Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lectura de Trilogía: Prodigy-Marie Lu #2
Hoy a las 16:57 por yiniva

» ABC de palabras
Hoy a las 16:41 por johanaalove

» ABC de países y ciudades
Hoy a las 16:39 por johanaalove

» De 10 en 10 hasta el 1.000
Hoy a las 16:36 por johanaalove

» A B C de Animales.
Hoy a las 16:13 por johanaalove

» ABC de Países y Ciudades
Hoy a las 12:05 por CosmicMoon

» ABC de nombres
Hoy a las 12:05 por CosmicMoon

» Cuenta hasta 100.
Hoy a las 12:04 por CosmicMoon

» CUENTA HACIA ATRAS DESDE EL 500
Hoy a las 12:03 por CosmicMoon

Staff del Mes
Traductora del Mes
astrea75
Correctora del Mes
Daliam
Bibliotecaria del Mes
Mave
Diseñadora del Mes
Roxx

Lectura #1 Julio 2017

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Maga el Sáb 1 Jul - 7:04

Saludos chicas, gracias como siempre por participar en el club de lectura. Este mes las moderaciones serán por Team, espero que disfruten este nueva dinámica y gracias a las que participaron. A continuación les presento al 
Team  Mistery Queens




Estas hermosas se encargaran de presentar la lectura y de que la pasen super bien.


avatar
Maga

Mensajes : 2865
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 30
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por marilorem el Sáb 1 Jul - 8:57

Súper. Muchas buenas vibras.
avatar
marilorem

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 29/09/2015
Edad : 48

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Vela el Sáb 1 Jul - 9:27

Me uno!!!


[scroll][size=53][/scroll ][/size]
avatar
Vela

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 11/01/2017
Edad : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por berny_girl el Sáb 1 Jul - 9:51

Intentaré por décima vez poder seguir la lectura


avatar
berny_girl

Mensajes : 2022
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Gutti el Sáb 1 Jul - 10:49

Me uno, gracias
avatar
Gutti

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 20/01/2015
Edad : 34

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por momis rivera el Sáb 1 Jul - 12:02

Gracias!!
avatar
momis rivera

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 30/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Sáb 1 Jul - 12:59


Hola a todas las cositas hermosas por aquí !!!
Las chicas y yo estamos felices de estar hoy aquí con ustedes para traerles esta gran historia...
Esperamos que nos acompañen !!
Y sin más por el momento, les presento...

Stuck-Up Suit - Vi Keeland & Penelope Ward

Comenzó como cualquier otra mañana en el tren.
Hasta que me quedé hipnotizada por el tipo sentado al otro lado del pasillo.
Estaba gritándole a alguien en su teléfono como si gobernara el mundo.
¿Quién se pensaba que era ese engreído con traje... Dios?
En realidad, parecía un Dios. Eso fue todo.
Cuando llegó su parada, se levantó de repente y se fue. Tan rápido que dejó caer su teléfono al salir.
Puede que lo haya levantado.
Puede que haya visto todas sus fotos y haber llamado algunos de sus números.
Puede que me haya aferrado al teléfono del misterioso hombre durante días... hasta que finalmente tuve el coraje para devolverlo.
Cuando llevé mi trasero a través de la ciudad a su compañía de lujo, se negó a verme.
Así que, dejé el teléfono en el escritorio vacío fuera de la oficina del idiota arrogante.
Sin embargo, puede que haya dejado una imagen sucia en el celular.
No esperaba que él respondiera el texto.
No esperaba que nuestros intercambios fueran calurosos como el infierno.
No esperaba enamorarme de él… todo antes que nos conociéramos.
Los dos no podríamos haber sido más diferentes.
Sin embargo, sabes lo que dicen sobre los opuestos.
Cuando finalmente nos encontramos cara a cara, descubrimos que los opuestos a veces hacen más que atraerse, nos consumimos el uno al otro.
Nada podría haberme preparado para el paseo que me llevó. Y ciertamente no estaba preparada para el lugar en que terminaría cuando el paseo hubiera finalizado.
Todas las cosas buenas deben llegar a su fin, ¿verdad?
Excepto que nuestro final era uno que no vi venir.


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2036
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por mariateresa el Sáb 1 Jul - 14:24

3-Julio --> Capítulos 1 y 2
4-Julio --> Capítulos  3, 4 y 5
5-Julio --> Capítulos 6 y 7
6-Julio --> Capítulos 8, 9 y 10
7-Julio --> Capítulos 11 y 12
8-Julio --> Capítulos 13, 14 y 15
9-Julio --> Capítulos 16 y 17
10-Julio --> Capítulos  18, 19 y 20
11-Julio --> Capítulos 21 y 22
12-Julio --> Capítulos 23, 24 y 25
13-Julio --> Capítulos 26, 27 y 28
14-Julio --> Capítulos 29 y 30
15-Julio --> Capítulos 31, 32, 33


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1730
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Veritoj.vacio el Sáb 1 Jul - 14:47

Hola lindas, aqui les dejo las firma

Código:
[img]https://i11.servimg.com/u/f11/19/62/61/91/stuck_10.png[/img]



No se olviden de dar ranguitos  

=56ee38535020cc817819e20740052310&cvf[1]=a0c4fe4a260737b3ab02a8d7191ba341&eval=plus&p_vote=139588]AQUI


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1837
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por cucha5 el Sáb 1 Jul - 17:46

Gracias
avatar
cucha5

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 20/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por usakoserenity el Sáb 1 Jul - 23:45

intentare seguir la lectura!!


