El duro golpe había sido entregado, y era todo lo que me merecía. Esto era lo que la gente como yo debía obtener de la vida. Una vida de felicidad y bienestar conyugal es para otra gente, no para mí. 
―Si tú lo dices, hijo. ―La abuela Lettie se movió a un lado y desapareció de mi vista. 
Di un paso hacia adelante, guiada por la mano de Bradley todavía en la parte de atrás de mi cuello. Tenía quince años de nuevo, y estaba siendo empujada a una habitación trasera por el novio de mi madre. “Iba a darme una lección acerca de la vida” dijo, “acerca de hacer repetirse a los adultos y no hacer lo que se me decía”. No permanecer en el Plan. Se desabrochó el cinturón mientras caminaba. 
Mis hombros subieron y bajaron con las lágrimas silenciosas que se vertieron fuera de mí. Me dolía la garganta por los gritos a los que no podía dar voz. Imaginaba que estaba conociendo en ese momento lo que una persona caminando por el corredor de la muerte debía de sentir, diciendo adiós a la luz del día y 

 
304 
entrando en la prisión de la oscuridad, pagando por siempre los pecados cometidos. 
―¿Andie? 
La voz de Mack se elevó por encima del estruendo de la música y las conversaciones en voz baja detrás de mí. 
Me detuve, pero no me di la vuelta. 
―Creo que mejor das un paso al costado también, nena. 
Dejé de respirar durante cinco segundos, mis latidos desacelerando, desacelerando, desacelerando. La palabra nena era como un rayo de luz que penetraba en la oscuridad que me envolvía. Una expresión de cariño tan simple, pero tan llena de significado al mismo tiempo. 
Bradley se dio la vuelta, su mano cayendo lejos de mi cuello.  
―Ni siquiera lo pienses, vaquero. 
Oí pasos que venían hacia nosotros en la tierra, primero lentamente y luego más rápido, hasta que estaban corriendo. 
Bradley me empujó y caí de costado en el suelo.  
Estaba en la posición perfecta para ver a Mack derribar a Bradley, llevándolo hacia abajo en una nube de polvo.




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Lun 26 Feb - 7:28

Capítulo 44 
 
Los dos hombres se revolcaban en el suelo sucio, todo el mundo haciendo espacio para que lucharan. 
―¡¿Qué estás haciendo?! ―grité cuando me arrastré fuera de su camino, no muy segura de a cuál de ellos le estaba hablando.  
Tal vez era a la multitud sedienta de sangre a quien estaba apelando, pero de todas formas no importaba. Esta pelea iba a suceder, y era obvio que nadie iba a interferir. 
―¡Alto! ¡Ya está bien, paren! ―Me paré firmemente y tendí las manos hacia ellos, tratando de ver la manera de meterme en el medio. 
Mack y Bradley me ignoraron por completo, encerrados en un abrazo que parecía un vals luchador, cada uno de ellos golpeando por turnos al otro en el intestino. 
Maeve estaba de repente a mi lado, poniendo su brazo alrededor de mí.  
―Deja que ellos lo resuelvan ―dijo, tirando de mí hacia atrás y lejos de ellos. 
―Pero es bárbaro ―exclamé, mirando cómo Mack conectaba un puñetazo en la mejilla de Bradley, tirando su cabeza hacia atrás y haciéndole tropezar. 
―A veces es la manera más rápida, más fácil para que resuelvan sus cosas. 
―Tal vez para Mack, pero no para Bradley. ―Su camisa de Brooks Brothers28 estaba siendo destruida, ya cubierta de suciedad y manchas de hierba. Uno de sus mocasines se había salido de su pie y estaba a las afueras de su ring de lucha. 
Nunca lo había visto perder los estribos, nunca. Es por eso que todavía era una parte de mi Plan de Vida, o lo había sido hasta antes de que viniera aquí. 
Ella soltó un bufido.  
                                                          
