Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lectura de Trilogía: Prodigy-Marie Lu #2
Hoy a las 16:57 por yiniva

» ABC de palabras
Hoy a las 16:41 por johanaalove

» ABC de países y ciudades
Hoy a las 16:39 por johanaalove

» De 10 en 10 hasta el 1.000
Hoy a las 16:36 por johanaalove

» A B C de Animales.
Hoy a las 16:13 por johanaalove

» ABC de Países y Ciudades
Hoy a las 12:05 por CosmicMoon

» ABC de nombres
Hoy a las 12:05 por CosmicMoon

» Cuenta hasta 100.
Hoy a las 12:04 por CosmicMoon

» CUENTA HACIA ATRAS DESDE EL 500
Hoy a las 12:03 por CosmicMoon

Staff del Mes
Traductora del Mes
astrea75
Correctora del Mes
Daliam
Bibliotecaria del Mes
Mave
Diseñadora del Mes
Roxx

Lectura Marzo 2018

Página 4 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiniva el Vie 9 Mar - 11:03

PARTE V

Había también fantasmas moviéndose con la brisa que corría y algunas de las macetas estaban decoradas con pequeños murciélagos. La decoración en blanco y negro era principal en el lugar acorde con la noche.
– ¿Te gusta Halloween? - Susurró Lucifer a su lado.
– Me gusta ver las caras de ilusión en los niños. - Contestó sonriendo a esos niños perplejos por la decoración.
Miró a los niños disfrazados, sus bocas abiertas abarcando con los ojos toda la casa como si quisieran grabarla en su retina. Tenía razón, ver algo así era hermoso, aunque fuera para él extraño decirlo, pero por alguna razón pensar en unos niños y Eve cerca... Su vientre se contrajo al igual que su miembro.
– Voy a por las golosinas por haberme traído. - Dijo Eve apartándose de Lucifer como si hubiera notado el calor brotar de su cuerpo.
Por el rabillo del ojo percibió el mono azul de un personaje ya conocido y su cuerpo se tensó. Se prestó a ponerse al lado de Eve, rodear con su mano el brazo de ella tirando hacia la casa. Ella lo miró asustada por la rudeza hasta que vio a Jack detrás de ellos, su cara aún más terrorífica, una máscara evocando las peores pesadillas hasta de un adulto.
Se olvidó de respirar paralizada por el miedo.
– Entra en casa, preciosa. No te hará nada mientras las calabazas rodeen tu casa. - Eve no se movió y él le acarició la mejilla llamando su atención. - Eve, las calabazas que tienes te protegerán. - Consiguió romper el lazo entre Jack y ella prendándose entonces de sus ojos.
– ¿Y las golosinas? - Preguntaron los niños. Los dos adultos los miraron como si no se acordaran de ellos.
– Enseguida las saco. - Se ofreció a él empujando a Eve para que siguiera delante.
Abrió la puerta con manos temblorosas y pasó dentro. Se dio la vuelta para ver a Lucifer en el marco de la puerta, sus ojos fijos fuera donde Jack no se movía. Cogió la fuente con golosinas y fue de nuevo a la puerta pero el cuerpo de Lucifer le impedía salir. Los niños corrieron hacia ellos con las bolsas preparadas para recibir el premio. Lucifer le quitó de las manos la fuente y, con sus grandes manos, repartió las golosinas a cada niño, un gran montón como había prometido, dejando el tarro prácticamente vacío.
Menos mal que tenía más en la cocina.
Cuando los niños se marcharon de su patio Jack se aproximó hasta ellos. Su rostro de calabaza cambió entonces a uno más suave, unos ojos en forma de arco, una sonrisa espeluznante en comparación con la tranquilidad pretendida con los otros rasgos.
– ¿Truco o trato Lucifer? - Preguntó.
– Mejor suerte el año siguiente, Jack. - Contestó entrando en la casa y cerrando tras de sí la puerta. Se apoyó en ella resoplando aliviado. - Condenado trabajito me he buscado... - Masculló. Pasó la mano por el pelo intentando pensar en algo pero tampoco tenía mucho tiempo para hacerlo pues una fracción de segundo más y hubiera salido mal parado. Se apartó de la puerta justo a tiempo de esquivar el cepillo con el cual amenazaba Eve. - ¿Qué estás haciendo?
– ¿Qué? ¡Sacar la basura! ¡¡Largo de mi casa!!
– Preciosa, por si no lo sabes te he salvado. Jack no es un tipo al que le gusten las relaciones largas, él va más a una de un solo día, y no se sobrevive a ella, te lo aseguro.
– Mira, no se por qué demonios me has escogido a mí para esta bromita pero ya vale, ¿no? Esto es pasarse. - Replicó ella sujetando con más fuerza el palo con los nudillos blancos de la presión.
– Estas temblando.
– ¡No lo estoy! - Gritó contradiciéndole. Pero era verdad, ese rostro enfadado de antes le había dado verdadero miedo, tanto o más que el anterior. ¿Era posible conseguir eso con un disfraz?
– ¿Por qué no te sientas? - Sugirió Lucifer susurrando al oído. Eve chilló por la
cercanía cuando antes había estado delante de ella y trató de mover el cepillo pero sus manos fueron atrapadas por él y el beso de éste en su cuello la catapultó en un segundo hacia una avalancha de puro placer oculto.
Lucifer esbozó una sonrisa ante la reacción de ella y se demoró en ese cuello tan
abandonado y ardiente necesitado de sus labios. Dejó que la lengua saliera y lamiera con la punta un camino hacia el lóbulo de la oreja mientras escuchaba el sonido sordo del cepillo al caer de las manos de ella. El gemido de su boca lo enardeció a morder el lóbulo con los dientes para después acariciarlo con su boca subiendo más arriba, aplicando la misma atención al lóbulo y a la parte detrás de la oreja, buscando con ello los lugares más erógenos.
– ¿Quién... Quién eres? - Logró preguntar entre respiraciones entrecortadas.
– Supongo que debería explicarte. - Contestó él bajando de nuevo a su cuello. Esta vez el camino siguió hacia su mentón, cubriéndola con besos cada vez más