USAKOSERENITY Moonlight!
avatar
usakoserenity

Mensajes : 792
Fecha de inscripción : 12/05/2016
Edad : 36
Localización : USA

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por yiniva el Dom 2 Jul - 0:26

Me uno


avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por ile_arch el Dom 2 Jul - 4:37

Estoy dentro
avatar
ile_arch

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 27/01/2016
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Loam el Dom 2 Jul - 14:27

Me uno!!


-Tú eres mi perfección. Soy todas esas cosas por ti. -dijo sacudiendo su cabeza a lo que él consideró como una seria confusión-. Existo por ti, Nina. Este ser mortal tan precioso para el Creador del Universo que permitió mi existencia. Dime que eso no es increíble.
--Jared Ryel--


avatar
Loam

Mensajes : 666
Fecha de inscripción : 12/12/2015
Edad : 22

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Anahi Ellena el Dom 2 Jul - 17:56

Me uno.... Gracias
avatar
Anahi Ellena

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 10/07/2015
Edad : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Dom 2 Jul - 20:00

Chicas hermosas !!
Muchas gracias a todas por unirse ...
Las esperamos mañana para comenzar con la lectura llenas de actitud positiva.
Mientras, bonito domingo ^^


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2036
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por marilorem el Dom 2 Jul - 23:33

Súper. Guau gracias.
avatar
marilorem

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 29/09/2015
Edad : 48

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Lun 3 Jul - 10:44

Buenos días hermosas !!
Muchas gracias a todas las que decidieron acompañarnos.
A continuación les dejo los capítulos de hoy, esperamos sus comentarios.




'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2036
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Lun 3 Jul - 11:41