 28 Brooks Brothers: Marca conocida por su ropa clásica para hombres, mujeres y niños. 
 

 
306 
―Lo siento, cariño, pero incluso yo puedo ver la calle en ese chico de ciudad. Ha tenido un montón de peleas por su cuenta, puedo asegurártelo. 
Una vez que presté más atención, me di cuenta de que tenía razón. Mack estaba ganando, pero Bradley no se lo ponía fácil. 
Cada vez que pensaba que había terminado, Bradley regresaba por Mack de nuevo y lo tomaba por sorpresa. Estaban casi igualados, pero al final, fue Mack quien tuvo la resistencia y la fuerza para ganar. 
Angus, Ian y Boog se movieron para separarlos cuando estaban más abrazándose que luchando. Los dos estaban sangrando en la cara y los nudillos, y ninguno de ellos podía quedarse en pie ya. 
Maeve me apretó una vez antes de dejarme ir.  
―Vamos, cariño. Vayamos a limpiar a tus hombres. 
―No son mis hombres ―dije con petulancia, avergonzada de que ella los viera de esa manera. 
―Lo son hasta que dejes que se vayan oficialmente. 
La seguí de mala gana mientras los hombres llevaban a los combatientes hasta los escalones de la entrada y dentro de la casa. Me había parecido que dar esa  escena a la vista de todos había sido vergonzoso, pero algo me dijo que ésta iba a ser peor. 
Ahora sería sólo la familia cercana de los MacKenzie allí para ser testigos de mi vergüenza. No habría amortiguadores ni huidas esta vez.




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Lun 26 Feb - 7:29

Piñas van piñas vienen jajajajaj...así me gusta, que Bradley haya recibido flor de paliza, le hacía falta jajajaj...solo quedan un capítulo y el epílogo, mañana termina!




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por svenkok el Lun 26 Feb - 8:36

Bien! Ya era hora que arreglaran cuentas bounce  
avatar
svenkok

Mensajes : 229
Fecha de inscripción : 21/08/2017
Edad : 28
Localización : Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por yiany el Lun 26 Feb - 8:43

Gracias por los caps, Pero definitivamente en este momento odio a Andie, como deja q el idiota la mangoneé, a donde quedó su determinación por terminar con él???? Deja q la trate como una niña q no sabe lo que quiere o como un perrito q hizo alguna travesura y merece castigo. Grrrrr. No se merece a Mack


avatar
yiany

Mensajes : 607
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Maggiih el Lun 26 Feb - 8:58

Bien la abuela lettie diciéndole eso a andie!!! Y andie estúpida niña que dejen que la traten así y al fin mack colocándose en acción
avatar
Maggiih

Mensajes : 131
Fecha de inscripción : 22/01/2018
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por IsCris el Lun 26 Feb - 9:03

jajajaja ese picnic se ha convertido en un ring de boxeo
Andie para cuando reaccionará, como se le ocurre seguir queriendo irse con Bradley


avatar
IsCris

Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 25/10/2017
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por carolbarr el Lun 26 Feb - 9:27

Sigue sin gustarme Andie, una mujer sin personalidad, con una mascara de confianza pero detras es una cobarde
Tan bello Mack que no se deja vencer y Bradley es un poco mas de lo que aparentaba
Gracias!




avatar
carolbarr

Mensajes : 294
Fecha de inscripción : 28/08/2015
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Emotica G. W el Lun 26 Feb - 12:32

MALDITA ANDIE!!!
Como se atreve a lastimar a mi Mack???!!!
Tmrrr...
QUE LA PERRA DE LA HANNAH BANANA LE DE OTRO GOLPE ESTA VEZ DIRECTO A LA CABEZA POR FAVOR!
Como es que se va con Bradley???!!!
Al menos ya se sabe todo!



avatar
Emotica G. W

Mensajes : 1205
Fecha de inscripción : 15/11/2016
Edad : 21
Localización : Mi casa :D

