Book Queen


Unirse al foro, es rápido y fácil

Book Queen
Book Queen
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Únete a un Staff

¡PARTICIPA DE LA LECTURA DE MARZO!

Últimos temas
» ABC de Todo
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyAyer a las 16:44 por adricrisuruta

» Juego de Rangos ♔
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyAyer a las 16:25 por vientoyletras

» Cuenta de 10 en 10 hasta 1000
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyAyer a las 9:33 por pirili

» Cuenta Regresiva de 500 a 0
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyVie 26 Nov - 15:02 por vientoyletras

» ABC de Nombres
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyDom 14 Nov - 2:32 por jai

» Palabras Encadenadas
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyDom 14 Nov - 2:30 por jai

» ABC de Países
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyMiér 13 Oct - 15:01 por Shaylabrisila

» Cuenta de 5 en 5 hasta 500
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyLun 4 Oct - 7:59 por lunastark

» Cuenta en numeros impares hasta 1000
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  EmptyDom 3 Oct - 12:52 por Danielle

[/hidecode]Bloquear botón derecho[hidecode]
SELECCION DE TEXTO

Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

+6
martenu1011
Tibisay Carrasco
svenkok
Yani
berny_girl
bruja_luna_
10 participantes

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Maga Mar 6 Abr - 10:14

Saludos tenemos una nueva lectura de la mano de @berny_girl 





Les notifico que se modificaron las normas del club. De ahora en adelante los puntajes quedan así. Lectoras: 4000 puntos Moderadoras: 5000 puntos.  OJO esto es cumpliendo como lo dicen las reglas, ya que hay lectoras que inician las lecturas y las abandonan, si eso sucede no recibirán ni medalla ni puntos.  NO se otorgará medallas ni puntos a participantes que de una lectura de más de 20 capítulos solo comenten unas 5 veces o digan solo "gracias". NO es la idea. El Club de Lectura es para compartir opiniones de la lectura que se esta leyendo. 
Lean las normas AQUÍ


Nueva Lectura en el Club BQ
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bdwh
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  23mtugzLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Moddes11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Lector10
Maga
Maga

Mensajes : 3549
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 34
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Maga Mar 6 Abr - 10:17

Heart Bones
Colleen Hoover

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  51007311._SY475_

La vida y un apellido lúgubre son las únicas dos cosas que los padres de Beyah  le  dieron.  Obligada  a  abrirse  camino  sola,  Beyah  está  en  camino  hacia cosas mejores y más grandes, gracias a nadie más que a ella misma.
Con solo dos cortos meses que la separan del futuro que se ha construido para  sí  misma  y  del  pasado  que  quiere  dejar  atrás  desesperadamente,  una muerte inesperada deja a Beyah sin un lugar adonde ir durante el ínterin.
Obligada  a  llamar  a  su último  recurso,  Beyah  no  tiene  otra  opción  que pasar  el  resto  de  su  verano  en  una  península  de  Texas  con  un  padre  al  que apenas conoce.
El plan de Beyah es mantener la cabeza agachada y dejar que el verano pase sin problemas, pero su nuevo vecino, Samson, pone un freno a ese plan.
Samsony Beyah no tienen nada en común en la superficie. Ella viene de una vida de pobreza y abandono; él proviene de una familia rica y privilegiada.
Pero una cosa que sí tienen en común es que ambos se sienten atraídos por las cosas tristes.
Lo que significa que se siente atraídos el uno por el otro.
Con  una  conexión  casi  inmediata  demasiado  intensa  para  que  la  sigan negando, Beyah y Samson acuerdan permanecer en el extremo poco profundo de una aventura de verano. Lo que Beyah no se da cuenta es que se acerca una corriente de resaca y está a punto de arrastrar su corazón al mar.


Nueva Lectura en el Club BQ
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bdwh
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  23mtugzLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Moddes11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Lector10
Maga
Maga

Mensajes : 3549
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 34
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por bruja_luna_ Mar 6 Abr - 12:28

Me uno!!

y aprovecho para dejar la firma para el club

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKAr

Código:
https://funkyimg.com/i/3bKAr.png


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-amo-jones
bruja_luna_
bruja_luna_

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 24/04/2019

A Maga le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por evanescita Mar 6 Abr - 14:40

Me uno! gracias por la firma  @bruja_luna_


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKAr
evanescita
evanescita

Mensajes : 1272
Fecha de inscripción : 01/06/2020

A Maga le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por berny_girl Mar 6 Abr - 18:15

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  2f6701ea058d19463736eb00363d94e1
Bienvenidas a la nueva Lecturas... Esta cuenta con 32 capítulos, no son tan largos  por lo que publicaremos entre 1 o 2 capítulos diarios, iniciaremos el Miércoles 07 la publicaciones... Espero me acompañen y disfrutemos nuevamente.

@bruja_luna_ Muchas gracias por la firma


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  BaegWCYLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firmas14Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-HAFY-2020-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma_11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-TOH-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1_play10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1PwVFSVLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Biblio10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Giphy
berny_girl
berny_girl

Mensajes : 2842
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Yani Mar 6 Abr - 18:27

Acá toy, espero poder seguirlas, chicas, ya me conocen, arranco con ganas y después me empiezo a atrasar y...bue, me quedo a mitad de camino, voy a intentar leer con ustedes Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  115428551


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  KCla5jDLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Correc12Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  YANILectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210
Yani
Yani

Mensajes : 5245
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 41

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Maga Mar 6 Abr - 18:32

@bruja_luna_ escribió:Me uno!!

y aprovecho para dejar la firma para el club

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKAr

Código:
https://funkyimg.com/i/3bKAr.png
Muchas gracias. 

Chicas por favor agradezcan la dedicación con un ranguito por la firma y usándola. Gracias 


Nueva Lectura en el Club BQ
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bdwh
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  23mtugzLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Moddes11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Lector10
Maga
Maga

Mensajes : 3549
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 34
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por svenkok Mar 6 Abr - 20:02

Me uno!!!

Gracias!
svenkok
svenkok

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 21/08/2017
Edad : 32
Localización : Puerto Rico

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Tibisay Carrasco Miér 7 Abr - 0:52

Me uno


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  0912f310
Tibisay Carrasco
Tibisay Carrasco

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 58
Localización : Broward Florida

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por berny_girl Miér 7 Abr - 10:18