SORAYA

Puse mi pie derecho dentro del tren y me quedé inmóvil al verlo en el
vagón.
¡Mierda!
Estaba sentado frente mi asiento habitual. Retrocedí.
—¡Oye, mira por dónde vas! —Un hombre trajeado apartó su café,
apenas manteniéndolo derecho mientras retrocedí del tercer vagón sin mirar y me estrellé contra él—. ¿Qué demonios?
—¡Lo siento! —ofrecí una rápida disculpa y seguí avanzando, agachándome bajo las ventanas del tren mientras corría por la plataforma un par de vagones más allá. Las pequeñas luces al lado de cada puerta empezaron a destellar en rojo y un fuerte timbré sonó indicando que el tren estaba por salir. Salté en el vagón siete justo cuando las puertas empezaron a cerrarse.
Me tomó todo un minuto recuperar el aliento tras correr a lo largo de
cuatro vagones. Mi trasero definitivamente necesitaba regresar al gimnasio. Encontré un sitio orientando en dirección a la marcha, sentándome al lado de alguien en lugar de ocupar alguno de la media docena de asientos vacíos en contramarcha. El hombre bajó su diario mientras me acomodaba a su lado.
—Lo siento —dije—. No puedo viajar hacia atrás. —Los dos asientos
frente a él estaban vacíos. La norma apropiada para el tren habría sido tomar uno de esos, pero supuse que él prefería un asiento cómodo para vomitar.
Sonrió.
—Tampoco yo.
Colocándome mis audífonos, solté un suspiro de alivio y cerré mis ojos
mientras el tren empezaba a moverse. Un minuto después, hubo un ligero golpecito en mi hombro. El pasajero a mi lado apuntó al hombre de pie en el pasillo.
A regañadientes me saqué un audífono.
—Soraya. Pensé que eras tú.
Esa voz.
—Ehh… hola. —¿Cómo demonios se llamaba? Oh, espera… ¿cómo pude olvidarlo? Mitch. El estridente Mitch. Todavía no le hablaba a mi hermana por ese desastre. La. Peor. Cita. A. Ciegas. Del. Mundo—. ¿Cómo estás, Mitch?
—Bien, de hecho, genial ahora que me encontré contigo. Traté de
contactarte un par de veces. Debí apuntar mal tu número, porque nunca respondiste mis mensajes.
Sí. Eso era.
Se rascaba su entrepierna a través de los pantalones. Casi me había
olvidado de esa pequeña joya. Probablemente era un hábito nervioso, pero cada vez que lo hacía, mis ojos seguían su mano y era lo único que podía hacer para no estallar en carcajadas. El estridente Mitch con el picor1. Gracias, hermanita.
Se aclaró la garganta.
—¿Tal vez podamos tomarnos un café esta mañana?
El hombre a mi lado bajó su diario otra vez y miró de Mitch a mí.
Simplemente no podía ser mala con el pobre chico; era amable.
—Hmm. —Coloqué mi mano en el hombro del trajeado a mi lado—. No
puedo. Este es mi novio, Danny. Regresamos hace una semana. ¿Verdad, cariño?
El rostro de Mitch cayó.
—Oh. Ya veo.
El falso Danny se unió. Colocó su mano sobre mi rodilla.
—No comparto, amiguito. Así que ve a dar una vuelta.
—No tienes que ser tan grosero, Danny. —Miré al tipo.
—Eso no fue grosero, cariño. Esto sería grosero. —Antes de que pudiera detenerlo, sus labios estaban sobre los míos. Y no fue un rápido besito tampoco. Su lengua no perdió tiempo en abrirse paso en mi boca. Empujé con fuerza su pecho, apartándolo de mí.
Me limpié la boca con el dorso de la mano.
—Lo siento, Mitch.
—Está bien. Ehh… lamento haber interrumpido. Cuídate, Soraya.
—Tú también, Mitch.
Al segundo en que estuvo fuera del alcance del oído, le fruncí el ceño al falso Danny.
—¿Por qué demonios llegaste tan lejos, imbécil?
—¿Imbécil? Hace dos minutos era cariño. Decídete, cariño.
—Tienes pelotas.
Me ignoró, metiendo la mano en el bolsillo interior de la chaqueta de
su traje para agarrar su teléfono vibrando.
—Es mi esposa. ¿Puedes guardar silencio un minuto?
—¿Tu esposa? ¿Estás casado? —Me levanté—. Dios, de verdad eres un
imbécil.
Sus piernas estaban estiradas y no las movió para dejarme salir, así
que pasé por encima. Mientras se llevaba el teléfono a su oído, lo agarré de su mano y hablé al micrófono sin escuchar.
—Tu esposo es un gran imbécil.
Lo volví a arrojar en su regazo y me alejé en la dirección opuesta por la que Mitch había desaparecido.
Y apenas es el maldito lunes.
Esta clase de mierda era la historia de mi vida. Caminando entre malas citas y hombres que resultaban estar casados.
Me abrí paso a otro vagón para no tener que ver ni a “Danny” ni a Mitch de nuevo.
Para mi disfrute, este vagón no estaba lleno y había un asiento vacío
orientado al frente. Mi tensión arterial de inmediato disminuyó cuando me senté. Cerré los ojos por un momento y dejé que el movimiento mecedor del tren me calmara.
La ronca voz de un hombre interrumpió mi serenidad.
—Maldita sea, solo haz tu trabajo, Alan. Haz. Tu. Trabajo. ¿Es demasiado pedir eso? ¿Por qué te estoy pagando si debo encargarme de detalle de cada maldita cosa? ¡Tus preguntas no tienen sentido! Averígualo y después llámame, cuando tengas una solución que valga la pena. No tengo tiempo para preguntas estúpidas. Mi perro probablemente podría salir con algo mucho más inteligente que lo acabas de proponer.
Qué Imbécil.
Cuando alcé la mirada para obtener un vistazo del rostro del que provenía la voz, no pude evitar reírme. Por supuesto. ¡Por supuesto! No era de extrañar que creyera que podía joder con todo el mundo. Con una apariencia como esa, la gente probablemente caía de rodillas delante de él todo el tiempo, tanto literal como figuradamente. Era precioso. Más allá de precioso, apestando a poder y dinero. Puse mis ojos en blanco… pero no pude apartar la mirada.
Este tipo estaba usando una camisa ajustada a rayas que hacía fácil
adivinar la escultural silueta debajo. Su chaqueta azul marino de aspecto caro estaba colocada en su regazo. Los zapatos negros de vestir en sus grandes pies parecían recién abrillantados. Era totalmente uno de esos tipos que dejaba que otros limpiaran sus zapatos en el aeropuerto mientras evitaba hacer contacto visual con ellos. Su accesorio más notable, sin embargo, era la mirada de furia en su perfecto rostro.
Ya no estaba hablando, ahora parecía como si alguien hubiera arruinado su mejor día. Una vena estaba sobresaliendo en su cuello. Pasó una mano por su cabello oscuro con frustración. Síp. Cambiarse a este vagón definitivamente fue una buena decisión solo por ver al bombón. El hecho de que pareciera tan ajeno a lo que le rodeaba hacía más fácil mirarlo. Era jodidamente sexy cuando estaba molesto. Algo me decía que siempre estaba molesto. Era como un león… el tipo de especies que es mejor admirar de lejos, ya que cualquier contacto podría llevar a un daño irreparable.