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Mar 27 Feb - 8:24

Capítulo 45 
 
 
Cuando llegué a la cocina, Bradley y Mack estaban sentados en la mesa del comedor. Maeve armó dos bolsas de hielo y se las entregó, dejando que ellos hicieran el trabajo sucio de atender sus propias caras y egos heridos. 
Me acerqué en silencio y me paré delante de la mesa, mirándolos a ambos por turnos. Se miraron el uno al otro y luego a mí. Nadie dijo una palabra hasta que Angus se sentó a la cabecera de la mesa y señaló el asiento junto a él.  
―Toma asiento, señorita. 
Sonaba tan parecido a una figura paterna imponente que no pude ignorar su orden. Tiré de la silla y me senté. Lo miré a los ojos, esperando oír mi sentencia. 
Sonrió.  
―No estés tan abatida, pequeña. Tienes a dos guapos, fornido hombres jóvenes dispuestos a luchar por ti sentados aquí en esta mesa. 
Una sonrisa acuosa llegó a mis labios.  
―Eso es parte del problema, creo. 
Su sonrisa no se fue.  
―Todo lo que tienes que hacer es mirarlos a los ojos y decirles cómo te sientes. Yo estoy aquí para ti. ―Extendió su gigante mano y la puso sobre la mía, envolviendo mis pequeños dedos en su calor. Mi corazón se estremecía dolorosamente en mi pecho. 
Asentí, tomando una respiración profunda y levantando los ojos primero hacia Mack y luego hacia Bradley. Todavía estaban enojados el uno con el otro, pero cuando me miraron, sus expresiones se suavizaron. 


 
308 
Mi vida pasó ante mis ojos, como había leído que les sucedía a las personas que estaban teniendo experiencias cercanas a la muerte. Mientras estaba sentada a la mesa con dos hombres maltratados y emocionalmente rotos, me vi a mí misma como una adolescente, llorando en mi habitación sin poder hacer nada después de sufrir una paliza con un cinturón.  
Mi madre estaba cocinando en la cocina y haciendo como si nada hubiera pasado, como si no hubiera sido golpeada como un pedazo de basura por un hombre que trataba a las mujeres como posesiones. Una parte de mí sabía que ella estaba aliviada de que yo fuera quien sufría su ira esta vez. Eso me hizo odiarla y al mismo tiempo encerrarme en mí misma, cuando finalmente me di cuenta de que estaba realmente sola en el mundo. Mi padre se había ido, y ahora era huérfana de madre también. Había tenido que crear un plan. Uno bueno. Algo que me sacara de ese pozo de vida y me hiciera volver a un lugar donde podría encontrar el amor y tal vez incluso un refugio de la ira que me rodeaba por todas partes.  
Y así fue como había nacido el Plan de Vida. Había tomado un lápiz y escrito el esquema ese día, y durante el transcurso de varios meses, lo refiné hasta que fue perfecto. Me sacó de ese lugar miserable con excelentes calificaciones que se tradujeron en una beca completa para la universidad. Desaparecí de la influencia tóxica de mi madre y entré en un mundo de mi propia creación. Un guión cuidadosamente elaborado que me trajo amigos y más éxito en la universidad y luego la aceptación a la escuela de leyes. Paso a paso, había seguido ese plan hasta que me había tomado un par de días libres para ir a Las Vegas. Esa había sido la primera vez que me había salido del plan en diez años y mira en qué me había metido. 
Miré a Bradley, un hombre que había pensado conocer y que ahora sospechaba que realmente nunca lo había hecho. ¿Dónde había aprendido a luchar así? Había mencionado los errores que había cometido, cosas que había hecho y sobre las que probablemente debería haberle preguntado. Se suponía que iba a ser mi esposo, pero no tenía realmente material de marido. No cuando yo sufría de sentimientos de remordimiento cada vez que lo miraba. 
Miré a Mack. Un hombre que no conocía tan bien como debería, pero del que quería saber más. Tenía honor, fuerza y paciencia como yo nunca podría imaginar poseer por mí misma. Se echaba la culpa al hombro aun cuando no debería. Salía  de su camino para no lastimar a la gente. Y la luz brillando en sus ojos me dijo que realmente se preocupaba por mí. Tal vez, si tenía suerte, algún día realmente podría aprender a amarme. 
La mano de Mack se deslizó sobre la mesa y buscó la mía, su mano abierta. 