1

Verano de 2015

Hay una foto de la Madre Teresa que cuelga en la pared de nuestra sala donde iría un televisor si pudiéramos pagar el tipo de televisor que cuelga en la pared, o incluso una casa con el tipo de paredes que podrían contener un televisor.
Las paredes de una casa rodante no están hechas del mismo material que las paredes de una casa normal. En una casa rodante, las paredes se derrumban debajo de las uñas como tiza si las rascas.
Una vez le pregunté a mi madre, Janean, por qué guarda una foto de la Madre Teresa en la pared de nuestra sala.
—La perra era un fraude —dijo.
Eran sus palabras. No las mías.
Creo que cuando eres la peor de las personas, encontrar lo peor en los demás se convierte en una especie de táctica de supervivencia. Te concentras mucho en la oscuridad de las personas con la esperanza de enmascarar la verdadera sombra de tu propia oscuridad. Así ha pasado mi madre toda su vida. Siempre buscando lo peor en las personas. Incluso su propia hija.
Incluso la Madre Teresa.
Janean está acostada en el sofá en la misma posición en la que estaba cuando salí para mi turno en McDonald's hace ocho horas. Ella está mirando la foto de la Madre Teresa, pero en realidad no la está mirando. Es como si sus ojos hubieran dejado de funcionar.
Dejó de absorber.
Janean es adicta. Me di cuenta de esto alrededor de los nueve años, pero en ese entonces, sus adicciones se limitaban a los hombres, al alcohol y al juego.
Con el paso de los años, sus adicciones se hicieron más notorias y mucho más mortíferas. Creo que fue hace cinco años, cuando cumplí los catorce, cuando la atrapé inyectándose metanfetamina por primera vez. Una vez que una persona comienza a consumir metanfetamina con regularidad, su esperanza de vida se acorta drásticamente. Lo busqué en Google, en la biblioteca de la escuela una vez. ¿Cuánto tiempo puede vivir una persona con adicción a la metanfetamina?
De seis a siete años es lo que dice Internet.
La he encontrado inconsciente varias veces a lo largo de los años, pero esto se siente diferente. Esto se siente definitivo.
—¿Janean?
Hay una calma en mi voz que ciertamente no debería estar presente en este momento. Siento que mi voz debería ser temblorosa o con alguna emoción. Me siento algo avergonzada por mi falta de reacción en este momento.
Dejo mi bolso a mis pies mientras miro intensamente su rostro desde el otro lado de la sala de estar. Afuera está lloviendo y ni siquiera he cerrado la puerta de entrada, así que todavía estoy empapada. Pero cerrar la puerta y proteger mi espalda de la lluvia es la menor de mis preocupaciones en este momento mientras miro a Janean y ella mira a la Madre Teresa.
Uno de los brazos de Janean está sobre su estómago y el otro está colgando del sofá, sus dedos descansan suavemente sobre la alfombra gastada. Está un poco hinchada y eso la hace parecer más joven. No más joven que su edad, sólo tiene treinta y nueve años pero, más joven de lo que sus adicciones la han hecho parecer. Sus mejillas son un poco menos cóncavas y las arrugas que se han formado alrededor de su boca durante los últimos años parecen haber sido suavizadas por Botox.
—¿Janean?
Nada.
Su boca cuelga levemente abierta, revelando astillas amarillas de dientes rotos y podridos. Es como si estuviera en medio de una oración cuando la vida se le escapó.
He imaginado este momento desde hace un tiempo. A veces, cuando odias a alguien lo suficiente, no puedes evitar quedarte despierta en la cama por la noche, preguntándote cómo sería la vida si esa persona estuviera muerta.
Lo imaginé de otra manera. Imaginé que sería mucho más dramático.
Miro a Janean por otro momento, esperando a ver si está en una especie de trance. Doy unos pasos hacia ella y luego me detengo cuando veo su brazo. Hay una aguja colgando de la piel justo debajo de la parte interior de su codo.
Tan pronto como lo veo, la realidad del momento se desliza sobre mí como una película viscosa y me da náuseas. Doy vueltas y salgo corriendo de la casa.
Se siente como si estuviera a punto de enfermar, así que me inclino sobre la barandilla podrida, con cuidado de no poner demasiada presión sobre ella para que no se doble bajo mi agarre.
Me siento aliviada tan pronto como las náuseas se apoderan de mi porque estaba empezando a preocuparme por mi falta de reacción a este momento que altera mi vida. Puede que no esté tan histérica como debería estarlo una hija en este momento, pero al menos siento algo.
Limpio mi boca con la manga de mi camisa de trabajo de McDonald's. Me siento en los escalones, a pesar de que la lluvia sigue cayendo sobre mí desde el cielo nocturno sin piedad.
Mi cabello y mi ropa están empapados. También lo está mi cara, pero nada del líquido que corre por mis mejillas son lágrimas.
Todo son gotas de lluvia.
Mis ojos están húmedos y mi corazón seco.
Cierro los ojos y aprieto la cara contra mis manos, tratando de decidir si mi desapego se debe a mi educación o si nací rota.
Me pregunto qué tipo de educación es peor para un humano. El tipo en el que estás protegido y amado hasta el punto de que no eres consciente de lo cruel que puede ser el mundo hasta que es demasiado tarde para adquirir las habilidades necesarias para afrontar las situaciones, o el tipo de hogar en el que crecí. La versión más fea de una familia, donde afrontar la situación es lo único que se aprende.
Antes de tener la edad suficiente para trabajar por la comida que compro, había muchas noches que me quedaba despierta, sin poder dormir porque mi estómago tenía calambres de hambre. Janean me dijo una vez que el gruñido que venía de mi estómago era un gato hambriento que vivía dentro de mí, y que el gato gruñía si no le daba suficiente comida. Cada vez que tenía hambre después de eso, me imaginaba a ese gato en mi vientre buscando comida que no estaba allí. Temía que me devorara las entrañas si no lo alimentaba, así que a veces comía cosas que no eran comida solo para satisfacer al gato hambriento.
Una vez me dejó solo durante tanto tiempo que comí cáscaras de plátano viejas y cáscaras de huevo de la basura. Incluso intenté comer algunos bocados de relleno del interior del cojín del sofá, pero era demasiado difícil de tragar. Pasé la mayor parte de mi infancia aterrorizada porque ese gato hambriento me estaba comiendo lentamente por dentro.
No sé si en realidad se fue por más de un día a la vez, pero cuando eres un niño, el tiempo se alarga cuando estás solo.
Recuerdo que ella entraba dando traspiés por la puerta principal, se caía en el sofá y se quedaba allí durante horas. Me quedé dormida acurrucada en el otro extremo del sofá, demasiado asustada para dejarla sola.
Pero luego, en las mañanas, después de su regreso borracha, me despertaba y la encontraba preparando el desayuno en la cocina. No siempre fue un desayuno tradicional. A veces serían guisantes, a veces huevos, a veces una lata de sopa de pollo con fideos.
Alrededor de los seis años, comencé a prestar atención a cómo trabajaba la estufa en esas mañanas, porque sabía que tendría que saber cómo hacerlo para la próxima vez que ella desapareciera.
Me pregunto cuántos niños de seis años tienen que aprender por sí mismos cómo hacer funcionar una estufa porque creen que si no lo hacen, serán devorados vivos por su hambriento gato interno.
Es la suerte del sorteo, supongo. La mayoría de los niños tienen el tipo de padres que extrañarán después de su muerte. El resto de nosotros tenemos el tipo de padres que son mejores padres después de su muerte.
Lo mejor que mi madre ha hecho por mí es morir.
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Captur68
Buzz me dijo que me sentara en su auto de la policía para estar fuera de la lluvia y fuera de la casa mientras recuperaban su cuerpo. Observé aturdida mientras la sacaban en una camilla, cubierta con una sábana blanca. La metieron en la parte trasera de una camioneta forense. Ni siquiera me molesté para llevarla en ambulancia. No tenía sentido. Casi todos los menores de cincuenta años que mueren en esta ciudad mueren de adicción.
Ni siquiera importa de qué tipo, todos son mortales al final.
Presiono mi mejilla contra la ventana del coche e intento mirar al cielo. Esta noche no hay estrellas. Ni siquiera puedo ver la luna. De vez en cuando, caerá un rayo, revelando grupos de nubes negras.
Adecuado.
Buzz abre la puerta trasera y se inclina. La lluvia se ha reducido a una niebla ahora, por lo que su cara está mojada, pero solo lo hace parecer como si estuviera goteando sudor.
—¿Necesitas que te lleven a alguna parte? —él pregunta.
Niego con la cabeza.
—¿Necesitas llamar a alguien? Puedes usar mi celular.
Niego de nuevo con la cabeza.
—Estaré bien. ¿Puedo volver adentro ahora?
No sé si realmente quiero volver al interior del remolque donde mi madre tomó su último aliento, pero no tengo una alternativa más atractiva en este momento.
Buzz se hace a un lado y abre un paraguas, a pesar de que la lluvia ha disminuido y ya estoy empapada. Se queda un paso detrás de mí, sosteniendo el paraguas sobre mi cabeza mientras camino hacia la casa.
No conozco muy bien a Buzz. Conozco a su hijo, Dakota. Conozco a Dakota de muchas formas, todas las formas en que desearía no conocerlo.
Me pregunto si Buzz sabe qué tipo de hijo ha criado. Buzz parece un tipo decente. Nunca me ha dado demasiada mierda a mí ni a mi madre. A veces detiene su auto mientras patrulla por el estacionamiento de casas rodantes. Siempre pregunta cómo estoy, y cuando me pregunta esto, tengo la sensación de que medio espera que le ruegue que me saque de aquí. Pero no lo hago. Las personas como yo somos extremadamente hábiles para fingir que estamos bien. Siempre sonrío y le digo que estoy genial, y luego suspira como si estuviera aliviado de que no le di una razón para llamar a los Servicios de Protección Infantil.
Una vez que estoy de vuelta en la sala de estar, no puedo evitar mirar el sofá. Ahora luce diferente. Como si alguien hubiera muerto en eso.
—¿Estás bien para pasar la noche aquí? —pregunta Buzz.
Me doy la vuelta y él está parado justo afuera de la puerta con el paraguas sobre su cabeza. Me mira como si estuviera tratando de ser comprensivo, pero su mente probablemente esté resolviendo todo el papeleo que esto le ha causado.
—Estoy bien.
—Puedes ir a la funeraria mañana para planificar los arreglos. Dijeron que cualquier momento después de las diez está bien.
Asiento con la cabeza, pero él no se va. Simplemente se demora un momento, pasando de un pie inseguro al otro. Cierra el paraguas justo afuera de la puerta como si fuera supersticioso, luego da un paso hacia la casa.
—Ya sabes —dice, arrugando su rostro con tanta fuerza que su cabeza calva derrama arrugas sobre su frente—. Si no te presentas en la funeraria, pueden declararlo un entierro indigente. No podrás tener ningún tipo de servicio para ella, pero al menos no te pueden cobrar una factura.
Parece avergonzado incluso de haber sugerido eso. Sus ojos se mueven hacia la pintura de la Madre Teresa y luego se mira a los pies como si ella lo regañara.
—Gracias.
De todos modos, dudo que alguien se presente si tuviera un servicio.
Es triste, pero es verdad. Mi madre se sentía sola, en todo caso. Claro, se juntaba con su multitud habitual en el bar que frecuentaba desde hacía casi veinte años, pero esas personas no eran sus amigas. Todos son solo otras personas solitarias, buscándose para poder estar solos juntos.
Incluso esa multitud ha disminuido gracias a la adicción que ha asolado esta ciudad. Y el tipo de gente con la que pasaba el rato no es del tipo que se presenta a un funeral. La mayoría de ellos probablemente tienen órdenes de arresto pendientes, y evitan cualquier tipo de eventos organizados en la remota posibilidad de que sea una táctica de la policía para hacer una redada.
—¿Necesitas llamar a tu padre? —pregunta.
Lo miro por un momento, sabiendo que eso es lo que terminaré haciendo, pero preguntándome cuánto tiempo puedo posponerlo.
—Beyah —dice, pronunciando mi nombre con una e larga.
—Se pronuncia Bay-uh.
No sé por qué lo corrijo. Lo ha dicho mal desde que lo conozco, y nunca me había preocupado lo suficiente como para corregirlo antes de este momento.
—Beyah —corrige—. Sé que este no es mi lugar, pero… necesitas salir de esta ciudad. Ya sabes lo que le pasa a la gente como...
Deja de hablar, como si lo que estaba a punto de decir me insultaría.
Termino la frase por él.
—¿Para gente como yo?
Parece aún más avergonzado ahora, aunque sé que solo se refiere a personas como yo en un sentido amplio. Gente con madres como la mía. Pobre gente sin salida de esta ciudad. Personas que terminan trabajando en comida rápida hasta que se entumecen por dentro, y el cocinero les ofrece algo que hace que el resto del turno se sienta como en una discoteca, y antes de que se den cuenta, no pueden sobrevivir un solo segundo de su miserable día sin golpe tras golpe, persiguiendo ese sentimiento más rápido de lo que persiguen la seguridad de su propio hijo, hasta que se disparan directamente a sus venas y miran a la
Madre Teresa mientras mueren accidentalmente, cuando todo lo que siempre había deseado era escapar de la fealdad.
Buzz parece incómodo dentro de esta casa. Ojalá se fuera. Lo siento más por él que por mí misma, y soy yo quien acaba de encontrar a mi madre muerta en el sofá.
—No conozco a tu padre en absoluto, pero sé que ha estado pagando el alquiler de este remolque desde que naciste. Eso mismo me dice que es una mejor opción que quedarse en esta ciudad. Si tienes una salida, debes tomarla. Esta vida que has estado viviendo aquí, no es lo suficientemente buena para ti.