Sus mangas estaban dobladas, mostrando un gran y costoso reloj en
su muñeca derecha. Con esa expresión amargada, miraba por la ventana mientras jugueteaba con él, girándolo. Parecía un hábito nervioso, lo cual era irónico considerando que seguramente era él quien ponía a la gente nerviosa.
Su teléfono sonó de nuevo.
Contestó.
—¿Qué?
Su voz era del tipo ronco barítono que siempre me golpeaba directamente entre las piernas. Estaba atraída por las voces sexys y
profundas. En realidad, era raro que la voz, de hecho, encajara con el
hombre también.
Sosteniendo el teléfono en su mano derecha, usó la otra para continuar jugando con el metal de su reloj.
Clic, clac, clic.
—Simplemente tendrá que esperar —espetó.
»La respuesta es, que estaré ahí cuando llegué.
»¿Qué parte de eso no está claro, Laura?
»¿Tu nombre no es Laura? ¿Cuál es entonces?
»Bien… Linda… dile que reprograme la cita si no puede esperar.
Después de colgar, murmuró algo en voz baja.
La gente como él me fascinaba. Sentían que eran los dueños del mundo solo porque habían sido bendecidos por la genética o se les daban oportunidades que los ponían en la cima financiera. No estaba usando una alianza. Apuesto que su día consistía en nada más que actividades de su propio interés. Un costoso café espresso, trabajar, comer en restaurantes lujosos, sexo sin amor… repetir. Tal vez abrillantar zapatos y un partido de raquetbol2 en medio.
Apostaba a que también era egoísta en la cama. No es que yo lo hubiera
echado de ella, pero, aun así. No podía decir que alguna vez hubiera estado con un tipo tan poderoso como éste, así que no sabía por experiencia cómo se trasladaba eso al dormitorio. La mayoría de los tipos con los que había salido eran artistas muertos de hambre, hípsters o ecologistas. Mi vida estaba lejos de ser Sexo en la Ciudad3. Era más como Sexo con Lástima. O Sexo de Mierda. Supongo que no jugaré a ser Carrie con el Sr. Big4 de este tipo por un día, sin embargo. O Sr. Gran Imbécil en este caso. Absolutamente.
Un defecto en esta pequeña fantasía mía: definitivamente yo no era del tipo de este hombre. Probablemente le gustaban las sumisas rubias, pequeñas y de la alta sociedad, no las chicas italianas curvilíneas de Bensonhurst con una actitud sarcástica y un cabello multicolor. Mis largos y negros rizos caían hasta mi espalda baja. Me veía como un cruce entre Elvira y Pocahontas con un trasero grande. Las puntas de mi cabello estaban teñidas de un color diferente cada par de semanas dependiendo de mi estado de ánimo. Esta semana era azul real, lo cual quería decir que las cosas iban bastante bien. Rojo era cuando debías quedarte lejos de mi camino.
Mis pensamientos al azar fueron interrumpidos por el chillido del tren
deteniéndose. De repente, el Sr. Gran Imbécil se levantó, una nube de
costosa colonia saturando el aire a su paso. Incluso su aroma era ofensivamente sexy y dominante. Se apresuró a salir por la puerta, la cual se cerró tras él.
Se fue. Eso fue todo. Se terminó el espectáculo. Bueno, fue divertido
mientras duró.
Mi parada era la siguiente, así que caminé a la misma puerta por la
que acababa de salir. Mi pie golpeó algo que se sentía como un disco de hockey, haciéndome bajar la mirada.
Mi corazón comenzó a latir más rápido. El Sr. Gran Imbécil había aparentemente dejado una pieza suya atrás.
Dejó caer su teléfono.
¡Su jodido teléfono!
Había salido del tren tan rápido, que debió habérsele deslizado de la
mano. Yo aparentemente había estado tan ocupada admirando su jugoso trasero, abrazado por los pantalones, para darme cuenta. Levantando el iPhone, se sintió caliente en mis manos. La funda olía a él. Quise olisquear más cerca, me contuve.
Me cubrí la boca y miré alrededor. Si mi vida fuera un programa de
televisión, la pista de risas hubiera sido insertada ahora mismo. Nadie
estaba mirándome. A nadie parecía importarle que tuviera el teléfono del Sr. Pantalones Elegantes.
¿Qué iba a hacer con esto?
Metiéndolo dentro de mi bolso con estampado de leopardo, sentí como
si estuviera albergando una bomba mientras salía de la estación hacia la soleada acera de Manhattan. Podía sentir el teléfono vibrando con
notificaciones de mensajes y sonó al menos una vez. No estaba preparada para tocarlo de nuevo hasta que no tuviera mi café.
Después de detenerme en mi vendedor callejero habitual, me tomé mi
taza de café mientras caminaba las dos cuadras al trabajo. En este día en particular, iba tarde, así que decidí renunciar a descubrir la vida del Sr. Gran Imbécil hasta después del almuerzo.
Cuando llegué a mi escritorio, saqué el teléfono y me di cuenta de que
la batería estaba en rojo, así que lo conecté a mi cargador. Mi puesto como asistente de una legendaria columnista de consejos no era ciertamente el trabajo de mis sueños, pero pagaba las facturas. Ida Goldman era la dueña de Pregunta a Ida, una columna diaria que había durado años. Ida había intentado prepararme últimamente, pidiéndome probar mi mano escribiendo algunas de las respuestas. Las críticas elegidas eran publicadas en el diario mientras las respuestas a las otras eran publicadas en el sitio web de Ida. Parte de mi trabajo era publicar las preguntas que llegaban y decidir cuáles de estas le pasaba a mi jefa.
Mientras los consejos de Ida siempre eran sensibles y políticamente
correctos, mi forma de hacer las cosas tendía a ser más directa, básicamente cortando las tonterías. Como resultado, ella en realidad nunca publicaba mis respuestas. Ocasionalmente, no podía resistirme a responsabilizarme de responder a algunas de las preguntas que no pasaban el corte; las que habrían terminado en la basura de todos modos. Algunas de estas personas necesitaban una pista y sentía que era poco solidario ignorar sus suplicas por ayuda.
        Recientemente descubrí que mi esposo tiene una reserva de porno.
¿Qué hago?
—Trisha, Queens.
¡Vamos! Invierte en un buen vibrador. Asegúrate de poner todo de la
forma en que estaba después de que tengas tu gran final mientras él está en el trabajo.