calientes. Rozó los labios apenas un toque antes de retirarse a pesar de ser ella
quien avanzara hacia él. Abrió los ojos para contemplarle con esa sonrisa, aquella
que mataría al mismísimo diablo, si fuera mujer. - ¿Hablamos?
Las pupilas de Eve se dilataron cambiando el ardor por enfado. ¿Iba a dejarla así? Se replanteaba si le daría tiempo a alcanzar el mango del cepillo para atizarle de verdad y sacarlo como si fuera basura de su casa. Pero entonces Lucifer le dio la vuelta hacia su salón, sentándose en el sofá como si fuera un trono para él, cruzando una pierna sobre la otra, los brazos por encima del espaldar, su postura relajada y.... de porte real. No podía apartar la vista de él, una tentación trajeada en su salón, los intensos ojos azules llamándola, incitándola a acercarse a él. En algún momento su mente le jugó una mala
pasada imaginando acercarse y arrodillarse a su lado, ser premiada por ello con un beso candente de esos labios llenos de pecado.
– Es acogedora. Aunque pequeña para mi gusto. - Dijo retirando la mirada de ella
para absorber la estancia donde estaban.
– Es suficiente para mí. - Contestó obligando a su mente a cumplir con sus
obligaciones de llevar sangre y oxígeno a todas las partes del cuerpo, no solo a
aquellas deseosas por una mano, boca o algo más caliente y duro.
– Si, los humanos suelen vivir con poca cosa. - Eve no pudo evitar echarse a reír.
– ¿Humanos? ¿Como si tú no lo fueras? ¿Qué eres? ¿Un ser superior de otro planeta?
- Lucifer frunció el ceño ante la ironía de Eve. Jamás nadie lo había tratado con tan poco respeto. Y ahí estaba esa humana, deseosa por las atenciones de alguien como él, faltándole al respeto.
– Preciosa, soy muy importante en mi reino.
– ¿En serio? ¿El rey de los locos quizás? - Probó Eve sentándose en uno de los sillones al lado del sofá.
– En todo caso ese sería mi padre. Me conformo con el título de Príncipe de las
Tinieblas, por ahora.
– ¿No debería llamar a tu Real Corte para que te recogieran y llevaran a tu palacio de acolchado blanco? - Propuso cada vez más segura de estar ante un miembro de algún manicomio escapado el día de Halloween.
– ¿Quieres dejar de meterme en un loquero? Ese de ahí fuera no es ningún loco y
entraría de no ser por las calabazas de tu casa.
– Ya. - Contestó cruzándose de brazos. - Y supuestamente, ¿cuál es tu historia?
– ¿Has oído hablar de Jack O'Lantern? - Eve negó con la cabeza, aún conservando esa sonrisa de superioridad en ella. - Hace muchos años, existió un hombre muy avaro y mentiroso llamado por todos Jack el astuto. No era un alguien honrado, ningún vecino quería hacer tratos con él y lo evitaban cuanto podían. Solía timar, embaucar y engañar a la gente sin pensar en las consecuencias. Por eso cuando llegó el día de su muerte, no fue ella quien llegó a él sino el mismo diablo, Lucifer. - Eve dejó que Lucifer continuara sin interrumpirle. Sin embargo, éste se quedó callado esperando algo de ella. Cogió aire soltándolo poco a poco y prosiguió al ver que ella no decía nada. - Cuando Lucifer se presentó ante él, los aldeanos lo perseguían por el dinero debido y habló con el diablo para tenderles una trampa y así regresar al infierno con más almas.
Hizo un trato según el cual Lucifer se transformaría en moneda para pagar a los
aldeanos y, cuando esa moneda desapareciera, ellos pelearían creyendo haberse
robado mutuamente.
Lucifer aceptó con gusto y se transformó en una moneda pero, cuando Jack la cogió y metió en su bolsa, encontró dentro una cruz de plata y le fue imposible liberarse o transformarse.
Jack negoció entonces con Lucifer su liberación. Lo dejó salir a cambio de dejarlo en paz durante un año.
– ¿Qué pasó después? - Preguntó Eve.
– Un año después Lucifer volvió a por Jack y éste lo esperó al lado de un manzano. Le pidió al diablo, como último deseo, una manzana y Lucifer subió al árbol para cumplirlo y cogerle una pero, mientras él lo hacía, Jack se dedicó a tallar todo el tronco con cruces impidiéndole con ello bajar.
De nuevo Lucifer tuvo que hacer un trato con Jack y éste pidió que no volviera
hasta después de diez años y nunca le reclamara su alma.
– ¿Por qué volvería entonces? - Lucifer sonrió ante la curiosidad de la mujer. Lo
escuchaba con atención, como una niña pequeña oyendo algo de su gusto.
– Antes de cumplirse los diez años, Jack falleció y su alma hizo el recorrido hasta
llegar a las puertas del cielo. Visto allí, los arcángeles le prohibieron el paso debido a los malos actos cometidos y convocaron a Lucifer para llevarse él el alma al infierno.
Pero Lucifer se negó. Molesto como estaba por haber sido engañado dos veces por un mortal, y cumpliendo el trato pactado, rechazó la entrada de esa alma en el infierno.
Paria de ambos reinos, Jack nunca obtuvo el descanso eterno. Lucifer solo se apiadó de él una vez dándole un fuego fauto del valle de los dormidos para iluminar su alma. Él fue quien tuvo la ocurrencia de ponerlo dentro de un nabo y, después, de una calabaza.
Ese es el Jack que está ante tu puerta. Una vez al año, la noche de Halloween, Jack puede recorrer el mundo de los vivos y atormentar a una sola alma, aquella que lleva su marca. Eso fue cosa de los cielos; creo que le dijeron: “Demuestra tu generosidad para con un alma y ganarás el cielo”. Pero Jack es demasiado malvado para ayudar al prójimo. Le gusta más aterrarlo hasta la muerte y, después, se pasa el resto del tiempo esperando con ansias su siguiente Halloween. No puede entrar en las casas donde hay calabazas de verdad, por eso permanecerá fuera hasta idear algún plan.


avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por carolbarr el Vie 9 Mar - 13:17

Muy inteligente para engañar así a Lucifer o Lucifer muy tonto para dejarse engañar aso por un mortal... Gracias!
avatar
carolbarr

Mensajes : 217
Fecha de inscripción : 28/08/2015
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiany el Vie 9 Mar - 15:30

Si carolbarr, creo q Lucifer fue muy inocente al caer tan facilmente en las trampas de Jack, en especial la segunda vez, no q no entiendo es si como murió si nadie fue a reclamar su alma? uno entendería q el trato era para evitar morir.


avatar
yiany

Mensajes : 281
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 34

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Veritoj.vacio el Vie 9 Mar - 22:23

Si yo tampoco entiendo como pudo haber caido, pero esa leyenda es cierta y del folclore irlandes


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1837
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Celemg el Sáb 10 Mar - 0:29

Mmm.. sigo kreyendo ke hay algo ke no esta bien en la seguridad de Lucifer, komo si algo se le hubiera pasado por alto, komo por ejemplo ke las kalabazas no sean reales y al ser Jack tan inteligente o makiaveliko si se kiere, esta dejando ke Lucifer se krea ke estan a salvo y trankilos para idear un plan


avatar
Celemg

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 29/12/2017
Edad : 30
Localización : Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por berny_girl el Sáb 10 Mar - 1:30

Concuerdo con ustedes... para ser lucifer fue demasiado tonto e ingenuo, como es posible que fuera engañado dos veces... no los seres humanos son tan incrédulos. 
Estoy esperando que diga que las calabaza son falsa y que Jack esta al interior de la casa. 


avatar
berny_girl

Mensajes : 2022
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Celemg el Sáb 10 Mar - 3:00

@berny_girl escribió:Concuerdo con ustedes... para ser lucifer fue demasiado tonto e ingenuo, como es posible que fuera engañado dos veces... no los seres humanos son tan incrédulos. 
Estoy esperando que diga que las calabaza son falsa y que Jack esta al interior de la casa. 
Somos dos, Berny... tengo la misma sospecha jaja
avatar
Celemg

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 29/12/2017
Edad : 30
Localización : Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por IsCris el Sáb 10 Mar - 9:44

Lo siento por llegar tarde, estaba en semana de parciales Sad

No se como ver la historia hasta ahora jajaja son tantas cosas, todavía no me cabe que Lucifer sea bueno con Eve, algo querrá a cambio, a fin de cuentas es Lucifer...