Eso podría ser lo más lindo que alguien me haya dicho. Y viene del padre de Dakota, de todas las personas.
Me mira fijamente un momento, como si quisiera decir algo más. O tal vez quiere que responda. De cualquier manera, la habitación permanece en silencio hasta que él asiente y luego se va. Finalmente.
Después de que cierra la puerta principal, me doy la vuelta y miro el sofá. Me quedo mirando tanto tiempo que me siento como si estuviera aturdida. Es extraño cómo toda tu vida puede cambiar por completo en las horas entre el despertar y acostarte.
Por mucho que odie admitirlo, Buzz tiene razón. No puedo quedarme aquí. Nunca planeé hacerlo, pero al menos pensé que me quedaba el verano para prepararme para mi salida.
He estado trabajando duro para salir de esta ciudad, y tan pronto como llegue agosto, estaré en un autobús a Pensilvania.
Recibí una beca de voleibol para Penn State. En agosto saldré de esta vida y no será por nada de lo que mi madre hizo por mí, o porque mi padre me sacó de aquí. Será por mi esfuerzo.
Quiero esa victoria.
Quiero ser la razón por la que salgo de la forma en que me voy a convertir.
Me niego a permitir que Janean reciba crédito por cualquier cosa buena que pueda suceder en mi futuro. Nunca le hablé de la beca de voleibol que recibí. No se lo dije a nadie. Le juré a mi entrenador que guardaría el secreto y ni siquiera permitiría un artículo en el periódico o una sesión fotográfica para el anuario.
Tampoco le hablé a mi padre de la beca. Ni siquiera estoy segura de que sepa que juego al voleibol. Mis entrenadores se aseguraron de que tuviera todo lo que necesitaba en cuanto a suministros, equipo y uniforme. Fui lo suficientemente buena como para que no permitieran que mi situación financiera me impidiera ser parte del equipo.
No he tenido que pedirles a mis padres nada relacionado con el voleibol.
Se siente extraño incluso referirse a ellos como padres. Me dieron la vida, pero eso es lo único que he recibido de ellos.
Soy el producto de una aventura de una noche. Mi padre vivía en Washington y estaba en Kentucky por negocios cuando conoció a Janean. Tenía tres meses antes de que él supiera que había dejado embarazada a Janean. Se enteró de que era padre cuando ella le entregó los papeles de manutención.
Venía a verme una vez al año hasta los cuatro años; luego, en su lugar, empezó a llevarme a Washington para visitarlo.
No sabe nada de mi vida en Kentucky. No sabe nada sobre las adicciones de mi madre. No sabe nada de mí, aparte de lo que le presento, y eso es muy poco.
Soy extremadamente reservada sobre todos los aspectos de mi vida. Los secretos son mi única forma de moneda.
No le he contado a mi padre sobre mi beca por la misma razón que nunca le dije a mi madre. No quiero que se enorgullezca de tener una hija que logró algo. No merece sentirse orgulloso de una niña en el que pone una fracción de su esfuerzo. Él piensa que una revisión mensual y llamadas telefónicas intermitentes a mi trabajo son suficientes para encubrir el hecho de que apenas me conoce.
Es un papá dos semanas al año.
Como estamos tan separados en el mapa, le conviene excusar su ausencia en mi vida. Me he quedado con él catorce días de cada verano desde que tenía cuatro años, pero en los últimos tres años, no lo he visto en absoluto.
Una vez que cumplí dieciséis años y me uní al equipo universitario, el voleibol se convirtió en una parte aún más importante de mi rutina diaria, así que dejé de volar para verlo. He estado poniendo excusas durante tres años sobre por qué no puedo hacer nuestras visitas.
Finge estar desanimado.
Finjo estar disculpándome y ocupada.
Lo siento, Brian, pero un cheque mensual de manutención infantil te hace responsable; no te convierte en padre.
Hay un golpe repentino en la puerta que me sobresalta lo suficiente como para dejar escapar un grito. Me doy la vuelta y veo al propietario a través de la ventana de la sala. Normalmente, no le abriría a Gary Shelby, pero no estoy en condiciones de ignorarlo. Sabe que estoy despierta. Tuve que usar su teléfono para llamar a la policía. Además, necesito averiguar qué hacer con este sofá. Ya no lo quiero dentro de esta casa.
Cuando abro la puerta, Gary me entrega un sobre mientras se abre camino hacia adentro para salir de la lluvia.
—¿Qué es esto? —pregunto.
—Notificación de desalojo.
Si fuera alguien más que Gary Shelby, me sorprendería.
—Ella literalmente acaba de morir. ¿No pudiste esperar una semana?
—Llega tres meses tarde en el pago del alquiler y yo no le alquilo a adolescentes. Necesitaré un nuevo contrato de arrendamiento con alguien mayor de veintiún años o tendrás que mudarte.
—Mi padre le paga el alquiler. ¿Cómo estamos tres meses atrás?
—Tu madre dijo que dejó de enviarle cheques hace unos meses. El Sr. Renaldo ha estado buscando un lugar más grande, así que estoy pensando que podría dejar que se cambien a…
—Eres un idiota, Gary Shelby.
Gary se encoge de hombros.
—Son negocios. Ya le envié dos avisos. Estoy seguro de que tienes otro lugar adonde ir. No puedes quedarte aquí sola, a penas tienes dieciséis años.
—Cumplí diecinueve la semana pasada.
—De cualquier manera, debes tener veintiuno. Condiciones del contrato de arrendamiento. Eso y pagar la renta.
Estoy segura de que hay algún tipo de proceso de desalojo que tiene que pasar por los tribunales antes de que pueda obligarme a salir por la puerta, pero no tiene sentido pelear cuando ni siquiera quiero vivir aquí.
—¿Cuánto tiempo tengo?
—Te daré la semana.
¿La semana? Tengo veintisiete dólares a mi nombre y absolutamente ningún lugar adonde ir.
—¿Puedo tener dos meses? Me voy a la universidad en agosto.
—Quizás si no estuvieras ya atrasada tres meses. Pero son tres meses más dos meses y no puedo permitirme dar a nadie casi medio año de alquiler gratuito.
—Eres un idiota —murmuro en voz baja.
—Ya cubrimos eso.
Repaso mentalmente una lista de amigos potenciales con los que podría quedarme durante los próximos dos meses, pero Natalie se fue a la universidad el día después de que nos graduamos para tener una ventaja en las clases de verano. El resto de mis amigos abandonaron la escuela y están en camino de convertirse en los próximos Janean, o tienen familias que ya sé que no lo permitirían.
Está Becca, pero tiene ese padrastro sórdido. Prefiero vivir con Gary que estar cerca de ese hombre.
Estoy hasta mi último recurso.
—Necesito usar tu teléfono.
—Se hace tarde —dice—. Puedes usarlo mañana.
Lo empujo y bajo los escalones.
—¡Deberías haber esperado hasta mañana para decirme que no tengo hogar, Gary!
Camino bajo la lluvia, directo a su casa. Gary es el único que queda en este parque de casas rodantes que todavía tiene un teléfono fijo, y dado que la mayoría de nosotros aquí somos demasiado pobres para tener teléfonos celulares, todos usan el teléfono de Gary. Al menos lo hacen si están al día con el alquiler y no intentan evitarlo.
Ha pasado casi un año desde la última vez que llamé a mi padre, pero tengo su número memorizado. Es el mismo número de celular que ha tenido durante ocho años. Me llama al trabajo una vez al mes, pero la mayoría de las veces evito su llamada. No hay mucha conversación que se pueda tener con un hombre que apenas conozco, así que prefiero no hablar con él antes que decirle mentiras como—: Mamá está bien. La escuela va bien. Buen trabajo. La vida es buena.
Me trago mi orgullo grueso y compactado y marco su número. Espero que vaya al buzón de voz, pero mi padre responde al segundo timbre.
—Este es Brian Grim.
Su voz es rasposa. Lo desperté.
Me aclaro la garganta.
—Um. Hola papá.
—¿Beyah? —Suena mucho más despierto y preocupado ahora que sabe que soy yo—. ¿Qué pasa? ¿Está todo bien?
Janean murió está en la punta de mi lengua, pero parece que no puedo sacarlo. Apenas conocía a mi madre. Ha pasado tanto tiempo desde que estuvo en Kentucky, la última vez que la vio, todavía era bastante bonita y no parecía un esqueleto superficial y tambaleante.
—Si. Estoy bien —digo.
Es demasiado extraño decirle que murió por teléfono. Esperaré y se lo diré en persona.
—¿Por qué llamas tan tarde? ¿Qué pasa?
—Trabajo hasta tarde y me resulta difícil conseguir un teléfono.
—Por eso te envié el teléfono celular.
¿Me envió un teléfono celular? Ni siquiera me molesto en preguntar sobre eso. Estoy segura de que mi madre lo vendió por algunas de las cosas que están congeladas en sus venas en este momento.
—Escucha —digo—. Sé que ha pasado un tiempo, pero me preguntaba si podría venir a visitarlos antes de comenzar las clases universitarias.
—Por supuesto —dice sin dudarlo—. Dime el día y compraré un boleto de avión.
Miro a Gary. Está a solo unos metros de distancia, mirando mis pechos, así que me alejo de él.
—Tenía la esperanza de poder ir mañana.
Hay una pausa y escucho un movimiento en el otro extremo, como si estuviera saliendo de la cama.
—¿Mañana? ¿Estás segura de que estás bien, Beyah?
Dejo caer mi cabeza hacia atrás y cierro los ojos mientras le vuelvo a mentir.
—Si. Janean solo... necesito un descanso. Y te extraño.
No lo extraño. Apenas lo conozco. Pero digo lo que sea que me saque de aquí en un vuelo más rápido.
Puedo escuchar escribir desde el lado de mi padre, como si estuviera en una computadora. Empieza a murmurar tiempos y nombres de aerolíneas.
—Puedo conseguirte un vuelo de United a Houston mañana por la mañana. Deberías estar en el aeropuerto en cinco horas. ¿Cuántos días quieres quedarte?
—¿Houston? ¿Por qué Houston?
—Ahora vivo en Texas. Hace un año y medio.
Probablemente eso es algo que una hija debería saber sobre su padre. Al menos todavía tiene el mismo número de celular.
—Oh. Sí, lo olvidé. —Agarro la parte de atrás de mi cuello—. ¿Puedes comprar un boleto de ida por ahora? No estoy segura de cuánto tiempo quiero quedarme. Tal vez unas semanas.
—Sí, lo compraré ahora. Simplemente busca un agente de United en el aeropuerto por la mañana y te imprimirán tu boleto de embarque. Me reuniré contigo en el área de recogida de equipaje cuando aterrices.
—Gracias.
Termino la llamada antes de que pueda decir nada más. Cuando me doy la vuelta, Gary lanza un pulgar en dirección a la puerta principal.
—Puedo llevarte al aeropuerto —dice—. Aunque te costará.
Él sonríe, y la forma en que sus labios se curvan hace que mi estómago se revuelva. Cuando Gary Shelby se ofrece a hacerle un favor a una mujer, no es a cambio de dinero.
Y si voy a intercambiar favores con alguien para que me lleve al aeropuerto, prefiero que sea Dakota que Gary Shelby.
Estoy acostumbrado a Dakota. Por mucho que lo desprecio, ha sido confiable.
Tomo el teléfono de nuevo y marco el número de Dakota. Mi padre dijo que necesito estar en el aeropuerto en cinco horas, pero si espero hasta que Dakota se duerma, es posible que no conteste el teléfono. Quiero llegar allí mientras todavía tenga la oportunidad.
Me siento aliviada cuando Dakota responde a la llamada. Suena medio dormido cuando dice—: ¿Sí?
—Oye. Necesito un favor.
Hay un momento de silencio antes de que Dakota diga—: ¿De verdad, Beyah? Es la mitad de la noche.
Ni siquiera me pregunta qué necesito o si todo está bien. Inmediatamente se enfada conmigo. Debería haber puesto fin a lo que sea que haya entre nosotros tan pronto como comenzó.
Me aclaro la garganta.
—Necesito que me lleven al aeropuerto.
Puedo escuchar a Dakota suspirar como si fuera una molestia para él. Sé que no lo soy. Puede que no sea más que una transacción para él, pero es una transacción de la que parece que no se cansa.
Escucho el crujido de su cama como si estuviera sentado.
—No tengo dinero.
—No estoy... no te estoy llamando para eso. Necesito que me lleven al aeropuerto. Por favor.
Dakota gime y luego dice—: Dame media hora.
Cuelga.
Paso junto a Gary y me aseguro de cerrar su puerta mosquitera cuando salgo de su casa.
Con los años, he aprendido a no confiar en los hombres. La mayoría de las personas con las que he interactuado son como Gary Shelby. Buzz está bien, pero no puedo ignorar que él creó a Dakota. Y Dakota es un Gary Shelby más joven y más guapo.
Escucho a la gente hablar de buenos hombres, pero empiezo a pensar que es un mito. Pensé que Dakota era uno de los buenos. La mayoría de ellos simplemente parecen Dakotas por fuera, pero debajo de todas esas capas de epidermis y tejido subcutáneo, hay una enfermedad que corre por sus venas.
Cuando estoy de regreso dentro de mi propia casa, miro alrededor de mi habitación, preguntándome si hay algo que quiera llevarme. No tengo mucho que valga la pena empacar, así que tomo algunas mudas de ropa, mi cepillo de pelo y mi cepillo de dientes. Guardo mi ropa en bolsas de plástico antes de ponerlas en mi mochila para que no se mojen en caso de que me quede atascada bajo la lluvia.
Antes de salir por la puerta principal para esperar a Dakota, saco la pintura de la Madre Teresa de la pared. Intento meterla en mi mochila, pero no encaja. Agarro otra bolsa de plástico y pongo la pintura en ella, luego la llevo conmigo fuera de la casa.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  BaegWCYLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firmas14Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-HAFY-2020-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma_11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-TOH-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1_play10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1PwVFSVLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Biblio10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Giphy
berny_girl
berny_girl