       Me emborraché en una fiesta y besé al novio de mi mejor amiga. Ahora no puedo dejar de pensar en él. Me siento horrible, pero creo que es probable que me esté enamorando. ¿Alguna palabra de sabiduría?
—Dana, Long Island.
Sí. Eres una zorra. ¡Te veo el próximo martes, Dana!

        Mi novio me pidió hace poco que me casara con él. Dije que sí. Es el hombre más dulce y amable que he conocido. El problema es, que el diamante que me dio era más pequeño de lo que había esperado. De verdad no quiero lastimar sus sentimientos. Necesito saber una forma educada de expresarle mi decepción.
—Lori, Manhattan.
Dios tiene el mismo dilema cuando se trata de ti, cariño. PD: Cuando tu prometido deje tu trasero egoísta, dale mi número.

Responder un par de correos de una forma honesta y directa siempre
parecía darme la energía que necesitaba para empezar el día. La mañana pasó rápidamente. Para el mediodía, el teléfono del Sr. Gran Imbécil estaba completamente cargado, así que me lo llevé al cuarto de descanso. Había ordenado comida thai para las dos.
Después de terminar el almuerzo, Ida salió de la habitación, dándome
unos diez minutos de privacidad para husmear el teléfono. Por suerte, no estaba protegido con contraseña. Primera parada: fotos. No había
demasiadas, y si pensaba que iba a conseguir pistas sobre quién era este tipo basándome en las fotos en su galería, tendría que pensar en otra cosa. La primera foto era un pequeño y esponjoso perro blanco. Parecía una especie de terrier. La siguiente era de las tetas desnudas de una mujer con una botella de champán en el centro. Eran pálidas, perfectamente redondeadas y totalmente falsas. Qué asco. Luego había más fotos de un
pequeño perro seguidas de una foto tomada de un grupo de mujeres
mayores que parecían estar en clase de jazzercise5. ¿Qué demonios? No pude evitar reírme a carcajadas. La foto era una selfie suya y de una mujer mayor. Estaba vestido más casual, su cabello un poco despeinado y, de hecho, estaba sonriendo. Se veía increíblemente apuesto en esa foto. Era difícil creer que fuera el mismo tipo estirado del tren, pero el hermoso rostro confirmaba que lo era.
Cinco minutos más hasta que tuviera que volver a mi escritorio. No
había una cuenta de correo vinculada al teléfono, así que, en cambio, abrí sus contactos y decidí llamar al primero nombre en la lista: Avery.



—Bueno, bueno. Graham Morgan. Ha pasado mucho tiempo. ¿Qué
pasó? ¿Has acabado de repasar el alfabeto y ahora estás empezando de nuevo? Recuerdas que no era uno de tus juguetes, ¿verdad? —Escuché el estallido de un claxon y el tráfico de fondo, seguido por la puerta de un auto cerrándose que ahogó los sonidos de la ciudad—. Al edificio, Langston. Y no vaya por el parque. Los cerezos están floreciendo y no necesito la piel hinchada antes de mi reunión. —Terminó de gruñirle al conductor y recordó que estaba al teléfono—. Así que, ¿qué pasa, Graham?
—Mmmm. Hola. No soy Graham, de hecho. Mi nombre es Soraya.
—¿Sor… qué?
—So-ra-ya. Es princesa en persa. Aunque no soy persa. Mi padre solo
pensó…
—Cualquiera que sea tu nombre, dime lo que quieres y por qué estás
robándome tiempo valioso. ¿Y por qué me llamas del teléfono de Graham Morgan?
Graham Morgan. Incluso el jodido nombre era sexy. Me lo imaginaba.
—En realidad, encontré este teléfono en el tren. Estoy muy segura de
que pertenece a un hombre que vi esta mañana. ¿A finales de los veinte, tal vez? Cabello negro, un poco largo para el tipo que lleva trajes, rizado en las puntas. Estaba usando un traje azul. Tenía un gran reloj.
—¿Precioso, arrogante y enojado?
Me reí un poco.
—Sí, era ese.
—Su nombre Graham Morgan y sé justo dónde deberías llevar el teléfono.
Tomé un bolígrafo de mi bolso.
—Bien.
—¿Estás cerca de la línea de tren 1?
—No estoy lejos.
—Bien. Bueno, toma el 1 y ve hasta el centro. Pasa Rector Street y bájate en la terminal sur del Ferry.
—Bien. Puedo hacerlo.
—Una vez te bajas. Ve a la derecha por Whitehall y luego a la izquierda en South Street.
Conocía la zona e intenté visualizar los edificios alrededor. Era un
vecindario bastante comercial.
—¿No me llevará esto por Río Este?
—Exactamente. Arroja el teléfono de ese imbécil dentro y olvida de que alguna vez viste al hombre.
La línea de teléfono quedo muerta. Bueno, eso fue interesante.