 
309 
―¿Andie? ―Bradley parecía vulnerable por primera vez según mi experiencia. Lo miré, rogándole con los ojos que me dejara ir. Bajó los ojos, suspirando profundamente―. Adelante. Sé lo que quieres. 
Miré a Angus y él se limitó a asentir, animándome. 
Maeve estaba de pie detrás de mí, así que me giré para verla. Ella asintió también, una lágrima deslizándose por el rabillo de su ojo. 
Me tragué el miedo y estiré mi temblorosa mano hacia arriba y fuera de mi regazo, poniéndola en la de Mack. El bálsamo del amor recubrió mi corazón con su magia curativa cuando cerró sus dedos alrededor de los míos. Miró a Bradley cuando él puso su bolsa de hielo abajo. Le tendió la mano libre.  
―Lo siento, hombre. No quise arruinarlo todo para ti. Pero fue mía primero, y no voy a pedir disculpas por eso. 
Bradley se quedó mirando la mano de Mack durante unos segundos antes de tomarla y sacudirla con fuerza.  
―El mejor hombre ganó. No hay nada que pueda hacer al respecto. 
Sus palabras de derrota hicieron que mi corazón doliera por lo que había hecho con él. 
―Lo siento mucho, Bradley. No quise hacerte daño, lo juro.  
Se puso de pie, su silla raspando el suelo mientras salía por detrás de él.  
―Lo sé. Escucha, tengo que irme. Tengo que tomar un avión. 
―Puedes quedarte aquí hasta mañana si quieres ―ofreció Maeve. 
―No, gracias. No creo que sea una buena idea. ―Me saludó con un movimiento débil de la mano y luego se había ido. 
Cuando se fue, la abuela Lettie entró y se acomodó donde acababa de estar él. 
―Entonces. ¿Las cosas funcionaron? ―Miró de Mack a mí. 
―No, no exactamente ―dijo Mack, tirando de su mano en la mía. 
Mi cara se puso pálida mientras toda la sangre se drenaba de mi cabeza y una ola de mareo casi me derribaba. Lo veía venir ahora. La gran ruptura. La humillación. El final. Mi final. 
Metió la mano en su bolsillo frontal y se deslizó fuera de su silla al mismo tiempo.  
―Iba a esperar y hacer esto más adelante, pero creo que ahora es un momento tan bueno como cualquier otro. 

 
310 
Cayó de rodillas al lado de mi silla y puso su mano sobre el apoyabrazos, empujándola hacia fuera de modo que yo estuviera frente a él. 
―¿Qué estás haciendo? ―le susurré, llorando de nuevo. Estaba tan confundida que no tenía idea de lo que iba a ocurrir a continuación. 
Levantó una pequeña caja de terciopelo negro y sonrió, su labio partido empezando a sangrar de nuevo. Tomé una servilleta de Maeve y lo limpié, sonriendo a través de mis lágrimas mientras trataba de evitar el ataque al corazón que podía sentir llegando. 
―Andie. Chica loca. Te conocí hace dos años y me enamoré de ti. En el momento en que tiraste esa bebida sobre mí, supe que estaba hecho. ―Abrió la caja para revelar un diamante de corte cuadrado y espumoso rodeado por diamantes más pequeños, todos fijados en una banda de diamantes. Nunca había visto tanta luz saliendo de una pieza de joyería en mi vida. 
―Guau, es una belleza ―dijo la abuela Lettie en voz baja. 
Él le respondió, pero sus ojos no dejaron los míos.  
―Tenía que comprarle algo que le recordara dónde nos habíamos conocido. Todas esas luces… ¿las recuerdas, Andie? 
Asentí, incapaz de hablar. Sólo sollozos podían salir. 
―Pensé que ya estábamos casados, pero no tiene importancia para mí el que no lo estemos. Me siento casado contigo y quiero casarme contigo. Si quisieras darme el honor, te llevaré a la corte el lunes y lo haremos oficial. ―Sacó el anillo de la caja y lo sostuvo en alto―. Compré esto al otro día de que viniste a la ciudad. Iba a dártelo, ya que nunca habíamos tenido la oportunidad de conseguir uno antes. Pero ahora, creo que es un anillo de compromiso. 
Me tomó la mano izquierda en la suya, sosteniendo el anillo al final de mi dedo.  
―Entonces, ¿qué dices? ¿Quieres casarte conmigo? ¿Te unirás al Clan MacKenzie? 
―¿Brillar, no quemar? ―logré decir. 
Él sonrió, haciendo que su hinchado ojo negro se viera aún peor.  
―Sí. Ven conmigo para que podamos brillar juntos.