Y como todas creo también que fue super tonto como cayó en la trampa de Jack, ?cómo se deja engañar por un simple mortal?, un mortal que es inteligente he de decir, y con toda su inteligencia hay que esperar ahora con que vendrá, y como entrará a la casa.

En fin, esta noche de halloween si que ha sido largaaaa XD pobre Eve


avatar
IsCris

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 25/10/2017
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por mariateresa el Sáb 10 Mar - 12:09

Y Lucifer cayo dos veces en la jugarreta de Jack??
Para ser Satan no es muy vivo que digamos.
Por eso ahora no le acepta el dulce o truco, capaz que por jugarle el ahora un engaño haya salvado a Eve. Y tenga segundas intenciones.
Gracias por el capi


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1730
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Celemg el Sáb 10 Mar - 19:47

Kapi?


avatar
Celemg

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 29/12/2017
Edad : 30
Localización : Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por adricrisuruta el Dom 11 Mar - 15:08

Tampoco entiendo como Lucifer se dejo engañar dos veces por un simple mortal.
Ahora viendo lo listo que es Jack me pregunto que estará tramando para entrar en la casa y si Lucifer es así de tonto imagino que algo se le paso por alto.

Gracias @Yiniva ....


Traté de impedir que cruzaras mi mente. Traté de sacudirte de mis pensamientos. Pero me quedé pensando en ti y mi corazón dio un salto. Y entonces...  Y entonces, accidentalmente caí enamorado de ti."


   
avatar
adricrisuruta

Mensajes : 2965
Fecha de inscripción : 14/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiniva el Lun 12 Mar - 10:46

Hola!!!!! que ondita 






avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiniva el Lun 12 Mar - 11:08