1 En inglés es: High pitch Mitch with the Itch. Es un juego de palabras que rima donde hight pitch es un ruido estridente e itch significa picor.
2 El raquetbol es un deporte que se juega en una pista totalmente cerrada con cuatro paredes y techo. Es muy parecido al squash y está reconocido por el Comité Olímpico Internacional.
3 Sexo en la Ciudad, también conocido como Sexo en Nueva York (España), es una serie estadounidense basada en el libro del mismo nombre escrito por Candace Bushnell.
4 Personaje de la serie Sexo en la Ciudad. Big significa gran o grande, de ahí el juego de palabras con el mote de Graham.
5 Ejercicios que mezclan aeróbicos y baile.


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2036
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Lun 3 Jul - 12:10

Soraya

Había planeado devolver el teléfono esa mañana.
No, de verdad. Así es.
Entonces de nuevo, también planeé terminar la universidad. Y viajar
por el mundo. Por desgracia, lo más lejos que me había aventurado fuera de la ciudad durante el último año, fue cuando mi maleducado trasero accidentalmente se quedó dormido en el tren a Path y terminó en Hoboken.
El teléfono estaba oculto con seguridad en el compartimiento lateral de mi bolso, me senté en el vagón siete, una hilera atrás y diagonalmente al otro lado de Mr. Gran Imbécil, robando miradas de soslayo mientras leía The Wall Street Journal. Necesitaba más tiempo para estudiar al león. Las criaturas en el zoológico siempre me fascinaron, especialmente la forma en que interactuaban con los humanos.
Una mujer abordó en la siguiente parada y se sentó directamente frente a Graham. Era joven, y la longitud de su falda bordeada lo inapropiado. Sus piernas bronceadas estaban torneadas, desnudas y sexys, incluso mis ojos se demoraron un momento. Sin embargo, el león nunca se movió. Ni siquiera pareció realmente notarla mientras alternaba entre leer y hacer clic sin pensar en su gran reloj. Sinceramente, habría pensado que era más de putas que eso.
Cuando llegó su parada, tomé la decisión de devolverle el teléfono. O
quizás mañana. Un día más no importaría. Por el resto de mi viaje, volví a través de sus fotos. Solo que esta vez, las estudié, prestando mucha atención a los detalles del fondo, más que al sujeto focal.
La foto de él y de la anciana fue tomada delante de una chimenea. No
lo había notado antes. La chimenea estaba revestida con una docena de marcos. Enfoque el marco que estaba menos pixelado. Era de un niño y una mujer. El chico tenía unos ocho o nueve años y llevaba un uniforme de algún tipo. La mujer, al menos creía que era una mujer, tenía algo parecido a un corte de cabello al rape. El chico podría haber sido Graham, pero no podía estar segura. Casi perdí mi parada enfocando en lo que resultó ser un cartero en la parte de atrás de otra foto. ¿Qué demonios estaba haciendo?
Me detuve en mi camión de café habitual y ordené.
—Tomaré un latte grande de vainilla, helado, sin azúcar y con leche de
soja.
Anil sacudió la cabeza y rió entre dientes. De vez en cuando, cuando él tenía una fila llena de mujeres que parecía que se habían perdido tratando de encontrar un Starbucks, pedía algo ridículo. En voz alta. Por lo general, por lo menos conseguía que uno creyese que Anil's Halal Meat servía bebidas elaboradas. Básicamente, tenías cuatro opciones: negro, con leche, azúcar, o ir a algún otro lado. Él ni siquiera ofrecía edulcorante. Dejando caer mi dinero en la taza, me entregó mi habitual café negro, y me reí mientras me alejaba oyendo a una mujer preguntar si hacía Frappuccinos.
Cuando llegué a la oficina, Ida estaba de un humor particularmente rancio. Jodidamente impresionante. El mundo entero pensaba que Pregúntale a Ida era una amada institución americana, solo unos pocos sabían la verdad. La mujer que incursionaba dando dosis de consejos azucarados conseguía su felicidad de molestar a la gente y siendo mezquina.
—Encuentra un número del Hotel Celestine. —Fue su saludo.
Encendí la torre de la vieja computadora de escritorio en la que me
hacía trabajar. El internet en mi teléfono era mucho más rápido, pero no iba a usar mis datos solo porque ella se negara a entrar en el siglo XXI. Cinco minutos más tarde, le llevé el número a su oficina.
—Aquí tienes. ¿Quieres que te haga una reserva?
—Saca la carpeta de viajes del archivador.
Se la entregué y esperé, dado que nunca contestó mi pregunta. Ida
cruzó el abultado archivo hasta que encontró una pequeña tarjeta doblada del tipo de las que te da el hotel con el nombre de la criada. Lo leyó y luego me lo mostró.
—Llama al hotel. Diles que Margaritte no sabe cómo limpiar una
habitación. Que la última vez que me quedé en la Celestine, la alfombra no estaba correctamente aspirada, y había pelos negros en la pared en la ducha.
—Bien…
—Menciona a Margaritte por su nombre y que específicamente quiero
una habitación aseada por alguien más. Luego pide un descuento.
—¿Y si no dan descuento?
—Entonces, reserva la habitación de todos modos. Mi habitación
estaba perfectamente limpia la última vez.
—¿Quieres decir que la alfombra y la ducha no estaban sucias?
Dejó escapar un suspiro exasperado como si estuviera agotando su
paciencia.
—Las tarifas de las habitaciones son un atraco. No voy a pagar 400
dólares por noche.
—Así que, en su lugar, ¿quieres que alguien sea despedido?
Levantó una gruesa y dibujada ceja.
—¿Quieres ser tú?
Sí. Esta perra debería estar dando consejos sobre moralidad.