Mensajes : 2842
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por bruja_luna_ Miér 7 Abr - 14:51

Que vida le ha tocado a esa pobre niña vivir, ojalá y este sea un nuevo.comienzo para ella, aunque el padre pues no se que pensar 

Gracias por el capi


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-amo-jones
bruja_luna_
bruja_luna_

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 24/04/2019

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Yani Miér 7 Abr - 15:10

Bueno, parece que siempre ha estado sola aunque le pongo fichas al padre, creo que es un buen tipo, ojalá comiencen a relacionarse más y tenga un cambio de vida...parece que no está enterado de la vida que tenía su hija, tampoco intentó averiguarlo, ambos se han mantenido alejados


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  KCla5jDLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Correc12Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  YANILectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210
Yani
Yani

Mensajes : 5245
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 41

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Tibisay Carrasco Jue 8 Abr - 0:31

Es lamentable la vida de Beyah, viviendo con una madre drogadicta y un padre ausente, al parecer ella lo esta bien ya consiguió una beca universitaria


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  0912f310
Tibisay Carrasco
Tibisay Carrasco

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 58
Localización : Broward Florida

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por evanescita Jue 8 Abr - 1:56

Aunque es ficción puede pasar en la vida real y a de ser horrible encontrar a tu madre muerta de una sobredosis, ahora que murió ella puede vivir por fin en paz sin el temor de pasar por lo que acaba de pasar, aunque lo estaba esperando por un tiempo, estaba preparada para eso. Al final se quedará en Texas con su padre o cerca de él.

Hasta tomorrowland.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKAr
evanescita
evanescita

Mensajes : 1272
Fecha de inscripción : 01/06/2020

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por martenu1011 Jue 8 Abr - 9:57

Me uno a la lectura...
martenu1011
martenu1011

Mensajes : 335
Fecha de inscripción : 05/06/2014
Edad : 38

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por berny_girl Jue 8 Abr - 14:34

2

Una madre muerta, una escala en Orlando y varias horas después de los retrasos climáticos, estoy aquí.
En Texas.
Tan pronto como me bajo del avión y entro en el puente del jet, puedo sentir el calor de la tarde derritiéndose y chisporroteando en mi piel como si estuviera hecha de mantequilla.
Camino sin vida, sin esperanza, siguiendo las señales de reclamo de equipaje para encontrarme con el padre del que estoy medio hecha, pero al que de alguna manera no estoy acostumbrada.
No tengo experiencias negativas de él en mis recuerdos. De hecho, los momentos que pasé con mi padre en el verano son algunos de mis únicos buenos recuerdos de la infancia.
Mis sentimientos negativos hacia él provienen de todas las experiencias que no tuve con él. Cuanto mayor me hago, más claro se vuelve para mí el poco esfuerzo que ha hecho para ser parte de mi vida. A veces me pregunto cuán diferente sería si hubiera pasado más tiempo con él que con Janean.
¿Habría resultado ser el mismo humano desconfiado y escéptico en el que me he convertido si hubiera experimentado más momentos buenos que malos?
Tal vez sea así. O tal vez no. A veces creo que las personalidades se moldean más por el daño que por la bondad.
La bondad no se hunde tan profundamente en tu piel como lo hace el daño. El daño mancha tanto tu alma que no puedes borrarlo. Se queda ahí para siempre, y siento que la gente puede ver todo mi daño con solo mirarme.
Las cosas podrían haber sido diferentes para mí si el daño y la amabilidad hubieran tenido el mismo peso en mi pasado, pero lamentablemente no es así. Podía contar la bondad que me demostraron con ambas manos. No podría contar el daño que me hicieron, incluso si usara las manos de todas las personas en este aeropuerto.
Me tomó un tiempo volverme inmune al daño. Para construir ese muro que me protege a mí y a mi corazón de personas como mi madre. De hombres como Dakota.
Ahora estoy hecha de acero. Ven a mí, mundo. No puedes dañar el impermeable.
Cuando giro en la esquina y veo a mi padre a través del cristal que separa el lado seguro del aeropuerto del no seguro, hago una pausa. Miro sus piernas.
Ambas.
Me gradué de la escuela secundaria hace solo dos semanas, y aunque ciertamente no esperaba que se presentara a mi graduación, tenía una pequeña esperanza de que lo hiciera. Pero una semana antes de graduarme, me dejó un mensaje en el trabajo y me dijo que se fracturó la pierna y no podía tomar el vuelo a Kentucky.
Ninguna de sus piernas se ve fracturada desde aquí.
Inmediatamente agradezco que soy impermeable porque esta mentira es probablemente algo que de otra manera me hubiera dañado.
Está al lado del reclamo de equipaje sin muletas a la vista. Se pasea de un lado a otro sin cojear, ni siquiera muestra un problema en el caminar. No soy médico, pero creo que una pierna fracturada tarda más de unas pocas semanas en sanar. E incluso si se curara en ese corto período de tiempo, seguramente habría limitaciones físicas residuales.
Ya me arrepiento de haber venido aquí y él ni siquiera me ha visto todavía.
Todo ha sucedido tan rápido en las últimas veinticuatro horas que no he tenido la oportunidad de que todo me alcance. Mi madre está muerta, nunca volveré a poner un pie en Kentucky y tengo que pasar las próximas semanas con un hombre con el que he pasado menos de doscientos días desde que nací.
Pero me las arreglaré.
Es lo que hago.
Cruzo la salida y entro en el área de reclamo de equipaje justo cuando mi padre mira hacia arriba. Deja de caminar, pero sus manos están metidas dentro de los bolsillos de sus jeans y se quedan ahí por un momento. Hay un nerviosismo en él y eso me gusta. Quiero que se sienta intimidado por su falta de participación en mi vida.
Quiero la ventaja este verano. No puedo imaginarme viviendo con un hombre que cree que podrá recuperar el tiempo perdido criándome en exceso. De hecho, preferiría que coexistiéramos en su casa y no habláramos hasta que me fuera a la universidad en agosto.
Caminamos el uno hacia el otro. Él dio el primer paso, así que me aseguro y doy el último. No nos abrazamos porque tengo mi mochila, mi bolso y la bolsa de plástico que contiene a la Madre Teresa. No soy cariñosa. Todas esos caricias, apretones y sonrisas no están en mi agenda de reunión.
Nos saludamos torpemente con la cabeza y es obvio que somos extraños que no compartimos nada más que un apellido lúgubre y algo de ADN.
—¡Guau! —dice, sacudiendo la cabeza mientras me mira—. Eres mayor. Y hermosa. Y tan alta... y...
Fuerzo una sonrisa.
—Te ves mayor.
Su cabello negro está salpicado de hebras blancas y su rostro está más lleno. Siempre ha sido guapo, pero la mayoría de las niñas creen que sus padres son guapos. Ahora que soy un adulto, puedo ver que en realidad es un hombre guapo.
Incluso los papás inútiles pueden ser guapos, supongo.
Hay algo más en él que no tiene nada que ver con el envejecimiento. No sé qué es. No sé si me gusta.
Hace un gesto hacia la cinta de equipajes.
—¿Cuántas bolsas tiene?
—Tres.
La mentira sale de mi boca de inmediato. A veces me impresiono con la facilidad con que me llegan las mentiras. Otro mecanismo de afrontamiento que aprendí viviendo con Janean.
—Tres grandes maletas rojas. Pensé que me quedaría unas semanas, así que traje todo.
Suena el timbre y el carrusel comienza a girar. Mi padre camina hacia donde el equipaje comienza a salir de la cinta transportadora. Pongo la correa de mi mochila en mi hombro, la cual contiene todo lo que traje.
Ni siquiera tengo una maleta, mucho menos tres rojas. Pero tal vez si cree que el aeropuerto perdió mi equipaje, se ofrecerá a reemplazar mis pertenencias inexistentes.
Sé que pretender perder un equipaje inexistente es un engaño. Pero su pierna no está fracturada, así que eso nos iguala.
Una mentira por una mentira.
Esperamos varios minutos con total incomodidad por el equipaje que sé que no llegará.
Le digo que necesito refrescarme y pasar al menos diez minutos en el baño. Me quité el uniforme de trabajo antes de subir al avión. Me puse uno de los vestidos de verano que se habían arrugado en mi mochila. Estar sentada todo el día en los aeropuertos y en un asiento de avión estrecho lo ha hecho aún más arrugado.
Miro mi reflejo en el espejo. No me parezco mucho a mi padre. Tengo el cabello castaño oscuro y sin vida de mi madre, y los ojos verdes de mi padre. También tengo la boca de mi padre. Mi madre tenía labios finos, casi invisibles, así que al menos mi padre me dio algo más que su apellido.
Aunque partes de mí se parecen a partes de ellos, nunca sentí que perteneciera a ninguno de ellos. Es como si me adoptara a mí misma cuando era niña y hubiera estado sola desde entonces. Esta visita a mi padre se siente así... una visita. No siento que vuelva a casa. Ni siquiera me siento como si acabara de salir de casa.
El hogar todavía se siente como un lugar mítico que he estado buscando toda mi vida.
Para cuando salgo del baño, todos los demás pasajeros se han ido y mi padre está en el mostrador llenando un formulario por mi equipaje perdido.
—El sistema muestra que no se registraron maletas con este boleto —dice el agente a mi padre—. ¿Tiene el recibo? A veces los pegan en la parte de atrás del boleto.
Me mira. Me encojo de hombros inocentemente.
—Llegué tarde, así que mamá las revisó después de que me entregaron mi boleto.
Me alejo del mostrador, fingiendo estar interesada en un letrero colgado en la pared. El agente le dice a mi padre que se pondrán en contacto si encuentran las maletas.
Mi padre se acerca a mí y señala la puerta.
—El coche está por aquí.
El aeropuerto está a diez millas detrás de nosotros. Su localizador dice que su casa está a sesenta y tres millas por delante de nosotros. Su coche huele a colonia y sal.
—Una vez que te hayas instalado, Sara puede llevarte a la tienda a comprar lo que necesites.
—¿Quién es Sara?
Mi padre me mira como si no estuviera seguro de si estoy bromeando o no.
—Sara. La hija de Alana.
—¿Alana?
Él mira hacia atrás a la carretera y veo un pequeño cambio en su mandíbula mientras se aprieta.
—¿Mi mujer? Te envié una invitación a la boda el verano pasado. Dijiste que no podías salir del trabajo.
¡Oh! Esa Alana. No sé nada de ella más que lo que estaba impreso en la invitación.
—No me di cuenta de que tenía una hija.
—Sí, bueno. Realmente no hemos hablado mucho este año.
Dice esto como si abrigara algún resentimiento propio.
Espero estar malinterpretando su tono, porque no estoy segura de cómo podría estar resentido conmigo de alguna manera o forma. Él es el padre. Solo soy producto de sus malas decisiones y la falta de anticoncepción.
—Hay muchas cosas en las que ponerte al día —añade.
Oh, no tiene ni idea.
—¿Sara tiene hermanos? —pregunto.
Rezo para que no los tenga. La idea de pasar el verano con algo más que mi padre ya es un shock para mi sistema. No puedo soportar más voltaje.
—Ella es hija única. Un poco mayor que tú, estudiante de primer año en la universidad, está en casa durante el verano. La amarás.
Ya veremos. He leído la Cenicienta.
Extiende la mano hacia la rejilla de ventilación.
—¿Hace calor aquí? ¿Está muy frío?
—Está bien.
Ojalá tocara algo de música. Todavía no sé cómo tener una conversación cómoda con él.
—¿Cómo está tu madre?
Me tenso cuando hace esa pregunta.
—Ella está…
Hago una pausa. Ni siquiera sé cómo decirlo. Siento que he esperado tanto tiempo para sacar el tema, que ahora parecería extraño o preocupante que no se lo dije por teléfono anoche. O cuando lo vi por primera vez en el aeropuerto. Y luego está la mentira que le dije al agente de boletos: que mi madre fue la que me dejó en el aeropuerto.
—Está mejor de lo que ha estado en mucho tiempo. —Me agacho hacia el costado de mi asiento para encontrar la palanca para inclinarlo hacia atrás. En lugar de una palanca, encuentro muchos botones. Los presiono hasta que mi asiento finalmente comienza a reclinarse—. ¿Me despiertas cuando lleguemos?
Lo veo asentir, y me siento un poco mal, pero no sé cuánto tiempo va a durar este viaje y realmente solo quiero cerrar los ojos, tratar de dormir y evitar preguntas que no sé y que puedo contestar.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  BaegWCYLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firmas14Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-HAFY-2020-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma_11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-TOH-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1_play10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1PwVFSVLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Biblio10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Giphy
berny_girl
berny_girl