PARTE VI

Se quedó en silencio mirando a Eve, ésta con la mirada gacha hacia el suelo. Esperaba preguntas, algo sobre ese Lucifer. Una media sonrisa lleǵo a su rostro.
– ¿Te piensas que soy estúpida? - Acusó de pronto. - Eso es solo un cuento para los niños pequeños. ¿Me estás diciendo que ese tipo de ahí fuera es en realidad un espíritu y la ha tomado conmigo este año? - Lucifer tomó aire y lo expulsó con
bastante ruido.
– Olvidaba lo tozudos que sois los humanos para creer las cosas.
– ¿Tozuda? ¡¡Me estás contando una mentira!! ¿Ahora me dirás que tú eres ese Lucifer eres tú?
– En realidad no. - Contestó tranquilamente. - Es mi padre. - Eve se quedó
boquiabierta. Su padre... ¿Los diablos tenían hijos? No, no podía estar hablando en serio.
– Si realmente fueras el hijo del diablo... ¿No tendrías poderes? Hasta ahora no has hecho nada para salvarme de ese supuesto “Jack”. - Lucifer torció la cara mirando directamente el brazo. Eve siguió la dirección donde encontró una marca de intrincadas líneas y formas en su brazo. Tenía un color negro más oscuro que
cualquier otro negro antes visto, como si fuera especial.
– En realidad esta noche no puedo hacer mucho más. Es la única noche que pierdo mis poderes.
– ¿Los pierdes?
– Mi padre me dijo que algún día los tendría, pero por ahora no. Y normalmente no me ocupo este día de trabajar, pero como he de encargarme de los asuntos
inacabados de mi padre...
– Estás loco... - Masculló ella.
– Loco o no, ese de ahí no se va a ir. Lo intentará todo.
El timbre de la puerta sonó y los dos respingaron ante el sonido. Lucifer endureció su rostro levantándose del sofá mientras obligaba a Eve con la mirada a quedarse sentada.
Salió del salón y fue hasta el pasillo donde abrió la puerta.
– ¡Truco o trato! - Gritaron unos niños. Respiró aliviado y alcanzó la fuente con
golosinas. Repartió algunas a los niños y estos salieron corriendo del patio.
– Truco o trato, Lucifer. - Dijo otra voz. Alzó la vista para ver a Jack apoyado en el muro frente a la casa. Tenía los brazos cruzados sobre el pecho y parecía tranquilo.
En lugar de responder, cerró la puerta de golpe y se volvió al salón. Eve contemplaba el exterior desde la ventana, sus ojos fijos en la figura de Jack, ahora ésta mirándola de forma descarada. El fuego fauto de su calabaza brillaba cambiando de color las llamas hasta llegar a un color rojo intenso. Fue ese momento cuando el brazo de Eve comenzó a brillar.
Lucifer acudió enseguida a su lado levantándolo para examinarlo.
– Intenta romper mi sello.
– Me siento rara... - Los párpados de Eve se cerraban a pesar de los intentos por
mantenerlos abiertos y Lucifer pudo ver en ellos una pequeña llama naranja como si de una burla se tratara.
La arrancó de la ventana tomando la barbilla de ella, inclinándola un poco hacia atrás para robar de esos labios sonrosados la esencia de su persona. Oyó el gemido de ella y vio los ojos de Eve cerrándose, cediendo al placer que sus labios y lengua le ofrecían. Debía centrarse en ese placer. Acarició el brazo donde la marca debía estar y, al mismo tiempo que la lengua entraba en su boca buscando, tentando y haciendo pecar a Eve, su mano trazó con los dedos el diseño transformando el color negro en un rojizo vivo, el calor desbordando a través de ello.
Gritó ante la sensación de quemarse apartándose de los labios pero ya Lucifer estaba preparado. Se acercó más a ella pasando sus brazos por la cintura de ella, encerrándola entre su cuerpo, presionando éste contra ella. Pudo notar cómo su miembro, de nuevo erecto y duro, chocaba contra su vientre, su sexo lloriqueando lleno de celos por ser el punto de contacto. Sus pechos enviaron estremecimientos relampagueantes a todo su cuerpo cuando se unieron al torso de él. Intentó empujarlo lejos pero toda resistencia era inútil cuando Lucifer tenía un objetivo.
– La marca de Jack aún está dentro. Tengo que eliminarla. - Eve se mordió el labio sujetándose de los hombros de Lucifer para no caer.
– ¿Cómo? - Logró preguntar antes de ser asaltada de nuevo por un seductor de
primera. Los besos de él eran tan absorbentes que, el simple roce, ya la catapultaba hacia un punto insoportable.
– Así... - Contestó agarrándola de la cintura y levantándola del suelo. Fue con ella hasta la pared donde apoyó la espalda de ella, las piernas entrelazadas alrededor de sus caderas.
Su miembro... ¡Si! Su miembro por fin había alcanzado una parte no saciada y ahora podía notar el calor en su centro. Se arqueó hacia él sin poder evitarlo mientras las manos la sostenían acariciando con los dedos los costados. Lucifer rugió empujando más hacia ella, dejándola conocer el fuego que ardía en su interior; él era fuego, lava a punto de explotar dentro de ella, todas las veces hasta dejarlos satisfechos y seguir más allá.
Una vez se cercioró de tenerla bien sujeta, las manos de él navegaron hacia arriba acunando entre ellas los pechos aún cubiertos por la chaqueta y camiseta. De haber tenido sus poderes podría haberla despojado de toda limitación en cuestión de segundos pero encender la pasión y frustrarse, necesitar tiempo para desenvolver esa dulce e inocente preciosidad era aún mejor. Si antes de poner el sello ya se sentía atraído, ahora, con el sello vinculándolos a ambos, el apetito por ella lo desafiaba por perder el control.
Y el timbre sonó.
– Lucifer... - Susurró enviando una descarga por todo el cuerpo de él. Gimió ante ese descontrol arqueando su cuerpo en un intento por llegar más profundo.
Recompensado se vio entonces con los jadeos de ella, sus intentos por apartar la
ropa de él.
– Baja las piernas, Eve. Déjame desnudarte.
– No... - Sollozó moviendo las caderas para frotarse contra su verga. Lucifer rugió cerrando los ojos para aguantar. Se inclinó sobre ella rozando con su pecho los pezones de Eve.
– Voy a estar dentro de ti en unos minutos, ahora baja las piernas preciosa. - Susurró en el oído.
Lucifer le cogió el cuello arqueando con sus pulgares la cabeza para amoldarla a él, para poder besarla y desarmarla con el único objetivo de dejarla sin las fuerzas suficientes para seguir sosteniéndose en él. Conseguido esto, sus labios se volvieron reticentes a abandonar la dulzura que era su boca, demasiado embriagados por el sabor de ella como para permitirse dejar algo así, su barba áspera en contacto con la piel, irritándola seguramente,
pero excitándola al mismo tiempo. Ordenó a sus manos abrir la chaqueta de ella con rapidez deslizándola a través de sus hombros hasta caer a los pies. La camiseta era un problema mayor, debía separarse para sacarla, algo que aún no se planteaba. Notó las manos de ella también ocupadas en otra ropa, los dedos tratando de desabrochar los botones de la chaqueta. Sonrió en ese beso encantado por la premura con la cual Eve se movía, su esencia mezclándose con el aroma del sexo.
Y el timbre sonó........


esto se quedo muy bueno y mañana va a estar mejor Twisted Evil  


avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por mariateresa el Lun 12 Mar - 13:26