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Mar 27 Feb - 8:25

Epílogo 
 
Los músicos estaban tocando el preludio de la marcha nupcial, y yo estaba lista al final del pasillo, mi brazo envuelto firmemente alrededor del de Angus. Mi ramo de rosas y gipsófilas blancas temblaba en mi mano. Un pequeño penacho de pelusa púrpura del muñeco troll sobresalía entre algunas de las flores. 
―¿Estás bien, cariño? ―me preguntó, luciendo espléndido en su esmoquin negro. 
Asentí, mirando hacia la pequeña multitud de personas sentadas en las sillas blancas a cada lado del pasillo que estaba a punto de caminar. La mayoría de ellos eran todavía desconocidos, pero sabía que con el tiempo serían como una familia para mí. 
―Me alegro que accedieras a que tu madre viniera. ―Miró fijamente a la parte izquierda del pasillo, cerca de donde Candice y Kelly estaban de pie y sostenían sus flores de dama de honor. 
Miré a la delgada mujer sentada en la primera fila con un vestido púrpura. Era una extraña para mí, pero no quería serlo. Había conseguido sanarse y estaba felizmente soltera, ya no en busca de un hombre para guiarla por la vida. 
―Fue idea de Mack, no mía. ―Todavía no estaba segura de que fuera posible que mi madre y yo dejáramos el pasado atrás, pero estaba dispuesta a intentarlo por el amor de Mack. 
―Él es un buen hombre. Lo hará junto a ti, ya lo verás. 
Sonreí. 
―Me alegro de que te tendré como mi suegro. Es como un paquete especial extra. 
Me acarició la mano que descansaba sobre su codo. 
―Ambos tenemos un poco de suerte, ¿no? 


 
312 
Asentí. 
―Sí. La tenemos. 
Hizo un gesto hacia el altar con la barbilla. 
―¿Estás lista para hacer esto? 
―Tan lista como puedo estarlo. 
Angus y yo caminamos hasta el final del pasillo y esperamos a que comenzara la música. Cuando llegó, tomamos pasos lentos por el camino, la cola corta detrás de mi vestido silbaba a lo largo del pasillo blanco que había sido colocado sobre la hierba en el patio trasero. Una glorieta cubierta de flores esperaba por mí, y debajo de ella estaba el hombre con el que me casaría por segunda vez, sólo que esta vez sería oficial ante los ojos de la ley. De pie junto a él estaba su hermano menor y la forma descomunal de un hombre-oso-cerdo. 
Mack llevaba un esmoquin con una corbata bolo29 y un sombrero vaquero negro. Nunca había lucido tan impresionante, sus brillantes ojos azules me atraían todo el camino por el pasillo. Los mantuvo fijos en mí, sin apartar la mirada nunca, sin vacilar nunca. Al igual que su amor por mí, brillaban como faros, llevándome lejos de la oscuridad. 
Llegamos al altar y Angus colocó mi mano sobre el brazo de Mack. 
―Cuídala bien hijo, o tendrás que vértelas con tu madre y conmigo. 
Mack asintió. 
―No esperaría o querría nada menos. 
Angus se sentó junto a Maeve quien estaba silenciosamente secándose las lágrimas de sus ojos y sosteniendo la mano de Ruby. Ruby llevaba un vestido de color rojo brillante y su mejor sombrero, pequeñas bayas y un pájaro le colgaban por el costado. Frunció sus labios hacia mí y asintió lentamente. Su aprobación me hizo feliz. Sabía que la había hecho sentirse orgullosa. 
―¿Tienen sus votos? ―preguntó el sacerdote. 
Negué, pero Mack asintió. 
―¿Qué? ―le susurré confundida. 
Metió la mano en su bolsillo con una sonrisa y sacó una servilleta de bar. 
Un flashback me golpeó como un tren de carga. La servilleta del bar… 
                                                          
 29 Corbata de Bolo: Una corbata de bolo (a veces llamada una corbata de cordón) es un tipo de corbata que consiste en una pieza de cuerda o cuero trenzado con puntas de metal decorativas o herretes (agujetas) asegurados con un cierre ornamental o corredera. 