Mensajes : 2842
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por berny_girl Jue 8 Abr - 14:34

3

Mi cabeza es golpeada por un violento movimiento. Mis ojos se abren rápidamente y todo mi cuerpo se despierta.
—Es un transbordador —dice mi padre—. Lo siento, siempre hay baches en la rampa.
Miro a mi padre, un poco desconcertada. Pero luego recuerdo todo.
Mi madre murió anoche.
Mi padre todavía no tiene idea.
Tengo una hermanastra y una madrastra
.
Miro por la ventana, pero hay filas de autos que bloquean mi vista en todas direcciones.
—¿Por qué estamos en un transbordador?
—El localizador dijo que hubo un retroceso de tráfico de dos horas en la autopista 87. Probablemente un accidente. Supuse que el transbordador a la península de Bolívar sería más rápido a esta hora del día.
—¿Transbordador a dónde?
—Es donde está la casa de verano de Alana. Te va a encantar.
—¿Casa de verano? —enarco una ceja—. ¿Te casaste con alguien que tiene hogares de temporada?
Mi padre se ríe ligeramente, pero no era una broma.
La última vez que estuve con él, vivía en un apartamento barato de una habitación en Washington y yo dormía en el sofá. ¿Ahora tiene esposa con más de un hogar?
Lo miro por un momento, dándome cuenta de por qué parece diferente. No es la edad. Es el dinero.
Nunca ha sido un hombre rico. Ni siquiera cerca. Ganaba lo suficiente para pagar la manutención de sus hijos y pagar un apartamento de una y reutilizando vasos de plástico.
Pero mirándolo ahora, es evidente que los pequeños cambios en él se deben a que tiene dinero. Un corte de pelo que pagó. Ropa de marca. Un automóvil que tiene botones en lugar de palancas.
Miro su volante y veo un gato plateado brillante que salta en el centro.
Actualizar InformaciónMi padre conduce un Jaguar[/i].
Puedo sentir mi rostro retorciéndose en una mueca, así que miro por la ventana antes de que él pueda ver la repugnancia que irradia de mí.
—¿Eres rico ahora?
Se ríe de nuevo. Lo odio. Odio escuchar a la gente reírse; es la más condescendiente de todas las risas.
—Conseguí una promoción hace un par de años, pero no el tipo de promoción que me permitiría tener casas de temporada. El divorcio de Alana la dejó con algunos bienes, pero también es dentista, así que le va bien.
Una dentista.
Esto es tan malo.
Crecí en una casa rodante con una drogadicta como madre, y ahora estoy a punto de pasar el verano en una casa en la playa con una madrastra que tiene un doctorado, lo que significa que es muy probable que su descendencia sea una niña rica malcriada. No tendré nada en común con ella.
Debería haberme quedado en Kentucky.
No conozco bien a la gente, pero soy aún peor poblando a gente que tiene dinero.
Necesito salir de este coche. Necesito un momento para mí.
Me levanto en mi asiento, tratando de ver mejor por la ventana para ver si hay otras personas fuera de sus autos. Nunca antes había estado en el océano ni en un transbordador. Mi padre vivió en Spokane la mayor parte de mi vida y no está cerca del agua, por lo que Kentucky y Washington son los únicos dos estados que he visitado hasta ahora.
—¿Puedo salir del coche?
—Sí —dice—. Hay una plataforma de observación arriba. Tenemos unos quince minutos.
—¿Vas a salir?
Sacude la cabeza y agarra su teléfono celular.
—Tengo que hacer algunas llamadas.
Salgo de su auto y miro hacia la parte trasera del transbordador, pero hay familias lanzando trozos de pan a las gaviotas que revolotean. También hay una multitud en la parte delantera del transbordador y en la plataforma de observación sobre mí, así que camino hasta perderme de vista de mi padre. No hay nadie al otro lado del barco, así que me abro paso entre los coches.
Cuando llego a la barandilla, la agarro y me inclino hacia adelante, mirando hacia el océano por primera vez en mi vida.
Si lo transparente tuviera olor, este sería.
Estoy convencida de que nunca he inhalado respiraciones más puras que las que estoy inhalando ahora. Cierro los ojos y respiro tanto como puedo. Hay algo en la salinidad del aire que se siente indulgente cuando se mezcla con el aire viciado de Kentucky que todavía se adhiere a las paredes de mis pulmones.
La brisa agita mi cabello, así que lo agarro con las manos y lo giro, luego lo aseguro con la banda elástica que he tenido en mi muñeca todo el día.
Miro hacia el oeste. El sol está a punto de ponerse y todo el cielo es remolinos de rosa, naranja y rojo. He visto la puesta de sol innumerables veces, pero nunca he visto el sol cuando está separado de mí por nada más que el océano y una pequeña franja de tierra. Parece que cuelga sobre la tierra como una llama flotante.
Es la primera puesta de sol que he sentido tan profundo en mi pecho. Siento que mis ojos comienzan a lagrimear ante la pura belleza.
¿Qué dice eso sobre mí? Todavía tengo que derramar una lágrima por mi madre, pero ¿puedo de alguna manera ahorrar una para un acto repetitivo de la naturaleza?
Sin embargo, no puedo evitar sentirme un poco conmovido por esto. El cielo se arremolina con tantos colores, es como si la tierra hubiera escrito un poema usando nubes, comunicando su agradecimiento a quienes la cuidamos.
Inspiro otra respiración profunda, queriendo recordar esta sensación y este olor y el sonido de las gaviotas para siempre. Tengo miedo de que el poder de todo esto se desvanezca cuanto más lo experimente. Siempre he sentido curiosidad por eso, si las personas que viven en la playa lo aprecian menos que las personas cuya única vista es el porche trasero de la casa de su propietario de mierda.
Miro a mi alrededor, preguntándome si la gente de este transbordador está dando por sentada esta vista. Algunos de ellos miran la puesta de sol. Muchos de ellos permanecen en sus autos.
Si estoy a punto de pasar el verano con vistas como esta, ¿empezaré a darlo por sentado?
Alguien desde la parte trasera del transbordador grita que hay delfines, y aunque me encantaría ver un delfín, me gusta aún más la idea de ir en dirección opuesta a la multitud. Todos en la parte delantera del transbordador son como insectos de junio a la luz de un porche mientras se dirigen hacia la parte trasera.
Aprovecho para trasladarme al frente del transbordador. Ahora está vacío y más apartado de los coches.
Noto una barra de pan Sunbeam medio vacía en la cubierta cerca de mis pies. Es lo que los niños han estado usando para alimentar a las gaviotas. Alguien debe haberlo dejado caer en su prisa por ir a ver a los delfines.
Mi estómago ruge tan pronto como veo el pan, recordándome que apenas he comido en las últimas veinticuatro horas. Además de una bolsa de rosquillas en el avión, no he comido nada desde mi almuerzo en el trabajo ayer, e incluso entonces, todo lo que comí fue una pequeña orden de papas fritas.
Miro a mi alrededor para asegurarme de que no hay gente alrededor, luego tomo la barra de pan. Llevo la mano al interior y saco una rebanada, luego vuelvo a poner la hogaza donde la deseché.
Me apoyo en la barandilla y parto el pan en pedazos, lentamente los enrollo y los meto en mi boca.
Siempre he comido pan de esta manera. Despacio.
Es un error, al menos en mi caso, que las personas que viven en la pobreza coman comida cuando la obtienen. Siempre lo he saboreado porque nunca supe cuándo volvería. Al crecer, cuando llegaba a la base de una barra de pan, hacía que esa rebanada durara todo el día.
Eso es algo a lo que tendré que acostumbrarme este verano, especialmente si la nueva esposa de mi padre cocina. Probablemente tengan cenas familiares juntos.
Esto va a ser muy extraño.
Es triste que sea extraño que tenga acceso regular a la comida.
Me meto otro trozo de pan en la boca y luego me doy la vuelta para ver el transbordador. Robert H. Dedman está escrito en el costado del piso superior con grandes letras blancas.
¿Un transbordador llamado Dedman? Eso no es nada reconfortante.
Varias personas han regresado al frente de la cubierta superior ahora. Los delfines deben haber desaparecido.
Mis ojos se dirigen a un chico en el piso superior que sostiene una cámara como si no significara nada para él. La correa ni siquiera está envuelta alrededor de su muñeca. Está colgando, como si tuviera cámaras de reemplazo en casa si dejara caer la suya.
La cámara me apunta directamente. Al menos eso parece.
Miro detrás de mí, pero no hay nada allí, así que no estoy segura de a qué más estaría tomando una foto.
Cuando lo miro, todavía me mira. Incluso con él en un nivel más alto que yo en este transbordador, mis mecanismos de defensa se activan de inmediato. Siempre lo hacen cuando encuentro a alguien atractivo.
En cierto modo, me recuerda a los chicos de Kentucky que regresan a la escuela después de estar en la granja todo el verano bajo el sol abrasador. Su piel está besada con un bronceado, su cabello está lleno de mechas rubias claras de los rayos del sol.
Me pregunto de qué color serán sus ojos.
No. No me extraña. No me importa. La atracción conduce a la confianza, conduce al amor, y esas son cosas de las que no quiero formar parte. Me he entrenado para apagar más rápido de lo que puedo encender. Como un interruptor, lo encuentro desagradable tan instantáneamente como lo encontré atractivo.
No puedo descifrar lo que significa la expresión de su rostro desde aquí. No sé leer muy bien a la gente de mi edad porque, sinceramente, nunca he tenido muchos amigos, pero definitivamente no sé cómo leer las expresiones de la gente rica de mi edad.
Miro mi ropa. Mi vestido de verano está arrugado y descolorido. A mis sandalias que he logrado mantener intactas durante dos años. La media rebanada de pan que queda en mi mano.
Miro de nuevo al chico con la cámara que todavía apunta en mi dirección y de repente me siento avergonzada.
¿Cuánto tiempo ha estado tomando fotos de mí?
¿Me tomó una foto robando la rebanada de pan desechado? ¿Me fotografió comiéndolo?