Por lo menos sabemos que Jack no le hizo la jugarreta a el si no a su padre y como buen hijo fue a reparar el error de hay  que no quisiera que Jack se llevara el alma de Eve. Y el diablo puede tener hijos?? Por lo visto si... y ya sabemos que justo ese dia del año no tiene poderes con la falta que le hacen ahora.
Y ni que hablar de esa escena hot nos dejaste a medias jejejej.
Gracias @yiniva


[scroll]
avatar
mariateresa

Mensajes : 1730
Fecha de inscripción : 10/01/2017
Edad : 41
Localización : CHILE

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiany el Lun 12 Mar - 13:47

Bueno, esta Eve, definitivamente se gana el premio a la más incrédula y eso que tiene todo este gusto por la festividad, jajajaja. Pero hablando en serio Yiniva, nos has dejado en lo más bueno, realmente voy a entrar en combustión espontánea.

pdta. menos mal fue hoy y no el viernes, o no habría tenido paz. 


avatar
yiany

Mensajes : 281
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 34

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por adricrisuruta el Lun 12 Mar - 17:03

Me alegra saber que el tonto fue el padre y no este Lucifer...
Que curioso hoy Jack puede torturar un alma y Lucifer no tiene poderes...
Se ha quedado en la mejor parte... 

Gracias @Yiniva...


Traté de impedir que cruzaras mi mente. Traté de sacudirte de mis pensamientos. Pero me quedé pensando en ti y mi corazón dio un salto. Y entonces...  Y entonces, accidentalmente caí enamorado de ti."


   
avatar
adricrisuruta

Mensajes : 2965
Fecha de inscripción : 14/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Veritoj.vacio el Lun 12 Mar - 19:50

nos cortas en la parte interesante, yo siento que todavia hay cosas inconclusas, que falta explicacion, pero habra que seguir leyendo. Gracias Yiniva


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1837
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por IsCris el Lun 12 Mar - 23:56

Bueno ya sabemos que Lucifer Junior no fue el tonto que cayo en la trampa de Jack.

Quien será que insiste con el timbre, y si es Lucifer Papá?

Y bueno estos dos dejaron el capitulo con el fuego a tope 


avatar
IsCris

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 25/10/2017
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Celemg el Mar 13 Mar - 0:19

Yo kreo ke lo ke me gustaria saber realmente es si Lucifer Jr, lo hace por gusto u honor, pues dicho esta ke se siente atraido... 
Eve kreo ke le gusta hacerse la tonta, si desde el inicio esta desesperada por el jajaja


avatar
Celemg

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 29/12/2017
Edad : 30
Localización : Somewhere

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por berny_girl el Mar 13 Mar - 0:44

Siempre creí que el hijo de Lucifer era Mammón... pero nuevamente ni cerca... lo bueno que el JR es un poco mas sabio que el Padre...

Aun estoy esperando de Jack aparezca en el interior de la casa


avatar
berny_girl

Mensajes : 2022
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiniva el Mar 13 Mar - 10:43

hey,  hola - hola
feliz 




avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiniva el Mar 13 Mar - 10:54