Afortunadamente para mí, era miércoles: el día en que Ida se reunía
con su editor cada semana. Por lo tanto, al menos, solo tuve que soportarla durante medio día antes de que me dejara con una larga lista de tareas pendientes:
—Ordenar nuevas tarjetas de visita. (Hazlas menos coloridas esta vez,
yo manejo un negocio, no un circo).
—Actualizar el blog. (La carpeta amarilla tiene cartas y respuestas
diarias, no improvises mientras escribes. Pregúntale a Ida NO sugiere hacerlo al estilo perrito para animar a tu novio, que acaba de perder a su amado terrier Jack Russell).
—Introduce las facturas en la carpeta azul de Contabilidad Rápida. (Toma todos los descuentos, incluso si pasó la fecha).
—Envía los contratos a Lawrence para su revisión. No había órdenes en ésta. Me di cuenta del porqué poco después. Había escrito a través de cada página del documento con un marcador naranja brillante. Ridículo. Inaceptable.
—Recoge la limpieza en seco. (El ticket está en mi escritorio, no le pagues si la marca en la manga izquierda de mi chaqueta mohair no salió.) ¿Qué diablos era un mohair de todos modos?
—Entrega de Speedy Printing esta tarde. (No hay propina. Llegó diez
minutos tarde otra vez la semana pasada.)

La lista seguía sin cesar. Tuve que aguantarme para no escanearlo y
publicarlo en el blog bajo la última respuesta que dio a un empleado que estaba teniendo problemas con su jefe. En vez de eso, empecé a subir la música (Ida no permitía música en el lugar de trabajo), le di propina al encargado de la entrega de la impresora, un billete de veinte dólares y tomé un descanso de una hora con mis pies descalzos sobre el escritorio para jugar con el teléfono de Mr. Gran Imbécil un poco más. Mirando mis dedos en movimiento, admiré la última obra de Tig, dos plumas tatuadas en la parte superior de mi pie derecho que colgaban de una pulsera de tobillo de cuero. Muy Pocahontas. Necesitaba parar en la tienda para que pudiera tomarle una foto para su pared, ahora que la hinchazón había bajado.
Estaba casi en mi límite de uso de datos del mes, por lo que metí a
Graham Morgan en Google en su teléfono. Me sorprendió cuando la
búsqueda devolvió más de mil resultados. El primero fue el sitio web de su empresa: Morgan Financial Holdings. Hice clic en el enlace. Era un sitio web corporativo típico, todo muy estéril y práctico. La lista de las tenencias era una página larga, todo desde propiedades inmobiliarias hasta una firma de inversión financiera. El sitio apestaba a dinero viejo. Apostaría a que papi todavía tenía una gran oficina de esquina y la visitaba cada viernes después del golf. El tema común del sitio también parecía resumir la ocupación de la empresa, gestión de patrimonios. Los ricos se hacen más ricos. ¿Quién estaba administrando mis activos? Oh espera. Está bien. No tenía ninguno. A menos que hayas contado mi gran estante. Y en realidad tampoco tenía a nadie manejando eso.
Hice clic en la pestaña Acerca de, y mi mandíbula se abrió. La primera
foto era del propio Adonis, Graham J. Morgan. El tipo era realmente
precioso. Una fuerte nariz, mandíbula cincelada y ojos del color del
chocolate fundido. Algo me dijo que podría tener ascendencia griega. Me lamí los labios. Maldita sea. Debajo, leí su biografía. Veintinueve, Summa Cum Laude en Wharton, soltero, bla, bla, bla. La única cosa que me sorprendió fue la última frase: El Sr. Morgan fundó Morgan Financial Holdings hace solo ocho años, sin embargo, su diversa cartera de clientes compite con las empresas de inversión más antiguas y prestigiosas de la ciudad de Nueva York. Supongo que estaba equivocada acerca de papi.
Después de limpiar la baba del teclado, me mudé a la pestaña Equipo.
Mostraba treinta directores y gerentes diferentes. Había un tema común allí, también. Sobre educados y frunciendo el ceño. Excepto por un solo renegado que se atrevió a sonreír para su foto corporativa. Ben Schilling, que aparentemente era un gerente de marketing. Aburrida con la vida corporativa, pero reacia para volver a mi lista de tareas pendientes, recorrí los contactos de Graham de nuevo. Pasé por encima del nombre de Avery y me pregunté si solo eran mujeres a las que el Sr. Gran Imbécil logró enojar. A pocos nombres de Avery, aterricé en el primer nombre masculino: Ben. Hmmm. Sin pensarlo demasiado, envié un texto:

Graham: ¿Qué pasa?

Me emocioné cuando vi los tres puntos empezar a rebotar, lo que indica que estaba escribiendo una respuesta.

Ben: Trabajando en esa presentación. Lo tendré listo mañana como estaba planeado.

Graham: Genial. Dile a Linda que te programe en mi agenda.

Al menos, había conseguido su nombre correcto. Vi los tres puntos
empezar y luego parar. Luego comenzar de nuevo.

Ben: No creí que Linda regresara. Después de lo que pasó ayer en la reunión.

Ahora estábamos llegando a algún sitio. Me senté en mi silla.

Graham: Sucedieron muchas cosas en la reunión de ayer. ¿A qué
te refieres específicamente?

Ben: Ummm... Quise decir, cuando le gritaste “estás despedida, sal de mi oficina”.

Este chico era realmente un completo Imbécil. Alguien necesitaba patear su trasero. Inicié Safari y volví a abrir la última página que había visitado. A mitad de camino, encontré lo que estaba buscando: Meredith Kline, gerente de Recursos Humanos.

Graham: Tal vez fui un poco duro. Estoy en reuniones toda la tarde. ¿Podrías detenerte y decirle a Meredith en RRHH que Linda tiene un mes de baja?

Ben: Por supuesto. Estoy seguro de que lo apreciará.

Si era demasiado agradable, pensé que podría sospechar algo.

Graham: Aprecio no recibir una demanda. Lo que ella aprecie no es de mi incumbencia.

Pensé que había empujado lo suficiente, así que tiré el teléfono en mi
bolso antes de que pudiera hacer más daño. Mañana lo devolvería. Y estaba deseando conocer al Imbécil en persona.


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2036
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por micafp_2530 el Lun 3 Jul - 12:13




3-Julio --> Capítulos 1 y 2
4-Julio --> Capítulos  3, 4 y 5
5-Julio --> Capítulos 6 y 7
6-Julio --> Capítulos 8, 9 y 10
7-Julio --> Capítulos 11 y 12
8-Julio --> Capítulos 13, 14 y 15
9-Julio --> Capítulos 16 y 17
10-Julio --> Capítulos  18, 19 y 20
11-Julio --> Capítulos 21 y 22
12-Julio --> Capítulos 23, 24 y 25
13-Julio --> Capítulos 26, 27 y 28
14-Julio --> Capítulos 29 y 30
15-Julio --> Capítulos 31, 32, 33


'Sra. Maddox!

  
avatar
micafp_2530

Mensajes : 2036
Fecha de inscripción : 26/02/2017
Edad : 24
Localización : Entre las páginas de un libro...

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por yiniva el Lun 3 Jul - 13:21

valla todo lo que pasa cuando viajas en tren, Soraya me parece muy divertida hasta ahorita, y por que Graham viajaría en tren, siendo tan rico y prepotente uno pensaría que tiene a un chófer a su disposición, o tal vez es más humilde, no sé hay que seguir leyendo.


avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Loam el Lun 3 Jul - 16:02

Muy buen inicio, desde ya me encanta esta historia. Gracias por el capi!!!


-Tú eres mi perfección. Soy todas esas cosas por ti. -dijo sacudiendo su cabeza a lo que él consideró como una seria confusión-. Existo por ti, Nina. Este ser mortal tan precioso para el Creador del Universo que permitió mi existencia. Dime que eso no es increíble.
--Jared Ryel--


avatar
Loam

Mensajes : 666
Fecha de inscripción : 12/12/2015
Edad : 22

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por mariateresa el Lun 3 Jul - 17:29

Cierto que Soraya es graciosa?? Sin pelos en la lengua
Da que pensar por que Graham viaja en tren por lo que se muestra la humildad no es su fuerte.
Veamos que sigue.
Gracias @micafp_2530


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1730
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por berny_girl el Lun 3 Jul - 20:41

Esta chica es muy graciosa, pero creo que desea vivir en una fantasía bajo el nombre de Graham...


avatar
berny_girl

Mensajes : 2022
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura #1 Julio 2017

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.