¿Está planeando publicar las fotos en línea con la esperanza de que se vuelvan virales como esas publicaciones desalmadas de la Gente de Walmart?
La confianza, el amor, la atracción y la decepción son solo muchas de las cosas de las que he aprendido a protegerme, pero la vergüenza es algo en lo que todavía estoy trabajando, aparentemente. Me envuelve en una ola de calor de la cabeza a los pies.
Miro nerviosamente a mi alrededor, reconociendo la mezcla de personas en este transbordador. Los vacacionistas en sus Jeeps, con chanclas y bloqueador solar. La gente de negocios todavía sentada en sus autos con sus trajes de negocios.
Y luego estoy yo. La chica que no puede pagar un coche o unas vacaciones.
No pertenezco a este transbordador, transportando estos autos lujosos llenos de personas elegantes que sostienen cámaras como si fueran tan baratas como un MoonPie.
Miro de nuevo al chico de la cámara y él todavía me mira, probablemente preguntándose qué estoy haciendo en este transbordador con toda su gente mientras uso mi ropa descolorida y luzco mi pelo desaliñado, uñas sucias y secretos desagradables.
Miro al frente y veo una puerta que conduce a un área cerrada. Me lanzo hacia la puerta y me agacho dentro. Hay un baño a mi derecha inmediata, así que me retiro y cierro la puerta detrás de mí.
Me miro en el espejo. Mi cara está sonrojada y no sé si es por la vergüenza o por este intenso calor de Texas.
Saco la goma elástica de mi cabello y trato de peinar los mechones desordenados con los dedos.
No puedo creer que me vea así y estoy a punto de conocer a la nueva familia de mi padre por primera vez. Probablemente son el tipo de mujeres que van a los salones para arreglarse el cabello y las uñas, y a los médicos para cubrir sus imperfecciones. Probablemente hablen bien y huelan a gardenia.
Estoy pastosa, sudorosa y huelo a una mezcla de moho y grasa de una freidora de McDonald's.
Tiro el resto de mi pan a la basura del baño.
Me miro al espejo, pero todo lo que veo es la versión más triste de mí misma. Quizás perder a mi madre anoche me esté afectando más de lo que quiero admitir. Tal vez mi decisión de llamar a mi padre se tomó apresuradamente, porque no quiero estar aquí.
Pero yo tampoco quiero estar ahí.
En este momento, es difícil estar.
Punto.
Me recojo el cabello, suspiro y abro la puerta del baño. Es una puerta pesada hecha de acero grueso, por lo que se cierra de golpe detrás de mí. Ni siquiera estoy a dos pasos del baño cuando me detengo porque alguien se empuja a la pared del pequeño pasillo y bloquea mi camino hacia la salida.
Me encuentro mirando a los ojos impenetrables del chico de la cámara. Me está mirando como si supiera que estaba en el baño y él está aquí con un propósito.
Ahora que estoy mucho más cerca de él, creo que estaba equivocada acerca de que él tenía mi edad. Puede que sea unos años mayor que yo. O tal vez ser rico te hace parecer mayor. Hay un aire de confianza que lo rodea y juro que huele a dinero.
Ni siquiera conozco a este chico, pero ya sé que no me gusta.
Me desagrada él tanto como el resto de ellos. Este chico piensa que está bien tomar fotos de una chica pobre durante un momento un poco vulnerable y vergonzoso, mientras sostiene su cámara como un idiota descuidado.
Intento dar un paso alrededor de él para llegar a la puerta de salida, pero él se hace a un lado y se queda frente a mí.
Sus ojos, de unos azules claros, llamativos y tristes, se desplazan por mi cara y odio que esté tan cerca de mí. Mira por encima del hombro como para asegurar nuestra privacidad, luego desliza discretamente algo en la palma de mi mano. Miro hacia abajo y veo un billete de veinte dólares doblado.
Miro el dinero, luego de vuelta a él, dándome cuenta de lo que está ofreciendo. Estamos cerca de un baño. Sabe que soy pobre.
Asume que estoy lo suficientemente desesperada como para arrastrarlo al baño y ganar los veinte dólares que acaba de deslizar en mi mano.
¿Qué hay en mí que hace que los chicos piensen esto? ¿Qué vibra estoy transmitiendo?
Me enfurece tanto que hago una bola con el dinero y se lo tiro. Apuntaba a su cara, pero es elegante y se inclina hacia fuera.
Agarro la cámara de su mano. Le doy la vuelta hasta que encuentro la ranura para la tarjeta de memoria. Lo abro y saco la tarjeta, luego le arrojo la cámara. No la atrapa. Se cae al suelo con estrépito y un trozo se rompe y vuela a mis pies.
—¿Qué demonios? —dice, inclinándose para recogerlo.
Me doy la vuelta, preparada para alejarme de él, pero me tropiezo con alguien más. Como si estar atrapada en un pequeño pasillo con un chico que me acaba de ofrecer veinte dólares por una mamada no fuera lo suficientemente malo, ahora estoy atrapada por dos chicos. Este chico nuevo no es tan alto como el chico de la cámara, pero huelen igual. Como el golf. ¿Es el golf un olor? Debería ser. Podría embotellarlo y venderlo a imbéciles como estos.
Este segundo chico lleva una camisa negra con la palabra HisPanic, pero divida en dos. His y panic. Lo cual podría interpretarse como él es pánico. Me tomo un momento para respetar la camiseta porque realmente es inteligente, pero luego intento salir del camino.
—Lo siento, Marcos —dice el chico de la cámara mientras trata de reconstruirla.
—¿Qué pasó? —pregunta el chico llamado Marcos.
Por un momento, pensé que tal vez este chico Marcos podría haber visto nuestra interacción y vino a rescatarme, pero parece más preocupado por la cámara que por mí. Me siento un poco mal por tirar la cámara ahora que sé que no pertenecía al chico que la estaba usando.
Presiono mi espalda contra la pared, con la esperanza de pasar desapercibida.
El chico que sostiene la cámara mueve una mano frívola en mi dirección.
—Me tropecé con ella accidentalmente y la dejé caer.
Marcos me mira y luego vuelve a mirarme y al imbécil de ojos azules. Hay algo en la forma en que se miran, algo tácito. Es como si se estuvieran comunicando en un lenguaje silencioso que no entiendo.
Marcos pasa a nuestro lado y abre la puerta del baño.
—Nos vemos en el coche, estamos a punto de atracar.
Me encuentro sola con el camarógrafo de nuevo, pero todo lo que quiero hacer es escapar y regresar al auto de mi padre. El chico está enfocando la cámara de Marcos, tratando de reconstruirla cuando dice—: No te estaba proponiendo. Te vi tomar el pan y pensé que te vendría bien la ayuda.
Inclino la cabeza cuando hace contacto visual conmigo, estudiando su expresión mientras busco la mentira reveladora. No sé qué es peor: él haciéndome proposiciones o él sintiendo pena por mí.
Quiero responder con algo inteligente, o cualquier cosa en realidad, pero me quedo paralizada mientras nos miramos el uno al otro. Algo en este chico me está clavando, como si su aura tuviera garras.
Hay una pesadez detrás de sus ojos reflectantes que asumí que solo la gente como yo estaba familiarizada. ¿Qué podría ser tan terrible en la vida de este tipo que me haría creer que está dañado?
Pero puedo decir que lo está. Las personas dañadas reconocen a otras personas dañadas. Es como un club al que no quieres ser miembro.
—¿Puedo recuperar mi tarjeta de memoria? —pregunta, extendiendo su mano.
No voy a devolver todas las fotos que acaba de tomarme sin mi permiso. Me agacho y recojo los veinte del suelo. Se los puse en la mano.
—Aquí tienes veinte dólares. Cómprate una nueva.
Con eso, giro y escapo por la puerta. Agarro la tarjeta de memoria en mi mano mientras camino de regreso a través de las filas de autos, hacia el de mi padre.
Me subo al asiento del pasajero y cierro la puerta silenciosamente porque mi padre está al teléfono. Suena como una llamada de negocios. Busco en el asiento trasero y deslizo la tarjeta de memoria en mi mochila. Cuando miro hacia adelante de nuevo, los dos chicos están saliendo de la sección interior del transbordador.
Marcos está en su teléfono y el otro chico está mirando a la cámara, todavía tratando de volver a armarla mientras se dirigen a un automóvil cerca del nuestro. Me hundo en mi asiento, esperando que no me vean.
Se suben a un BMW dos filas más allá, en el lado del coche de mi padre.
Mi padre finaliza su llamada telefónica y enciende el automóvil, justo cuando el transbordador comienza a atracar. Solo la mitad del sol permanece colgando en el cielo. La otra mitad es tragada por la tierra y el mar, y me gustaría que el mar pudiera hacerme lo mismo en este instante.
—Sara está muy emocionada de conocerte —dice mi padre mientras enciende el auto—. Aparte de su novio, no hay muchos clientes habituales en la península. En su mayoría son casas de vacaciones. Airbnb, Vrbo, cosas así. Hay mucha gente nueva que va y viene cada pocos días, así que es bueno que tengas un amigo.
Los coches empiezan a salir del transbordador por filas. No sé por qué, pero miro más allá de mi padre y miro al BMW que pasa a nuestro lado. El chico de la cámara está mirando por la ventana ahora.
Me pongo rígida cuando me ve en el asiento del pasajero.
Nos miramos a los ojos, y su mirada es inquebrantable cuando pasan. No me gusta que mi cuerpo responda a esa mirada, así que aparto la mirada y miro por la ventana.
—¿Cómo se llama el novio de Sara?
Todo en mí está esperando que no sea Marcos o su idiota amigo de ojos bonitos.
—Marcos.
Por supuesto que es.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  BaegWCYLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firmas14Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-HAFY-2020-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma_11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-TOH-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1_play10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1PwVFSVLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Biblio10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Giphy
berny_girl
berny_girl