PARTE VII

Abierta su chaqueta las manos de Eve fueron abriéndola al tiempo que acariciaba su pecho, un recorrido hacia los hombros incitándole a demostrarle la necesidad de ella. Esas manos sobre su cuerpo le hacían tener más calor, su cuerpo oscurecerse en sí de deseo, endurecerse bajo esas manos prontas a estar en otros lugares. Ayudó a sacarse la chaqueta perdiendo el mínimo contacto con ella, las manos de nuevo sobre su camiseta, subiendo ésta hacia arriba dejando al descubierto su piel dorada, suave y sensible al tacto. Podía sentir bajo sus manos las reacciones de ella, las contracciones que su vientre daba cuando sus dedos rozaron la parte inferior de los pechos, aún cubiertos por el sujetador.
Eve perdió el ritmo de sus propias manos ocupadas en desabrochar los botones de la camisa sujetándose a los brazos de Lucifer para mantenerse de pie y no caer. Jadeó indirectamente echando la cabeza hacia atrás apartándose del beso de él quien aprovechó para tirar de la camiseta hacia arriba prescindiendo de esa molestia. Arremetió entonces a ese cuello expuesto succionando esa zona, mordisqueando después, lamiendo al final, una sucesión de acciones pendientes de los sonidos de ella.
– Tan suave... Tan dulce... Tan sensual... - Murmuraba mientras las palabras vibraban en su cuerpo.
Una de sus manos le rodeó la cabeza entrelazando con sus manos el cabello. Tiró de él hacia ella y Lucifer la obsequió con un beso más profundo en el hueco de unión con su tronco. Las manos de él se dirigieron a la espalda soltando el broche del sujetador y deslizando el mismo por los brazos, tirando con el dedo índice del centro para separarlo de sus pechos. Rugió henchido por tener esos pechos a la vista, dos protuberancias de un color menos dorado que el resto de su piel, coronados por dos botones rojos y duros, dolorosos a la vista y más aún al tacto.
Y el timbre volvió a sonar.
Trazó círculos con sus índices en cada aureola, ésta ya presagiando su rotura del clímax.
No dudaba lo mojada que estaría ahí abajo, podía olerlo, y su boca se relamía por probar algo de esa zona. Torció la boca en una maléfica sonrisa, la probaría, mordería, y bebería de ella. No iba a quedar satisfecho con una sola vez, la necesitaría mucho más. Llegó hasta sus pezones y el grito de ella apartándose de la pared casi le hizo venirse a él. Cubrió con sus manos los pechos empujando con ellas hacia la pared de nuevo. Las manos de ella todavía se encontraban en los hombres de Lucifer incapaces de soltarse por miedo a caer.
Sin embargo, podía ver algo del torso desnudo de él, un fino vello oscuro cubriéndole parte del pecho, su boca hecha agua por querer probar el olor masculino en sus papilas gustativas.
Las manos de Lucifer apretaron y tentaron los pechos con sus movimientos. De nuevo le arrebató el oxígeno de su boca compartiendo el de él al unísono, sus lenguas mezclándose como una sola.
Una de las manos desamparó al pecho para recorrer hacia abajo el camino obstruido por los pantalones. Abrió el botón y la cremallera ayudándose de la mano, primero de un lado, luego del otro, bajándole los pantalones hasta las rodillas. La esencia se multiplicó el aire y Lucifer no pudo reprimirse. Jadeó ante su poco aguante ya, necesitaba poseerla, no podía más. Echó mano a su propio pantalón desabrochándose con celeridad y empujando sus pantalones hacia abajo en un intento por apresurarse. Con sus piernas se ayudó a zafarse de ellos y contempló a Eve, sus ojos muy abiertos mirando hacia su masculinidad.
– Pronto, preciosa. - Le advirtió. Terminó de quitarse la camisa mientras ella seguía deleitándose de su vista. Y qué vista. Ese hombre, desnudo, ganaba más que con el traje. Su piel era morena sin una sola cicatriz o imperfección en alguna parte. Ni siquiera existía en ella algún cúmulo de grasa, todo donde debía estar, bien formado bajo la piel. Sus brazos eran musculosos así como el pecho, duro y protector al mismo tiempo. Más abajo... Su abdomen estaba bien construido y fuerte, sus músculos se marcaban a lo largo del vientre mientras éste acababa en una capa de vello oscuro encerrando algo más valioso en ese momento, o al menos intentándolo porque el miembro de Lucifer emergía hacia el norte con decisión y firmeza, tembloroso y palpitante. Unas gotas de presemen salían de su propio centro de un color rojizo.
Eve se mojó los labios, de repente secos, ante la visión de ese hombre. Miró sus ojos casi de un negro en lugar de lo azules que habían sido antes. Lucifer se acercó hasta ella dejando que su lanza la tocara y, cuando lo hizo, aspiró asustada ante el contacto.
– Quema... - Murmuró ella sin poder creerlo. - Muy caliente.
– Eve, soy un ser del infierno. Quemo por dentro y por fuera. - Comentó con una
sonrisa pícara. - Y voy a quemarte esta noche más de una vez.
Ella olvidó algo esencial para los humanos, respirar. Así que, al presionar el cuerpo Lucifer sobre ella buscó con desesperación ese aire que la refrescaría porque, en verdad, el hombre ardía, provocaba en su cuerpo una llamarada difícil de extinguir. Atrapó su labio inferior con los dientes tirando suavemente para que se moviera y, al hacerlo, embistió entrando en la boca con la lengua, retirándose y volviendo a entrar mientras las caderas se contorneaban punteándole con su vara.
Y el timbre... sonó.