 
313 
―Eso es… ―La señalé, recordando el bar en el que habíamos bebido nuestros últimos cócteles. 
Él asintió. 
―Estos son los votos que escribiste conmigo esa noche. 
―¿Los guardaste? ―le susurré; las lágrimas venían de nuevo. Había pensado que se me habían terminado las malditas cosas después de una semana de hablar, llorar y reír, pero allí estaban de nuevo, amenazando con destruir el trabajo de maquillaje que Candice había hecho hacía una hora o dos. 
―Por supuesto que los guardé. Los recuerdos son importantes. ―Sacudió la servilleta para desdoblarla y asintió al  sacerdote―. Estamos listos. 
Mi mente viajó a través de los recuerdos que estaban finalmente viniendo a toda prisa, desbloqueándose por la mágica servilleta del bar. Mack y yo habíamos dejado la habitación del hotel después de tener sexo loco y salvaje; y habíamos caminado por las calles de Las Vegas del brazo y de la mano, disfrutando de las luces, el ruido y la multitud de gente feliz. Todo el tiempo mientras nos besábamos, abrazábamos y nos reíamos de las emociones que nos abrumaban. Encontramos una esquina de una calle muy transitada y nos sentamos en un banco y hablamos y hablamos y hablamos sobre nuestros sueños, nuestros pasados y nuestras esperanzas. Bromeamos sobre tener hijos juntos y cómo nos gustaría llamarlos. Y luego él sugirió que fuéramos a casarnos, poniéndose sobre su rodilla derecha en la acera sucia, y dije que sí. Nos besamos todo el camino hasta allí y todo el camino de regreso. 
―¿Andie? 
La voz de Mack me sacó de mi trance. 
―¿Sí?  
―¿Estás lista? 
Asentí. 
―Sí. Estoy lista. 
―Adelante con sus votos ―dijo el sacerdote, asintiendo hacia Mack. 
Mack me sonrió y empezó a leer. 
―Yo, Gavin MacKenzie, atractivo vaquero de Baker City, Oregón… estando en mi sano juicio y siendo de cuerpo caliente… por la presente declaro que te quiero, Andie Marks, extraordinaria abogada, y quiero casarme contigo hasta que sea muy viejo, me muera o mi pene se caiga. 
―Mierda ―susurré con mi rostro rojo en llamas. 

 
314 
Candice resopló y alguien en la multitud rió. 
Mack continuó:  
―Tendré relaciones sexuales contigo siempre que quieras, y siempre te daré la opción de estar arriba si eso es lo que te hace feliz. Las mamadas serán siempre opcionales, pero apreciadas. 
Dejé caer mi cabeza y me mordí el labio para no reír a carcajadas. Esto era una locura. No me había dado cuenta hasta este momento cuán fuera del plan me había salido esa noche con Mack, pero era extrañamente liberador. Mack me había liberado de alguna manera, su amor había abierto la puerta de mi corazón y me había liberado a ser yo misma. 
―Cambiaré pañales cuando me lo pidas, tanto para nuestros niños como para ti cuando estés vieja y decrépita. Nunca escupiré en público, eructaré demasiado fuerte o diré cosas malas acerca de tus amigas. 
Candice me empujó con sus flores. 
―Esa es buena ―susurró. 
―Y por último… ―su voz se hizo más suave―, prometo nunca levantarte la mano, decirte que eres inútil o amenazar con lastimar a la gente que amas. Entendido, cambio y fuera, felices para siempre. Esos son mis votos. 
Yo estaba llorando antes de que llegara al final. Yo había escrito las promesas de una quinceañera borracha enamorándose por primera vez. Podía verme a mí misma… una niña tonta escribiendo en la servilleta de un bar mientras vagaba el solitario camino del pasado, siguiendo el faro de luz que vio como su futuro. Un futuro con Mack. 
―Gracias ―le susurré. Miré hacia la multitud para ver lo mal que había avergonzado a mi futuro marido, y no había un ojo seco en toda la casa. Mi mamá sollozaba en silencio en un pañuelo mientras Maeve pasaba un brazo sobre sus hombros. La abuela Lettie estaba asintiendo como si fuera una reunión de recuperación. Alabado sea el Señor. 
―Y ahora, sus votos ―dijo el sacerdote mirándome a mí. 
―Yo… no he escrito nada. No sabía… 
―Sólo di lo que quieras ―dijo Mack―. O puedes usar estos. ―Agitó la servilleta entre nosotros. 
―No, gracias ―le dije, incapaz de evitar la sonrisa en mi cara. Me aclaré la garganta―. Puedo hacerlo. 
―Sé que puedes. ―Se inclinó y me besó tiernamente. 