Mensajes : 2842
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Yani Jue 8 Abr - 15:33

Gracias!!! Así que estos chicos van a estar muy cerquita!! Ya tengo ansiedad por leer más.

Por qué no habla con su padre??? Presiento que la madre le ha estado mintiendo, impidiendo que el padre venga a verla y robándole el dinero y cosas que le enviaba...tengo la esperanza de que el papá no sea tan malo


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  KCla5jDLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Correc12Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  YANILectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210
Yani
Yani

Mensajes : 5245
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 41

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por evanescita Jue 8 Abr - 17:43

Sin querer queriendo se esta guardando todo por lo que ha pasado, y es comprensible como puedes hablar de cosas tan personales con alguien que no conoces y que de hecho debería con solo amarte porque eres parte de él, pero bueno ya veremos que pasa con ellos, por otro lado que le paso a Sanson para que este dañado igual que Beyah.

Muchas gracias.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKAr
evanescita
evanescita

Mensajes : 1272
Fecha de inscripción : 01/06/2020

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por bruja_luna_ Jue 8 Abr - 21:55

Por dios esta niña va a explotar mal de todo lo que se guarda, a fuerza Marco es el novio de la hermanastra 

Gracias


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-amo-jones
bruja_luna_
bruja_luna_

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 24/04/2019

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Tibisay Carrasco Vie 9 Abr - 1:06

Como sera al llegar a casa con la madrastra e hija?


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  0912f310
Tibisay Carrasco
Tibisay Carrasco

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 58
Localización : Broward Florida

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por berny_girl Vie 9 Abr - 13:28