Desligado de sus labios, el camino de besos y mordiscos prosiguió por sus pechos, ambos tratados con delicadeza y generosidad, succionados, lamidos, mordidos y presionados dejando una bella estampa para proseguir por el vientre y, de ahí, a sus rizos oscuros y húmedos. La ayudó a quitarse los pantalones alejándolos de donde estaban acercando entonces su nariz a ese centro, olfateando ese sensual aroma que muy pronto se encontraría rodeando una parte ardiente de su cuerpo. Con sus manos, abrió los muslos de ella para enterrar su cara en ese lugar privado recogiendo con su boca los jugos que se filtraban, en ese momento, en mayor cantidad. Jugueteó con su botón endureciéndolo más
para rasparlo con su barba y dientes. Oyó el grito de ella, sus intentos en el canal por reprimirse, el fracaso de ello cuando estalló su orgasmo. Y todo eso le proporcionó a él una enorme felicidad. Tomó todo lo que ella le daba con deleite, como si estuviera ingiriendo el manjar más dulce.
Apartó las manos de ella, antes sujetando su cabeza entre las piernas, para levantarse y situar la cabeza de su miembro en el inicio de su canal.
– Preciosa vas a tener que perdonarme. - Le dijo acariciándole la mejilla.
– ¿Por qué?
– Porque no puedo llevarte a la cama ahora mismo. Te necesito. - Contestó al tiempo que empujaba con decisión hacia dentro abriéndose paso a través de su conducto como si la estrechez en el mismo no fuera problema para él. Entraba sin detenerse, obligando a aquello que lo estaba albergando a abrirse a él, a ser la funda de esa espada, una espada ardiente que quemaba desde las entrañas.
Eve gritó y trató de moverse lejos de ese fuego; ya bastante encendido tenía su cuerpo de por sí enrojecido por el momento. Sintió sus orgasmos como uno solo, los brazos de Lucifer levantándola en el aire, sus piernas enroscándose en las caderas de éste y la base de él cuando chocó contra su base. Ambos respiraban con dificultad abrazados el uno al otro. Lucifer buscó los labios de ella interrumpiendo su respiración, dejándola solo tomar el aire suficiente para volver a besarla, una y otra vez. Se retiró y embistió al son de sus besos, al son de esas deliciosas manos acariciando distintas partes de su cuerpo, incendiándola por dentro y por fuera como él estaba. La estaba consumiendo...
Por un momento Eve notó el miembro de él más grande, más duro y más caliente. No podía ser un hombre, de esos no existían, o ella no conocía ni uno solo. Pero el calificativo de diablo cada vez le iba mejor a Lucifer, el hijo del Diablo. Si, verdaderamente lo sería por como estaba follándola.
Su cuerpo tembló por la ola del nuevo orgasmo, su canal comprimiendo aún más el fabuloso miembro entre sus piernas. Zumbaba en sus oídos el sonido de los latidos de su corazón como si éste fuera a escapársele por la boca.
Y …. el timbre... sonó...
Lucifer rugió y algo a lo lejos se oyó sin que los interrumpiera a ellos, demasiado
ocupados en algo más especial. Las caderas de él se arqueaban en un baile especial retirando y acercando su vientre, enterrando y extrayendo en una secuencia estudiada, cambiada para estimular más según las reacciones de Eve, ésta aferrada a la espalda de él, sus uñas dejando un surco en la espalda, marcándolo con sus propias manos y sus labios dejando constancia en su propio cuello de a quién pertenecía en esos momentos..
– Eve... - Susurró Lucifer antes de quedarse parado a mitad de su entrada. - Conmigo preciosa, ven conmigo más allá de lo que nunca has soñado.
– Si...
Empujó con tanta fuerza que Eve pensó la atravesaría. Sintió en golpe de la pared en sus nalgas y la explosión que siguió la elevaron a la cúspide del orgasmo, de ahí a un nivel nunca alcanzado. No supo que estaba gritando hasta volver a su cuerpo y aún así lo primero en su mente fue un volcán, porque eso era Lucifer. Su calor extendiéndose por su canal, saliendo entre sus piernas, la verdadera semilla de un verdadero diablo.
El cuerpo de Eve quedó laxo sobre el de Lucifer, al menos no inconsciente. Notó cómo su pene abandonaba el canal y el frescor entraba para refrescar algo que necesitaría más frío que una simple brisa. Sintió las manos de él cargándola, acariciando con cariño su espalda.
– ¿Puedes decirme cuál es tu dormitorio?
– Mmmm...
– Preciosa, si piensas que hemos acabado estás equivocada. Y si no te das prisa
volveré a tomarte de camino a tu dormitorio, en cada una de las habitaciones que abra.
– Arrogante... - Insultó ella. Algo golpeó entre sus nalgas antes de que la risa de él hiciera aparición.
– Te haré tragarte esa palabra.


avatar
yiniva

Mensajes : 1995
Fecha de inscripción : 26/04/2017
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por yiany el Mar 13 Mar - 11:50



sin palabras. O casi, será Jack quien timbra tan insistentemente?



avatar
yiany

Mensajes : 281
Fecha de inscripción : 23/01/2018
Edad : 34

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por adricrisuruta el Mar 13 Mar - 16:59


y el timbre sonó... y el timbre sonó.... y ellos a lo suyo... jajaja...

Gracias @Yiniva....


Traté de impedir que cruzaras mi mente. Traté de sacudirte de mis pensamientos. Pero me quedé pensando en ti y mi corazón dio un salto. Y entonces...  Y entonces, accidentalmente caí enamorado de ti."


   
avatar
adricrisuruta

Mensajes : 2965
Fecha de inscripción : 14/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Veritoj.vacio el Mar 13 Mar - 20:40

Gracias 
no tengo mucho que decir. Siempre se queda a medias jeje


]
avatar
Veritoj.vacio

Mensajes : 1837
Fecha de inscripción : 24/02/2017
Edad : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura Marzo 2018

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.