 
315 
―Oye, nada de besos hasta después ―dijo Kelly, dándome golpecitos en el hombro con sus flores. 
Empujé Mack suavemente y aclaré mi garganta. 
―Está bien. Votos. Toma uno. ―Miré a Mack, tratando de expresar con mis ojos lo mucho que lo amaba en ese momento―. Prometo serte fiel. Siempre escucharte cuando quieras hablar. Tener sexo cuando quieras, donde quieras. ―Sus cejas se levantaron ante eso, y continué, con una sonrisa que se negaba a abandonar mi rostro―. Prometo aprender a cocinar costillar de res, atar un becerro, y montar a caballo. Me quedaré por aquí por el tiempo que me aceptes. Y prometo ser la mejor buena madre para tus hijos como me sea posible. 
Una lágrima salió de cada uno de los ojos de Mack y sus labios temblaron sólo lo más mínimo. 
―Gracias ―articuló las palabras antes de volverse hacia el sacerdote. 
―Bueno, supongo que eso funciona ―dijo el hombre frente a nosotros―. ¿Alguien tiene el anillo? 
Ian se inclinó y le dio las alianzas de oro a Mack. Mack me dio la suya y sostuvo la mía. 
―Por favor, coloquen las alianzas en el dedo de su futuro cónyuge. 
Una ola de calor se apoderó de mí cuando Mack deslizó la alianza por encima de mi nudillo y la colocó en mi dedo donde yo sabía que iba a residir hasta el día de mi muerte. 
Cerró sus dedos sobre los míos cuando terminé empujando su anillo en su dedo. 
―Ahora los declaro marido y mujer. Puede besar a su novia, vaquero. 
Mack sonrió y se inclinó, bloqueando mi vista de los invitados con el ala ancha de su sombrero. 
―Te amo, Andie MacKenzie ―dijo, mientras sus labios se enfrentaban con los míos. 
―También te amo, Gavin MacKenzie ―le dije, presionando mis labios en los suyos. 
Fin 




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Yani el Mar 27 Feb - 8:29

LISTA DE CAPÍTULOS
5/2: Capítulos 1 y 2
6/2: Capítulos 3 y 4
7/2: Capítulos 5 y 6
8/2: Capítulos 7 y 8
9/2: Capítulos 9 y 10
10/2: Capítulos 11 y 12
11/2: Capítulos 13 y 14
12/2: Capítulos 15 y 16
13/2: Capítulos 17 y 18
14/2: Capítulos 19 y 20
15/2: Capítulos 21 y 22
16/2: Capítulos 23 y 24
17/2: Capítulos 25 y 26
18/2: Capítulos 27 y 28
19/2: Capítulos 29 y 30
20/2: Capítulos 31 y 32
21/2: Capítulos 33 y 34
22/2: Capítulos 35 y 36
23/2: Capítulos 37 y 38
24/2: Capítulos 39 y 40
25/2: Capítulos 41 y 42
26/2: Capítulos 43 y 44
27/2: Capítulo 45 y Epílogo
28/2: Descanso y comentarios.

¡¡¡¡¡¡¡¡Terminamos!!!!!!!!


Espero que les haya gustado tanto como a mí, me encantó releer esta lectura, casi que me gustó más que la primera vez que la leí...les recomiendo la historia de Ian, si pueden leerla, si les gustó esta les garantizo que el libro de Ian es tan bueno como este
Gracias a todas por acompañarme en la lectura...




avatar
Yani

Mensajes : 3935
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por yiany el Mar 27 Feb - 8:59

En serio??? Ni siquiera tuvo el coraje para hablar??? Q pasó con todo esse espíritu de Lucha de minutos antes??? Lo único bueno es q eligió a Mack y esa propuesta inesperada. Me reí muuucho con los votos matrimonial. Gracias Yani por traernos este libro


avatar
yiany

Mensajes : 607
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Maggiih el Mar 27 Feb - 9:35

Gracias por el libro me gustó mucho! Al fi mae decidió por mack aunque fue la forma más cobarde que pudo haber tomado pero al menos lo hizo xd, me encantaron sis votos fueron muy divertidos! Definitivamente me leeré el de Ian!!
avatar
Maggiih

Mensajes : 131
Fecha de inscripción : 22/01/2018
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Febrero 2018

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... , 10, 11, 12  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.