4


La casa no es tan extravagante como había temido, pero sigue siendo la casa más bonita en la que he estado.
Está frente a la playa y es de dos pisos, construida sobre pilotes como cualquier otra casa en este vecindario. Tienes que subir dos tramos de escaleras antes de llegar al primer piso.
Hago una pausa cuando llegamos a lo alto del segundo tramo de escalones antes de seguir a mi padre a su casa para conocer a su nueva familia.
Contemplo la vista por un momento. Es como una pared de océano y playa frente a nosotros hasta donde puedo ver. El agua parece viva. Agitada. Palpitante. Es magnífica y aterradora.
Me pregunto si mi madre vio el océano antes de morir. Nació y se crió en Kentucky, en la misma ciudad en la que murió anoche. No recuerdo haber escuchado historias de viajes que hiciera, ni haber visto fotos de las vacaciones de mi infancia. Eso me entristece por ella. No me di cuenta de lo que significaría para mí ver el océano, pero ahora que lo he visto, quiero que todos los seres humanos de la tierra lo experimenten.
Ver el océano en persona se siente casi tan importante como tener comida y refugio. No parece descabellado creer que debería existir una organización benéfica con el único propósito de permitir que las personas se puedan permitir un viaje a la playa. Debería ser un derecho humano básico. Una necesidad. Es como años de terapia, enrollados en una vista.
—¿Beyah?
Aparto la mirada de la playa y miro hacia una mujer que está parada en la sala de estar. Ella es exactamente como la imaginé. Brillante, como una paleta, con dientes blancos, uñas pintadas de color rosa y cabello rubio que parece caro.
Gimo, pero no estaba destinada a ser escuchada por nadie. Creo que tal vez salió más fuerte de lo que esperaba porque inclina la cabeza. Ella sonríe de todos modos.
Vine preparada para evitar abrazos, así que sostengo mi pintura de la Madre Teresa y mi mochila contra mi pecho como barrera.
—Hola.
Entro a la casa. Huele a lino fresco y... tocino. Qué combinación más extraña, pero incluso una combinación de lino/tocino es un cambio agradable del moho y el humo del cigarrillo al que siempre olía nuestro remolque.
Alana parece confundida en cuanto a cómo saludarme, ya que realmente no puede abrazarme. Mi padre arroja sus llaves sobre una repisa sobre una chimenea y dice—: ¿Dónde está Sara?
—¡Llegando!
Una voz fabricada de tono alto se acompaña del sonido de pies rebotando en las escaleras. Aparece una versión más joven de Alana, con una sonrisa con los dientes de alguna manera más blancos que los de su madre. Ella hace esta cosa en la que salta, aplaude y suelta un chillido, y es honestamente aterrador.
Se apresura a cruzar la habitación y dice—: Dios mío, eres tan bonita. — Toma mi mano y dice—: Vamos, te mostraré tu habitación.
Ni siquiera me da tiempo para objetar. La sigo detrás de ella y su cola de caballo. Lleva unos pantalones cortos de mezclilla y un bikini negro, pero sin camisa. Huele a aceite de coco.
—¡La cena es en media hora! —grita Alana desde abajo.
Sara me suelta la mano y abre una puerta cuando llegamos al último piso.
Miro alrededor de mi nuevo dormitorio. Las paredes están pintadas de un azul relajante, casi del mismo color que los ojos del chico del ferry. La colcha es blanca, con un pulpo azul gigante encima.
La cama está perfectamente hecha con una ofensiva cantidad de almohadas.
Todo huele y parece demasiado limpio para tocarlo, pero Sara se deja caer en la cama y me observa mientras observo la habitación. Es tres veces el tamaño de la habitación en la que crecí.
—Mi habitación está al otro lado del pasillo —dice Sara, señalando la puerta por la que acabamos de entrar. Luego lanza una mano hacia dos puertas que se abren a un balcón con una vista despejada de la playa—. Esta habitación tiene la mejor vista de toda la casa.
Debe haber algo mal en él si tiene la mejor vista, pero nadie elige quedarse en esta habitación. Tal vez la playa es demasiado ruidosa y activa por las mañanas y esta habitación siente la peor parte.
Sara salta de la cama y abre una puerta, luego enciende la luz del baño.
—No hay bañera, pero la ducha es agradable. —Abre otra puerta—. Este es el vestidor. Algunas de mis cosas están ahí, pero las sacaré esta semana.
Cierra la puerta.
Camina hacia la cómoda y abre el cajón inferior. Está lleno de cosas.
—Cajón de basura, pero los otros tres cajones están libres. —La cierra y vuelve a sentarse en la cama—. ¿Entonces? ¿Te gusta?
Asiento con la cabeza.
—Bien. No sé en qué tipo de casa vives ahora, pero esperaba que no tuvieras que bajar de categoría. —Llega a la mesa de noche junto a la cama y agarra un control remoto—. Todas las habitaciones tienen de todo. Netflix, Hulu, Prime. Puedes usar nuestras cuentas, están todas listas para usar.
No tiene idea de que le está diciendo esto a una chica que ni siquiera ha tenido un televisor. No me he movido ni hablado desde que entramos en la habitación. Ella está haciendo lo suficiente por las dos, pero me las arreglo para murmurar—: Gracias.
—¿Por cuánto tiempo estás aquí? —pregunta.
—No estoy segura. Por el verano, tal vez.
—¡Oh guau! Increíble.
Aprieto mis labios y asiento.
—Sí. Increíble.
Sara no capta el sarcasmo. Ella sonríe, o tal vez todavía está sonriendo. No estoy segura de que alguna vez se detuviera.
—Puedes moverte, lo sabes. Deja tus cosas.
Me acerco a la cómoda y coloco la bolsa de plástico encima. Luego, tiro mi mochila al suelo.
—¿Dónde está el resto de tus cosas? —pregunta ella.
—El aeropuerto perdió mi equipaje.
—Oh, Dios —dice, demasiado empática—. Déjame traerte algo de ropa hasta que podamos llegar a una tienda. Salta de la cama y sale de la habitación.
No puedo decir si la sonrisa en su rostro es genuina. Me tiene aún más nerviosa que antes de conocerla. Confiaría más en ella si fuera distante, o incluso Una perra.
Se siente un poco como las chicas de mi escuela secundaria. Las llamo chicas del vestuario. Son agradables en la cancha, frente al entrenador. Pero en el vestuario es una historia diferente.
No sé si estamos en la cancha o en el vestuario en este momento.
—¿Qué tamaño tienes? —grita desde el otro lado del pasillo.
Me acerco a la puerta y la veo hurgando en una cómoda del otro dormitorio.
—¿Un dos, creo? ¿Quizás un cuatro?
La veo hacer una pausa por un momento. Ella me mira al otro lado del pasillo y asiente con fuerza, como si mi respuesta la molestara de alguna manera.
Ser tan delgada como yo no es algo por lo que luché. Ha sido una batalla constante tratar de consumir suficientes calorías para mantener la energía que necesito para el voleibol, sin tener tanto acceso a los alimentos como la mayoría de las personas. Espero que antes del final del verano, pueda ganar el peso que tanto necesito.
—Bueno, yo no soy un cuatro —dice Sara, caminando de regreso a mi habitación—. En realidad, triplica eso. Pero aquí hay algunas camisas y dos vestidos de verano. —Me entrega la pila de ropa—. Estoy segura de que te quedarán holgadas, pero funcionarán hasta que obtengas tus cosas de la
aerolínea.
—Gracias.
—¿Estás a dieta? —pregunta, mirándome de arriba abajo—. ¿O siempre has sido así de delgada?
No sé si es un comentario ambiguo. Tal vez sea porque no tiene idea de por qué soy tan delgada, así que se siente como un insulto. Niego un poco con la cabeza, necesitando que esta conversación termine. Quiero ducharme y cambiarme y estar sola un rato. No ha dejado de hablar desde que la conocí.
Ella no se va. Camina hacia la cama y se sienta de nuevo, esta vez cayendo de lado y apoyando la cabeza en la mano.
—¿Tienes novio?
—No.
Llevo la ropa hasta el armario.
—Oh Dios. Hay un chico que creo que te gustará. Samson. Vive al lado.
Quiero decirle que no se moleste, que los hombres son escoria, pero probablemente ella no ha tenido el mismo tipo de interacciones con los chicos que yo. Dakota no le ofrecería dinero a una chica como Sara. Simplemente le coquetearía gratis.
Sara vuelve a saltar de la cama y cruza la habitación hasta la otra pared de cortinas. Ella abre una.
—Esa es la casa de Samson —dice, señalando por la ventana—. Es súper rico. Su padre está en el negocio del petróleo o algo así. —Presiona la frente contra el cristal—. Oh, Dios mío, ven aquí.
Camino hacia donde ella está parada y miro por la ventana. La casa de Samson es incluso más grande que en la que estamos nosotros. Hay una luz encendida en su casa, en la cocina. Sara apunta hacia esa parte de su casa.
—Mira. Tiene una chica ahí.
Hay un chico parado entre las piernas de una chica que está sentada en la isla de su cocina. Se están besando. Cuando se separan, aspiro un jadeo silencioso.
Samson es el idiota de ojos azules. Samson es el mismo chico que intentó pagarme veinte dólares para que me uniera a él en el baño del transbordador.
Asqueroso.
Pero algo impresionante. Trabaja rápido. Estaba en el mismo transbordador en el que yo estaba, lo que significa que acaba de llegar a casa hace diez minutos. Me pregunto si le ofreció veinte dólares a esa chica.
—¿Ese es el chico con el que quieres tenderme una trampa? —pregunto mientras vemos su lengua explorar el cuello de otra chica.
—Sí —dice Sara, con total naturalidad.
—Parece que se lo llevaron.
Sara se ríe.
—No, no lo hicieron. Ella se irá pronto. Samson solo se besa con las chicas que están aquí un fin de semana.
—Suena terrible.
—Es el típico niño rico mimado.
La miro confundida.
—¿Pero quieres tenderme una trampa con él?
—Es lindo —dice Sara encogiéndose de hombros—. Y es amigo de mi novio. Sería genial si nos uniéramos todos. Hacemos cosas juntos. A veces, Samson se siente como una tercera rueda.
Niego con la cabeza y me alejo de la ventana.
—No estoy interesada.
—Sí, dijo lo mismo cuando le dije que podrías estar aquí durante el verano. Pero podrías cambiar de opinión después de conocerlo.
Lo he conocido. Y todavía no me interesa.
—Lo último que necesito ahora es un novio.
—Oh Dios. No —dice Sara—. No estaba diciendo que debieras salir con él así. Solo quiero decir... ya sabes. Amor de verano, pero lo que sea. Lo entiendo.
Suspira, como si eso la entristeciera.
Solo estoy esperando que se vaya para poder tener algo de privacidad. Ella me mira fijamente por un momento, y puedo ver su mente tratando de pensar en otra pregunta, o cualquier otra cosa que decir.
—Mi mamá y tu papá no serán muy estrictos ya que estamos fuera de la escuela secundaria. Solo quieren saber dónde estamos en todo momento, que es básicamente en el patio delantero, en la playa. Hacemos un fuego todas las noches y pasamos el rato.
Se me acaba de ocurrir que esta chica conoce el estilo de crianza de mi padre mejor que yo. No había pensado en eso antes de este momento. Sé que su nombre es Brian, su pierna no está rota y es un planificador financiero. Eso es todo.
—¿A dónde quieres ir a comprar cosas nuevas mañana? Tendremos que ir a Houston, todo lo que realmente tienen aquí es un Walmart.
—Walmart está bien.
Sara se ríe, pero cuando ve que no estoy riendo, se muerde el labio para detener su sonrisa.
—Oh. Hablabas en serio.
Sara se aclara la garganta, luciendo muy incómoda ahora, y este podría ser el momento en que se dé cuenta de que no somos nada iguales.
No sé cómo voy a aguantar todo un verano con una chica que piensa que Walmart es ridículo. He comprado en tiendas de segunda mano y ventas de garaje toda mi vida. Walmart es un paso adelante para mí.
Siento que estoy a punto de llorar y no sé por qué.
Puedo sentir las lágrimas viniendo. De repente extraño mi antigua casa, a mi mamá adicta y mi refrigerador vacío. Incluso extraño el olor de sus cigarrillos y nunca pensé que eso pasaría. Al menos ese olor era auténtico.
Esta habitación huele rico, sofisticado y confortable. Huele a fraude.
Señalo hacia el baño.
—Creo que me voy a duchar ahora.
Sara mira el baño y luego a mí. Se da cuenta de que esa es su señal para irse.
—Trata de darte prisa porque a mamá le gusta cenar en familia los fines de semana.
Pone los ojos en blanco cuando dice familia, luego cierra la puerta de mi dormitorio.
Estoy en el centro de esta habitación desconocida, sintiéndome más que un poco abrumada.
No estoy segura de haberme sentido más sola que ahora. Al menos cuando estaba en la casa con mi madre, sentí que encajaba allí. Pertenecíamos allí juntos, sin importar cuán disparejos fuéramos. Aprendimos a navegar y tejer nuestras vidas alrededor del otro, y en esta casa, no estoy segura de poder entretejer invisiblemente a ninguna de estas personas. Son como paredes de ladrillo con las que me voy a estrellar a cada paso.
Se siente claustrofóbico.
Me acerco a las puertas del balcón, abro una de ellas y salgo. Tan pronto como la brisa golpea mi cara, empiezo a llorar. Ni siquiera es un llanto discreto. Es un sollozo retrasado de casi veinticuatro horas.
Presiono mis codos contra la barandilla y me cubro la cara con las manos, tratando de reprimirlo antes de que Sara decida volver a mi habitación. O peor, mi padre.
Nada funciona. Solo sigo llorando. Probablemente pasan cinco minutos mientras me paro y miro el agua a través de una visión borrosa y llena de lágrimas mientras sollozo.
Necesito contarle a mi padre lo que pasó anoche.
Inhalo varias veces y me limpio los ojos, reuniendo cada gramo de resolución en mí para recuperar el control de mis emociones. Con el tiempo, me limpio suficientes lágrimas de los ojos para poder apreciar la vista del océano bajo la luz de la luna.
La chica a la que Samson estaba besando en su cocina acaba de cruzar la duna de arena entre las dos casas. Ella se une a una multitud de personas reunidas alrededor de un fuego. Todos son jóvenes, probablemente en la adolescencia y principios de los veinte. Probablemente todos sean ricos,
despreocupados y confiados. Esto es probablemente lo que hace Sara todas las noches, y probablemente esos sean sus amigos.
Más personas con las que no tengo nada en común.
No quiero que nadie me vea aquí arriba llorando, así que giro para volver a mi habitación.
Me paralizo.
Samson está solo en el balcón de al lado. Me está mirando con una expresión ilegible.
Lo miro por dos segundos y luego entro al dormitorio y cierro la puerta.
Primero, me ve comiendo pan en la cubierta de un transbordador. Luego me ofrece dinero y todavía no estoy seguro de sus motivos detrás de esa oferta. Luego descubro que es mi nuevo vecino durante el verano.
Y ahora ha sido testigo del primer colapso que he tenido en años.
Excelente.
A la mierda este verano.
Que se joda esta gente.
A la mierda todo el estado actual de mi vida.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  BaegWCYLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firmas14Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-HAFY-2020-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma_11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-TOH-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1_play10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1PwVFSVLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Biblio10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Giphy
berny_girl
berny_girl

Mensajes : 2842
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Yani Vie 9 Abr - 16:20

Solo un capítulo hoy??? Es más fuerte que yo, no puedo aguantar  Rolling Eyes
Quiero que Beyah empiece a cambiar de actitud, la familia del papá no parecen malas personas y si ella no habla no pueden saber qué le pasa.


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  KCla5jDLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Correc12Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  YANILectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210
Yani
Yani

Mensajes : 5245
Fecha de inscripción : 14/02/2015
Edad : 41

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por berny_girl Vie 9 Abr - 17:12

Estoy intercalando la cantidad de capítulos, pero si todas están de acuerdo voy publicando 2 0 3 capítulos diarios... por mi no hay problema... 
Ustedes dicen... eso si que con 3 capítulos terminaremos mucho antes de lo previsto. 


Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  BaegWCYLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bKArLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma210Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firmas14Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  New_pr10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-HAFY-2020-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Mosb11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma_11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Firma-TOH-BQLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1_play10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  1PwVFSVLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Biblio10Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Giphy
berny_girl
berny_girl

Mensajes : 2842
Fecha de inscripción : 10/06/2014
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Maga Vie 9 Abr - 19:49

@berny_girl escribió:Estoy intercalando la cantidad de capítulos, pero si todas están de acuerdo voy publicando 2 0 3 capítulos diarios... por mi no hay problema... 
Ustedes dicen... eso si que con 3 capítulos terminaremos mucho antes de lo previsto. 
Si, no hay problemas.


Nueva Lectura en el Club BQ
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3adPbLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  3bdwh
Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  23mtugzLectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Moddes11Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Lector10
Maga
Maga

Mensajes : 3549
Fecha de inscripción : 26/01/2016
Edad : 34
Localización : en mi mundo

Volver arriba Ir abajo

Lectura #3-2021  Heart Bones -Colleen Hoover  Empty Re: Lectura #3-2021 Heart Bones -Colleen Hoover

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.